Corrupcion

Tamaño de fuente: - +

capitulo 14

Capitulo 14

“La F.A.A.D”

La voz de un soldado anónimo se escucha: “Mucha gente nos detesta…otras nos adora: Por que hemos protegido la ciudad desde hace muchos años de la opresión y la malicia que tienen las personas con poderes que la mayoría no tiene…y los que nos odian: Son personas que han sido victimas de nuestra propia opresión y crueldad. No todos somos malas personas…sólo hacemos esto por que se nos ordena. Otros lo hacen por la adrenalina de hacer lo que se les de la gana. Otros lo hacemos por que es lo correcto. Otros lo hacemos por que no tenemos otra opción, por que si no, mataran a nuestros seres queridos. Otros lo hacemos para poder hacer un mundo mejor. Otros lo hacen por que están locos. Pero a pesar de que el mundo que conocíamos, ya no es el mismo…que vivimos en un mundo donde hacen sufrir a los demás para propio beneficio y felicidad. Que los que “gobiernan”, mayormente son personas que no les importa nada, sólo llenarse los bolsillos a costa de trabajo y hambre de alguien más. Un día las personas se darán cuenta de que para salvar el mundo no es necesario un “héroe” ni nada parecido, son las mismas personas que deben trabar juntas para limpiar la corrupción que pudre poco a poco el mundo.- ATT: Un soldado anónimo.

En las calles de la capital conocida como Cielo rojo. Los agentes de la armada se movilizan. Valientes hombres y mujeres de identidades desconocidas, arriesgan sus vidas por el país que juraron proteger.

A través de las radios de comunicación, un grupo de agentes informa:

-Aquí “grupo 9”. Cambio.

-Recibido, grupo 9. Aquí: “equipo cuervo”… ¿Cuál es la situación?

-Acabamos de terminar con el último de la calle cinco a la avenida Nueva fortuna. Está despejado por los momentos. Cambio.

-Entendido. Continúen cubriendo la zona. Informen si ocurre algo nuevo. Cambio y fuera.

En una gran zona residencial, con docenas de familias protegiéndose en sus hogares. El equipo cuervo formó un perímetro para protegerlas de los mutados.

Un agente de elite, se acerca a Billy, y le comunica.

-¡Señor! ¡Nos acaban de informar que el grupo 9 acaba de controlar la situación en su zona!

-Muy bien. ¿Qué ha ocurrido con las otras unidades?

-Han podido controlar la situación hasta ahora, si seguimos así podremos acabar con esto.

-Perfecto. No bajen la guardia.

Castillos, al enterarse que todo está bajo control, se alivia por un momento. Pero, un pensamiento lo inquieta:

-(Sigo sin comprenderlo… ¿por qué se retiraron? No fue por el sol…fue por otra cosa. Y ahora, estamos acabando con ellos fácilmente…tengo un muy mal presentimiento.)

En los dilemas que inquietaban su mente. Un agente se le acerca alarmado:

-¡¡Señor!! ¡Tenemos problemas! ¡El grupo del “sector 0” ha sido eliminado!

-¡¿Cómo?!-pregunta sorprendido.

Otro militar grita:

-¡También en el sector oeste!

-¡Y la zona costera!-exclama otro miembro de la armada.

-Como lo supuse… ¡Quédense aquí y protejan estas casas! ¡Yo iré de refuerzo al centro! ¡Envíen miembros de los sectores que están seguros a ayudar a los demás!

Al recibir sus órdenes: los agentes de la elite se movilizan para cumplirlas. The Kid sube en un vehículo y se pone en marcha para dar refuerzos, él solo, en el centro de la capital.

Mientras tanto, en el sector costero. Un lugar con grandes apartamentos con vista al mar y una gran playa. Los agentes, combaten contra una extraña criatura voladora de apariencia humana: Sólo se veían sus huesos y órganos al aire, y la carne y piel que debía cubrirlos, estaban expandidas como si fueran alas de murciélago.

La grotesca criatura, se movía a gran velocidad evadiendo los disparos de los agentes. En un movimiento en “zig-zag” se acerca a los uniformados, mete sus manos en sus intestinos, y de allí, saca dos navajas, con las que con gran precisión, corta las yugulares de varios soldados como si fuese mantequilla. Al pasarles de lado, continúa volando hasta un poste, y se cuelga boca abajo de el.

-¡Maldición! ¡Es solo uno! ¡Derríbenlo!

Con una sonrisa siniestra, la criatura lame la sangre de las navajas, y vuelve de nuevo a atacar.

En la zona oeste. En el Gran Bulevar. Varias unidades mecanizadas hacían frente contra las pequeñas mutaciones que los acababa poco a poco. Seres chicos, que eran solamente pequeños torsos de un tono purpura, que parecían escarabajos que se arrastraban por el suelo usando sus costillas como pequeñas patas, acababan a los agentes lentamente.

Los soldados, se enfrentaban usando sus armas de fuego y los cañones de los tanques para terminar con las mutaciones. Pero, continuaban saliendo más y más. Un agente, en su desesperación, usa su rifle, y dispara de manera descontrolada a los “insectos” volándolos a balazos. Un pequeño mutado se le acerca, y con gran fuerza salta hacia su rostro. Al percatarse que un experimento saltó hacia él, usa su arma para atinarle en el aire. Pero, al ver con más detalle a la criatura, el hombre se queda paralizado de asco y miedo. Se percató, que los torsos que andaban por la tierra, entre sus costillas, ocultaban la cara de un bebé. Al verlo, el sujeto entró en shock, al enterarse, que incluso usaban niños para sus horribles experimentos. La mutación que se lanzó hacia él, al alcanzarlo, se aferra a su rostro usando sus costillas como filosos ganchos, mientras que la cara que tiene oculta, comienza a alimentarse del rostro del desafortunado personaje; mientras que éste gritaba de dolor y trataba de zafarse de su agarre.



Romulo Herrera

#1738 en Ciencia ficción
#9058 en Otros
#1026 en Acción

En el texto hay: accion, balas, sangre

Editado: 10.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar