Corazones solitarios

Tamaño de fuente: - +

9.Coqueteo

Bajo del escenario y tomo la primera copa de champagne que veo para tomar un sorbo. Dylan besa tan malditamente bien. Parece que no tiene suficiente con estar bueno, no, él tiene que besar increíble y agradarme. Bufo escuchando de fondo la presentación de Ari y siento a Dylan cerca de mí.

 

—Cantas bonito —Sonríe y bebo un poco más de mi copa—. Además de chef también eres buena cantante. Cada vez te vuelves más interesante.

 

—Apuesto a que no soy la única —murmuro bebiendo otro poco y mirando a los lados evitando su mirada.

 

—¿Puedes decirme qué es lo que sucede? —pide y lo miro a los ojos sopesando la idea hablar sobre ello, pero no lo hago. Él sabe muy bien lo que hace, no me gusta para nada este papel de inocente que finge—. Kate…

 

—Katerine —corrijo frunciendo el ceño en su dirección.

 

Entrecierra los ojos y me mira por largos segundos, no aparto la mirada.

 

—¿Ahora vuelves a ser la Katerine odiosa de aquella vez? —pregunta cruzándose de brazos y su ceño se frunce—. Creí que querías probar cosas nuevas y que me estabas dando una segunda oportunidad, Katerine.

 

—No doy terceras oportunidades —Llevo mis manos a sus caderas y lo miro fijamente. Odio que sea tan caliente y tan mujeriego. Por hombres como él es que no doy segundas oportunidades.

 

—¿Qué se supone que significa eso? —masculla acercándose unos pasos más a mí—. No he desperdiciado la oportunidad de la segunda cita.

 

—Hipócrita —murmuro negando con mi cabeza antes de acabar el trago e irme. No quiero verle la cara.

 

 

 

Intento evitar a Dylan por un largo rato y consigo perderlo un par de veces, pero se mantiene cerca. El imbécil de Jordan aparece y arma todo un maldito teatro a Ari. Por fortuna, mi mejor amiga supo manejar bien la situación y aunque todos nos contuvimos de entrometernos, agradecí que Ashton se acercara para darle apoyo en silencio y que Dylan y Kyle echaran a Jordan con unas advertencias. Una vez más ha hecho llorar a Ari, pero sé que no todo está perdido porque pide hablar con Ashton a solas y luego de escuchar su conversación puedo saber que todavía me queda mucho de ellos para ver.

 

Bailo con las chicas, como varias cosas y cuando salgo del baño veo a Dylan hablando con una camarera que lleva bebidas. Le sonríe y la chica se ríe bastante. Me acerco disimuladamente y parecen no notarme.

 

—Eres realmente bonita, no dudo de que lo consigas.

 

—¿Así como también tu número? —pregunta la chica con un guiño que hace reír a Dylan.

 

Bufo y paso por en medio de ambos para separarlos, pero no me detengo. Voy hacia la pista y bailo hasta que alguien tira de mi brazo y mi sonrisa se borra al ver que se trata de él. Una vez más soy capaz de ver su expresión confundida y su ceño fruncido. Me suelto de su agarre con brusquedad y lo miro furiosa. Imbécil. Debería dejarme en paz de una maldita vez, de todas formas, ya tiene a otra para tener sexo. No me necesita.

 

—¿Qué demonios sucede, Kate? —pregunta acercándose más a mí y no creo poder quedarme callada en esta ocasión—. No me conformaré con tus evasivas, respóndeme.

 

—¿En serio no lo sabes, Dylan? —increpo con los dientes apretados—. Porque yo creo que tú sabes muy bien lo que haces.

 

—¿De qué mierda hablas? ¡Sé clara!

 

—¡Eres un mujeriego! —exclamo sin contenerme y él me frunce el ceño—. Desde que nos conocimos me coqueteaste solo para sexo, luego fuiste agradable, pero en esa cita del cine —Niego con mi cabeza recordando esa noche—. Esa asquerosa cita en que la película fue horrible y malditamente te conté cosas sobre mí, tú simplemente te burlaste.

 

—No es mi culpa que la película fuera horrible —aclara con la mandíbula tensa—. En ningún maldito momento de me burlé de las cosas que me contaste y lo sabes.



Poupée

#12941 en Novela romántica
#2111 en Chick lit

En el texto hay: desilusiones, amor, corazonesrotos

Editado: 02.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar