Cool Kids

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 29: Rasec.

Vi mi pecho y esa especie de lanza blanca, Estaba roja teñida con sangre. Mi sangre. Me había atravesado por completo.

Samantha me veía con extremo horror quiso acercarse a mí, pero las redes blancas cayeron sobre todos.

Iris – GooGoo Dolls

Josh trataba de retroceder el tiempo. Pero no pudo hacerlo. Ese material blanco se lo impedía.

Estiré mi mano en dirección a Samantha y ella cogió mi mano, tras el pesado material. Sus ojos estaban llenos de lágrimas.

<Luchen por liberarse> fue lo último que les dije antes de cerrar mis ojos. Le transmití mis memorias a todos, como una despedida. Sabía que esto estaba terminando y yo me estaba yendo.

 

Nick:

La expresión de horror que Samantha mostró cuando esa lanza blanca atravesó a Rasec fue tan profunda como el dolor que sentimos todos nosotros, al verlo partir de este mundo.

De pronto, mi amigo, mi mejor amigo y hermano de otra madre; se había ido. Y no habíamos podido hacer nada para evitarlo.

Estaba allí, fuera de la red que nos cubría e inutilizaba el don de Josh.

Busqué a Victoria que hasta ese momento se encontraba a mi lado. Tenía algunas heridas por las caídas que había sufrido.

Ella observaba todo con el mismo horror que todos. Entonces ella tocó la red y desapareció junto con ella. Pronto, todos nos vimos libres de ese peso.

Samantha fue la primera en brillar. Desapareció y apareció detrás de Jake con la misma lanza que Rasec había tenido en la espalda, hacía unos momentos.

Gritó muy fuerte:

- ¡Por nuestra libertad!

Ella enterró la lanza en la nuca de Jake, con tanto coraje, que pronto, él, quedó tirado en el piso. Samantha no dejaba de gritar mientras aparecía y desaparecía detrás de los cazadores llevándose a algunos de ellos.

Todos nos levantamos y corrimos con el mismo coraje que Samantha. Nuestro amigo y hermano, estaba sin vida por defender nuestra libertad. Debíamos defenderla a como de lugar.

Nayra no dejaba de lanzarnos fuego con sus pies y sus manos, mientras luchábamos contra ella.

La madre de Josh, se acercó a uno de los cazadores, tocó el chaleco blanco y lo convirtió en acero puro. Me acerqué a ese y lo empujé al mar con una patada.

Busqué a Victoria con la mirada. Ella estaba allí, muy cerca de Nayra.

Victoria se encontraba de espaldas al acantilado. Detrás de ella, había un árbol que había crecido torcido mirando hacia el mar.

Corrí hacia ella, pero pronto, un golpe de unos de los cazadores, me detuvo.

Tayly lo sacó de encima de mí, se lo llevó volando y lo soltó desde una gran altura, hacia el mar. Dudo mucho que haya sobrevivido.

Mae hizo que otro cazador cayera por el sonido en su mente.

Luego Marco hundió su puño en él y lo lanzó al mar.

El padre de Josh golpeó a otro de los cazadores que luego fue llevado por Tayly hacia el mar.

Corrí tras Nayra. Que estaba frente a Victoria, haciéndola retroceder hacia ese acantilado.

 

Victoria:

- ¡Ahora no tienes escapatoria, bonita! – Nayra se reía frente a mí.

Josh luchaba contra Iric, Samantha contra el hombre calvo, que no dejaba de golpearla, hasta que Marco fue a rescatarla y lo golpeó.

Nick estaba del otro lado, pero venía corriendo hacia donde Nayra, me tenía acorralada. Pero pronto vi como Seth corría también en dirección a Nick.

Según Josh, Nayra había sido la que había matado a la mayor parte de las personas con dones, que ellos encontraban. Mucha sangre inocente había corrido por sus manos.

Nayra encendió fuego alrededor nuestro, la única escapatoria era lanzarme hacia ese árbol, pero probablemente Nayra lo incendiaría.

Nick vino en mi rescate, pero Seth lo golpeó, entonces Nayra volteó hacia él, e intentó lanzarle fuego.

Yo la pateé en la espalda, y ella cayó al piso. Me miró con odio y de levantó. Nick tenía agarrado a Seth con una llave en el cuello. Listo para quebrárselo.

- ¡Nayra, déjala o mataré a tu hijo! – gritó Nick.

Nayra volteó a verlo y por un segundo dudó. Pero Seth le gritó:

- ¡Hazlo! ¡Quémala, mamá! – gritó Seth mientras golpeó a Nick en el estómago.

Nayra al ver esto, se acercó a mí, lanzó un golpe en dirección mía, uno con fuego. Pude sentir el calor tan cercano a mí.

- Vas a morir, igual que todos tus amiguitos niña! – gritó.

Brillé y su puño me atravesó sin hacerme ningún daño. Ella no podía verme. Y quiso ir donde estaba Nick luchando con Seth, Pero volví a aparecer y la sostuve de las dos manos. Y brillé nuevamente y desaparecí, pero esta vez con ella.

Side – Travis

Las dos éramos ahora invisibles. Ella trató de lanzarme fuego, pero este no salía. Yo tenía sus manos bien sujetas de las muñecas.



Josemaría Yalán

#13402 en Novela romántica
#4752 en Joven Adulto

En el texto hay: amor

Editado: 16.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar