Creepypastas mas terrorificas

Tamaño de fuente: - +

Suicidio

 

Las cosas no marchan nada bien desde que comenzé a sentirme y a respirar bajo la cruel monotonía de la vida, mas concretamente todo perdio sentido desde que mis padres fallecieron y sobre todo, sucedieron muchas cosas tragicomicas en mi vida. Todo perdio el sentido cuando me di cuenta de lo horrenda y cruel que puede ser la realidad, Aquel oscuro día me despertó una llamada de la policia, estaba profundamente dormido soñando con un dia en la playa con ella, con la mujer de mi vida la dueña de mis anhelos, y hasta soñe que ya habiamos tenido un hijo. el estaba corriendo por la playa para luego tomar una estrella de mar con las dos manos mientras ella y yo veiamos el hermoso paisaje

Minutos despues me habló la policia

-si¿Que sucede?

-Señor usted es Herman Allison

-Si soy yo, que sucede?

-necesitamos que venga a identificar el cuerpo de alguien que posiblemente sea relacionado con usted

"comenzé a sudar frio y empece a creer que podria ser mi madre y me recorrio un escalofrio por el cuerpo"

-¿Que?, ¿Quien es?- respondi con voz quebradiza y nerviosa

-Hellen Hataway

 

Todo se vino abajo en ese momento. Solté el telefono y me quede completamente inmovil por una eternidad

no supe cuanto tiempo paso pero mi mente se desvanecio y comencé a tratar de huir de la realidad

"esto no puede estar pasando,"

No aguanté mas, simplemente las lagrimas caian de mi cara como torrente, tome una foto de ella y la acerque a mi pecho. 

Mi esposa fallecio, la asesino un loco psicopata que ahora se esta pudriendo en la carcel, espero sinceramente que sea condenado a la silla electrica, los policias dijeron que habia torturado y deshonrado a Hellen antes de acabar con ella, tambien espero que exista alguna clase de justicia para el despues de la muerte. Posiblemente de alguna deidad.

Cuando ella falleció entonces comencé a darme cuenta que dentro de mi cabeza sonaban ... ruidos. Ruidos que mas tarde comenzaron a ser voces completamente audibles., dentro de mi cabeza y luego, parecian adueñarse de mi silencio.

Oigo todas la voces, desde hace años no me dejan en paz, siempre pidiendome cosas espantosas, 

no me dejan ni siquiera en mis sueños, no me dejan descansar, mis parpados luchan cada dia con la sensacion de que mis ojos colapsan sobre si mismos, pero no puedo dejar que ellos ganen, no puedo dejar que esas cosas que me hablen por la noche logren consumirme por completo, los oigo en el dia, en el trabajo en la escuela, con amigos o solo, generalmente me empiezan a hablar cuando saben que estoy triste, cuando me decepciono aun mas de mi futil existencia, es ahi cuando siento mis ojos desvanecerse en un mar sin esperanza, debo ser fuerte, debo pensar en mi familia. Pero saben una cosa, a veces simplemente se me acaban las fuerzas. una nube grisacea torna mi vista y mis espalda comienza a dolerme desde dentro de los huesos, mis ojos cada dia se sienten mas pesados y mi cara se trasnfigura en una version mas anciana de mi, pero tengo tan solo 22 años, y me siento mas viejo que todos los de mi edad.

 

cada paso es como pisar vidrios rotos en el suelo, cada vez que veo a alguna persona es como si viera el reflejo de lo que no puedo obtener y como si mi propio martirio se burlara de mi

Si ellos se la pasan dia y noche sin ser conscientes de su existencia, yo si lo soy, y eso es lo que me genera el mas profundo dolor de este precipicio sin fin

Hace noches enteras que no duermo bien y las pastillas estan dejando de hacer efecto... cada vez que voy a la escuela o al trabajo mi mente se divaga todo el tiempo y estoy comenzando a sacar malas notas, me dicen que no me concentro que debo prestar mas atención. Que vida de porquería

cada que veo mi reflejo veo que se acumulan los lingotes de acero que cargo en la espalda, esos lingotes de mierda invisibles que cargamos todos, cada vez aparecen mas sobre mis hombros

Creo que el punto de no retorno fue cuando decidi tomar el cuchillo y asesinar a un pobre gatito que estaba en la calle, lo odie por tener una vida mil veces mas simple que la mia, y senti pena por mi, de verdad que odie cada minuto de mi penosa existencia ya nada me hacia sentir mejor, nada despues de la muerte de mi esposa.

Cada vez que iba al trabajo todo se mantenia en camara lenta y solo funcionaba haciendo las cosas por inercia, como si ya hubiera dado  por hecho que estaba proximo a morir, dedé de afeitarme las mañanas, poco a poco tenía mas dificultades para mantenerme despierto en medio de la jornada, mi jefe me advirtio varias veces pero al final hice una estupidez, deje una cuenta bancaria abierta y desembolsaron al cliente cerca de 23 mil euros, mi jefe me despidio y estuvo cerca de presentar demanda en contra de mi.

Desde ese momento comencé a vivir como una version moderna del naúfrago, comia bebia y no salia de mi casa, vivia de mis ahorros, de vender una que otra joya que tenia guardada en mi caja fuerte, pero eso solo me hacía sentir que la vida me helaba mas y mas,. y las voces se hacian cada vez mas crueles, mas despectivas, mas... espantosas



Hector Jainz Aguiñaga

#8 en Terror
#130 en Otros
#24 en Relatos cortos

En el texto hay: terror creepypastas

Editado: 14.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar