Creepypastas mas terrorificas

Tamaño de fuente: - +

Mortana

Mortana era una adolescente hermosa y poco comùn, de 17 años, vestia con ropa negra, gustaba de maquillarse de manera gòtica no para llamar la atencòn sino porque realmente le gustaba ese tipo de apariencia; tenìa facciones finas, unos ojos cafès que llenaban de vida a quien se tomara el tiempo de apreciarlos aunque eso no era muy comùn ya que ella usaba pupilentes de diversos colores, para proteger asi su mirada de los ojos lascivos y asquerosos de los hombres y de cualquier persona que quisiera cruzar la linea con ella, era una mujer hermosa y delicada que amaba su libertad sobre todas las cosas, siempre que un hombre intentaba coquetearle ella huìa, o lo ignoraba a proposito, sea quien fuere, ella vestìa siempre con ropas negras y tenìa un tatuaje de un murcielago en un brazo, y de una rosa con estilo de arte neogòtico en el otro, disfrutaba leer a solas historias de misterio y suspenso sobre todo de asesinatos y de fantasìa de esas historias llenas de magia amor y aventura para poder huir de esta realidad tan aburrida, y era diferente a todas las demàs personas, para ella la màxima virtud y placer era disfrutar de su tiempo ella sola, solìa ir al parque a sentarse en el pasto leyendo o simplemente observando las plantas, las hojas, los pequeños insectos que habìa en una ocasiòn vio por primera vez un insecto que parecìa una araña pero de muchos colores, verde amarillo y azul, la tomo con una mano para observarla mejor y tratò de imaginar que clase de araña era esa ella tenìa una capacidad contemplativa muy desarrollada, y le gustaba imaginar que ella vivia sola y libre en el campo, en otra època libre de la presencia de las demàs personas, para ella las demàs personas simplemente eran sofocantes, ¡y como no! las personas comunes y corrientes no poseìan la capacidad de admiracion que tenìa ella.

Gustaba de pintar hermosos cuadros siempre en blanco y negro en tonos de sepia, o usando un carboncillo y una tiza blanca amaba sentir el roce del papel con las tizas, eso le daba inspiracioòn para pintar las escenas mas fantasiosas y hermosas que veìa dentro de su cabeza"hoy pintarè un castillo negro con un bosque y un lobo de fondo," decìa para si misma, otro dia pintaba una escena de hadas en medio de un bosque, otro dia se le ocurria experimentar tratando de dibujar lobos, o cualquier otro animal y no terminaba hasta que estaba satisfecha con su pintura, ella sobre todo amaba pintar obras,de castillos gòticos, escenas de amor combinadas con un toque oscuro ùnico, y ella amaba danzar en la luz de la luna, cuando nadie estaba cerca para observarla ella iba al pequeño bosque que habia cerca de su casa, sentìa la paz y observaba a los àrboles mientras el viento la cariciaba en el rostro, el viento era el ùnico al que ella otorgaba el derecho de acariciarla, cada àrbol tenia una historia que contar cuando veias sus ramas, sus hojas y sus frutos, si es que tenìan.

Un dìa como todos ella fue al bosque a las 11 PM de la noche, traìa una hoja y sus amigos mas fieles, su carboncillo y su tiza, pero lo mas importante, traìa muchas ideas para dibujar. Comenzò a tratar de dibujar una escena nocturna, borrò el boceto que hacia y trato de encontrar la inspiracion, se le ocurrio tratar de dibujar una manada de lobos ahullandole a la luna, y eso hizo, poco a poco empezò a hacer lso trazos a sentir el ruido del papel cuando se dibuja algo sobre el, y poco a poco las lineas comenzaron a formar trozos , y luego figuras, mientras pintaba ella trataba de plasmar lo mas posible algo hermoso en esa pintura, poco a poco comenzò a darle los toques finales y cuando terminò, estaba contenta con el resultado

Era un hermoso dibujo de una manda de lobos ahullando en una noche estrellada, como la que ella estaba contemplando, en medio de un bosque con estanques y pequeñas flores alrededor, en cuyas se reflejaba la luz de la luna.

Estaba tan emocionada que ni ella se esperaba que quedara tan bien.

En ese momento a lo lejos se comenzaron a oir ruidos de pisadas sobre hojas secas, al principio Mortana pensò que se trataba solamente de su imagiinacion, o algun perro que hubiera cerca de ahì, ella por precaucion metio la mano en su bolsa de su pantalon y la mantuvo en el pequeño gas pimienta que llevaba ahi, por si acaso

Pero descubrio que se acercaba a ella un lobo, con curiosidad, se acerco a ella y como si quisiera darle a entender un mensaje el lobo se quedo mirandola mientras ella meditaba si era peligroso o no, al confirmar que no tenia intencion de atacarla lo dejo acercarse, el lobo como si fuese un dòcil can se sentpo cerca de ella, despues de un rato ella comprendio que era completamente inofensivo y acaricio en la cabeza al lobo, este bostezo y no hizo ninguna señal de agresion,  asi que ella tuvo la loca idea de mostrarle el dibujo que hizo, el lobo reacciono con una mirada de indiferencia y volvio a ver hacia otro lado "duro crìtico de arte eres tu eh?" le dijo riendo ella, En realidad queria mucho a los animales, consideraba que son mejores compañias que las personas, ellos no tienen malas intenciones, claro almenos que sean salvajes pero el parecia casi un perro domestico

Te voy a llamar , Mijaìl, es nombre es muy bonito

El lobo pareciò dar una señal de que ese nombre estaba bien, ella sonriò, despues procediò a observar su telefono y se dio cuenta que eral las 2 de la mañana, sin pensarlo se despidio de Mijaìl y se fue a su casa.

El día siguiente volvió al mismo lugar esta vez decidio pintar un arbol, compo siempre usando su tuza y suc carboncillo, comenzó a dibujar y esta pintura era mejor que la anterior, con trazos mas detallados y perfectos de una manera mas realista, las ramas se podian ver pintadas mucho mas detalladas y las sombras eran cada vez mejor dibujadas, sin duda la practica está ayudandome "pensó ella", De pronto recordó a Mijaíl, el no habia venido en los ultimos 3 dias, y estaba comenzando a dudar si vendria o no, ese lobo le estaba empezando a agarrar algo de cariño, hace mucho tiempo que no tenía mascotas, sus padres le habia prohibido tener mascotas porque "hacian suciedad" como si los humanos no lo hicieran.



Hector Jainz Aguiñaga

#16 en Terror
#237 en Otros
#42 en Relatos cortos

En el texto hay: terror creepypastas

Editado: 23.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar