Corazón

Tamaño de fuente: - +

Beso

Aria

"Él no tiene ningún derecho a hablarte de esa manera, no importa si esta guapo o no", me encuentro de nuevo en la casa de mis padres y mi mejor amiga Isabel ha venido a verme, le conté todo lo que pasó en casa de Adeline y en el hospital, al terminar de hablar ella se quedó con la boca abierta y luego mostró su enojo agarrando una de mis almohadas para golpearla y decir muchas cosas no aptas para niños. "Quisiera que esta almohada fuera su cara", "yo también", "Ari, no te pongas triste", "puede sonar tonto porque apenas lo conozco pero me dolieron sus palabras", "¿te gustó él verdad?", yo no digo nada, solo asiento,  "soy una tonta", "no digas eso amiga, eres la chica más inteligente que conozco y que te atraiga alguien es algo que no puedes evitar, no puedes elegir quien te gusta o quien no", ambas sabemos que no sólo se refiere a Soren, pero le agradezco que no saque a flote las cosas de mi pasado en este momento, sabe que me duele mucho recordar, "gracias Isa, no se que haría sin ti", "seguramente nada, pero ven seca esas lágrimas y mejor cuentame sobre Alex", y así la pasamos hablando de chicos hasta que mi madre nos llama para bajar a comer.

Por la tarde hago los ejercicios que me recomendaron hacer diario y luego subo de nuevo a mi habitación para descansar, tener un corazón nuevo es muy agotador, solo espero que no me vuela a pasar lo de ayer, fue horrible.

************

Soren

"Eh primo, ¿estás ahí?, tierra llamando a Soren", veo como la mano de mi primo se agita frente a mi rostro sacándome de mis pensamientos, "si, sigueme contando sobre la chica que conociste anoche", digo acomodándome en mi silla, Joel vino muy temprano a mi oficina para contarme que había conocido a una chica estupenda ayer por la noche en un bar. "Hace rato que dejé de hablarte de ella", "¿a si?", "si, ¿en que piensas? O mejor dicho ¿en quien?", " en nada, solo unas cosas de la empresa", "si claro, ¿no estarás pensando en Aria?", "no, para nada", me levanto de mi silla para evitar su mirada y me dirijo hacia el ventanal porque si estaba pensando en ella, "claro que si, te conozco, ¿te gustó?", "¡no!, ella no es nadie para mi", "tranquilo, pero ¿estas seguro de lo que has dicho?", no contesto y esa es la señal para él que le hace saber que ya no quiero seguir hablando de ese tema, "ya me tengo que ir, pero hablamos después", "claro", respondo sin voltear a verlo y segundos después escucho la puerta cerrarse. 

¿Habrá salido Aria del hospital?, ¿o seguirá con ese tal ciru?, ¿y eso que mas te da Soren?, ¡deja de pensar en ella, barajó!, en verdad tengo una lucha en mi interior, tengo sentimientos muy contradictorios.

"Hola primo", volteo a ver a Kristen, a quien no escuche entrar, "hola, hace un momento estuvo aquí tu hermano", " lo se, me topé con el en la recepción", ella se sienta en una de las sillas frente a mi escritorio y yo me vuelvo a sentar en la mía, "¿como estás luego de lo de ayer?", "bien", "no entiendo por qué llegó esa moscamuerta a la casa de mis tíos, digo, con una simple llamada a mi tía hubiera bastado si lo que quería era agradecer, seguramente es una oportunista que busca el dinero de mis tíos y....", "¡basta Kristen!, no hables así, no la conoces", "¿y tu si primo?, te recuerdo que ella tiene algo que lo le pertenece, por ella Blake ya no está con nosotros, a él no le gustaría saber que un desconocido tiene su corazón", mi prima tiene razón, yo no la conozco y tiene que pagar por la muerte de mi hermano. Pero para eso necesito acercarme a ella.

Al llegar a mi departamento por la noche, me pongo a pensar en la manera de acercarme a Aria, pero la tengo difícil, no conozco dónde vive, si estudia o trabaja, nada, solamente sé su nombre de pila y en el hospital estoy seguro de que no me daran sus datos. Solamente me queda preguntarle a mi madre si tiene su numero así que agarro mi celular y le marco, "hola mamá", "hola hijo, antes de que digas algo más, dime de una vez para qué me llamaste", "¿uno| no puede simplemente llamar a su madre para saber cómo está?", "los hijos normales si, pero conociendote estoy segura de que mme llamaste solo para pedirme algo, asi que dime", suelto un suspiro, esta mujer en verdad me conoce demasiado bien, pero no podia esperar menos de la persona que me dio la vida, "¿tienes el número de Aria?", "si, lo tengo, pero ¿para qué lo quieres?", "¿me lo puedes dar por favor?", "no si no me dices para qué lo quieres, despues de lo de ayer tengo que estar segura de que no es para lastimarla de nuevo", como dije, esta mujer si que me conoce demasiado bien, "solo le quiero pedir disculpas", "aja", "¿no confias en mi, madre?", "¿en verdad quires la respuesta?", "me la acabas de dar, pero en serio, solo quiero disculparme con ella, quiero...", no quiero decir lo siguiente porque mi madre se hará ilusiones, "quiero conocerla mejor". "¡ay!, ¡por fin!, creo que mi deseo de tener nietos se hará realidad pronto", casi puedo jurar que esta bailando de felicidad en estos momentos, "alto ahí mamá, dije que quiero conocerla mejor, no que le voy a pedir matrimonio", "ya, ya, por algo se empieza, solo dame un momento para buscarlo", "está bien", unos minutos después vuele a hablar y anoto el numero de Aria y me despido de ella.



Eilsel Martz

#2482 en Novela romántica

En el texto hay: celos, amor, odio dolor

Editado: 25.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar