Creepypastas mas terrorificas

Tamaño de fuente: - +

Sanguijuela

Eran las 2 de la madrugada, cuando me di cuenta de algo, me picaba el brazo, crei que era un mosquito y movi la mano para volver a dormir, pero al rato me desperto el mismo dolor, sali de mi cama estire mis brazos, prendì la luz y quedè asqueado

Habia una sanguijuela de 10 cm de largo llena de sangre a reventar de mi, pensè en aplastarla pero me contuve y pense que eso mancharia mi ropa, tome un lapiz y lo quitè de mi brazo, para cuando vi la herida tenia una apariencia extraña, como una especie de herida que no habia visto nunca antes

Tomè el animal desgraciado que me habia estado robando la sangre y lo guarde en un frasco, me preguntè de donde carajo salio una sanguijuela , la ùnica explicacion es que alguien mas me hubiera jugado una broma, pero vivia solo rentando una casa, se sentia el frio recorrer las habitaciones de la casa y realmente esa noche era diferente a las que haya recordado , muy frìa de hecho, medite un rato sobre como carajo pudieron haber llegado a mi cama las sanguijuelas pero no obtuve alguna respuesta satisfactoria, lo que se me ocurrio es que la temporada de lluvias habia traido larvas de esas cosas que se habian metido de alguna manera a la casa, pero nunca habia visto sanguijuelas asi de grandes, ni en la tele sale, asi, entonces comencè a hacer conciencia que tal vez esa cosa me habia quitado mucha sangre, y me fui a ver al espejo, estaba por completo pàlido, madije a ese gusano asqueroso.

Tome mi ropa me echè agua en la cara y decidì comer un plato de hot cakes del refrigerador, calente en el horno y prosegui a merendar para distraer mi mente y ganar sueño

Sin pensarlo unos minutos despues volvi a la cama

Comenzè a sentir un dolor agudo el algunos puntos de mi cuerpo y entre sueños pense lo peor, despertè y predi la luz, me sentia muy debil pero pude llegar al interruptor, estaba con 4 sanguijuelas pegadas en mi estòmago, esta vez no lo pense y las tomè y las tratè de reventar pero no podia, eran extrañamente fuertes, mas que la otra que me ataco antes, comence a entrar en panico y fui a la cocina a buscar un cuchillo, y quite a las cosas de mi cuerpo, sin pensarlo las revente con el cuchillo y el suelo quedò empapado de sangre, me sentia muy debil, con ganas de desmayarme y caì en cuenta que debìa de haber perdido muchos globulos rojos, era estudiante de medicina y sabia que estaba en grave peligro, busque el telefono para llamar a la ambulancia pero antes de llegar me empece a desmayar, entre en cuenta que si me quedaba inconsciente tal vez me volverian a llenar de esas cosas asquerosas y luche con todas mis fuerzas para mantenerme consciente, todo se veia mas en camara lenta me dolían los ojos y se hacian cada vez mas pesados mis párpados, me di una palmada fuerte en la cara y luego otra, y otra para poder mantenerme despierto, si quedaba dormido era hombre muerto casi al 100%, busque la manera de llegar a lapuerta pero cuando trate de pararme di en cuenta que estaba paralizado de las piernas, posiblemente esas sanguijuelas espantosas de mierda habian inyectado alguna clase de anestesia o veneno adormilante mientras estaban robando mi sangre, voltee al rededor mientras oida ruidos, toma el chuchillo y me arrastre por la casa y las escaleras, llegue al primer pisoy entonces me quede petrificado, Había una enorme casa negra moviendose por el piso de la casa, tome la linterna que traía en mi pantalo y cuando alumbre me faltó poco para no vomitar

Era una inmesa colmena de cientos de sanguijuelas negras moviendose como gelatinas de un lado a otro, estaban bloqueando la puerta, vivpia soloo , nadie mas podría creerme al ver semejante escena a menos que me la vieran por si mismos "si no logro quitar a esas porquerias de mi camino estoy muerto "- pensé, luego recordé una reaccion quimica en la clase de quimica, de la preparatoria, y entonces lo supo, recordo que guardaba acido sulfurico en lel cobertizo para limpiar la casa, fui  arrastrandome al segundo piso de nuevo al cobertizo tan deprisa que no entre en cuenta que las bestias se me empezaron a pegar de nuevo, las saque de mi cuerpo con al cuchillo pero se seguian intentando alcanzarme mas, me movi lo mas rapido posible usando mis brazos hasta que llegue al cobertizo pero la puerta no abria, mientras seguian acercandose a mi esas cosas, entre en desesperacion y saque la llave, y abrio la puerta, entre , toma el recipiente de acido sulfurico, tome un aspersor de agua y de manera rapidisima trate de meter el acido en el aspersor sin que se me regara el acido en la piel, en ese momento llene el aspersor pero senti el pinchazo, o varios pinchazazos en mi espalda, tome eu cuchillo, le eche acido sulfurico y trate de quitarme a esas cosasa de mi espalda, lo logre, entonces, con el aspersor le disparaba acido sulfurico a esas cosasa que reaccionaban huyendo o retorciendose mientras se quemaban, logre ahuyentarlos lo suficiente, demasiado bien, una sensacion de alivio se apodero de mi cuerpo, respire, y agradeci a Dios, me arrastre hasta el primer piso de nuevo y no había ninguna cosa asquerosa por ahi, me intente arrastrar hasta la puerta y abri con la llave, en el momento en que salí senti un dolor indescriptible en mi pie, voltee y una sanguijuela de 4 metros de largo  estaba succionando mi pie y trataba de arrastrarme hacia ella, me agarre de la peurte y trate de pensar en una solucion en milesimas de segundo, recorde que tenia el acido, le dispare pero parecia no afectarle, entonces recor´de que tenia un encendedor en mi bolsa, saque el el encendedor al mismo tiempo que me soltaba de la pueta , y engullia parte de mi pierna, toma el encendedor lo puse enfrente del aspersor, y dispare.



Hector Jainz Aguiñaga

#9 en Terror
#134 en Otros
#26 en Relatos cortos

En el texto hay: terror creepypastas

Editado: 14.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar