Corazones solitarios

Tamaño de fuente: - +

1.Favor

Bueno, llego un poco tarde, pero no tanto. Hoy era mi día de descanso, pero todo sea por Ari. Cubro con mi mano un bostezo y le pago al conductor cuando me deja en el lugar. Es un poco tarde, pero puedo soportar una hora más con esto antes de volver al departamento para descansar. Saludo al guardia con una sonrisa y me encuentro con Chloé que está anotando cosas en una carpeta y habla con otras dos mujeres. Bostezo y me acerco a ella con una media sonrisa. Chloé es muy bonita y energizante. Es tan hiperactiva como Ari para organizar fiestas, es entendible que se lleven tan bien.

 

Así que cuando la rubia fija sus ojos en mí yo no sé en cuál de sus ojos concentrarme. Ella tiene heterocromía y uno de sus ojos azules tiene una mancha marrón. Es desconcertantemente atrayente. Pero intento no mirarla fijamente, ella me cae bien. Es amable, paciente y cálida. No puedo decir que somos completamente amigas como lo son Ari, pero ella es más que conocida.

 

—¡Chloé! Hace tanto no te veía —acepto su abrazo con una sonrisa. Ella es unos centímetros más baja que yo, pero tiene muy buen cuerpo.

 

—Desde año nuevo ¿no? —Asiento mientras ella me recorre con la mirada—. Te ves algo cansada, ¿quieres un café antes de comenzar la degustación?

 

—La verdad es que me vendría muy bien —Sonríe y luego su mirada se desvía unos segundos hacia la puerta—. Ari dijo que alguien más iba a acompañarme con la degustación. ¿Sabes si llegó y quién es?

 

—Hola, preciosa.

 

Volteo a ver al hombre que sonríe a mi lado. Tiene un leve acento que no identifico bien de dónde es. Es alto, creo que estará por el metro ochenta. Sus ojos son marrones claros y su cabello castaño tiene ondas. Piel clara y nariz recta. Labios finos y cejas pobladas. Y estoy completamente segura de que nunca en la vida lo he visto. Me recorre con la mirada y una gran sonrisa se planta en sus labios.

 

—No sabía que las chefs estaban tan buenas.

 

Alzo mis cejas sorprendida por su comentario. Totalmente desubicado. Sus ojos no dejan de recorrerme y voy a golpearlo si sigue haciéndolo.

 

—¿Y tú quién demonios eres?

 

Su sonrisa ladeada crece y puede que tenga su atractivo, pero su personalidad le está quitando todo lo lindo.

 

—Dylan Eriksen. Reconocido modelo y protagonista de tus sueños eróticos —dice besando mi mejilla con lentitud. ¡Patético! Espero que todo esto sea sólo una broma. De reojo veo a Chloé juntar sus labios para no reír—. Ariadne me pidió que degustara contigo —El maldito tono que usa es con doble sentido. ¿Acaso cree que con su presencia y decir esas estúpidas frases va a conseguir acostarse conmigo? ¡Ariadne quiero matarte!

 

—Chloé, te sigo —murmuro dirigiéndome a la rubia que asiente con una sonrisa antes de caminar—. ¿Al menos sabes algo de comida? —pregunto al castaño que camina a mi lado y aún puedo percibir su mirada en mí.

 

—Me gustan las cosas buenas —Ruedo los ojos ante su estúpido coqueteo. Se aclara la garganta y se acerca más a mí. Bueno, creo que podría romperle la nariz si llega a pasarse. Pero trataré de comportarme y mantener la compostura—. ¿Cómo te llamas?

 

—Katerine —respondo seca y Chloé nos deja en una mesa. Una moza nos deja una taza de café a ambos y sonrío en agradecimiento antes de beber un sorbo. El café me despertará un poco. La rubia desaparece y supongo que es porque debe hablar con el chef. Espero que esto no se demore demasiado porque podría dormirme sentada.

 

—¿Y tienes novio, Katerine?

 

Ruedo los ojos e intento no mirarlo. Yo no quería ninguna maldita compañía para esto. Ahora tendré que soportarlo por largo rato.

 

—No —murmuro bebiendo de mi taza de café de nuevo y siento su sonrisa—. Tampoco te ilusiones. No eres mi tipo y no me gustas para nada. Así que no eres un candidato para mí.

 

Me mira sorprendido y sonrío con burla. Yo también puedo ser bastante directa. Tampoco es como si fuera a quedarme callada porque me desagrada. Se ríe y eso me desconcierta un poco.



Poupée

#13077 en Novela romántica
#2143 en Chick lit

En el texto hay: desilusiones, amor, corazonesrotos

Editado: 02.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar