Cresendia

Tamaño de fuente: - +

3. ¿Tú?

-Deja de joder y dime porqué te pusiste así- le pido a Aztri, la cual tiene una cara de muerte.
-Estoy hablando en serio... o bueno, al menos no eres cien por ciento Imponente.- dice y yo lo único que puedo hacer es reirme.
-No, no, no... tú has perdido el juicio, eso es lo que ha pasado- digo buscándo el sentido a sus palabras. Niego con la cabeza muy bruscamente, ya si que perdió el juicio.
-Escuchame, esa perla no puede ser tocada por un Inponente, inmediatamente la toca alguien de tu raza y le salen espinas como método de autodefensa.
-¡Pues se descompuso!- grito algo alarmada
-Eso pensé yo- dice y luego baja la cabeza- hasta que cambio de color.-Tomó aire y analizo la información. 
-¿Y eso que tiene que ver Aztri?- digo intentando calmarme, esta vez mi voz suena más suave.
-Las perlas sólo pueden ser tocadas por un Veltro,se les son entregadas para identificar la procedencia de sus poderes al momento de tomar una clase, y dependiendo el origen de sus poderes cambia de color. Si es azul significa que es elemental, si es violeta pues es un Magnof, si es verde es un Telepata y amarillo si es Vidente.
-Pero si se volvió roja- digo buscando algún tipo de lógica a esto. 
-Lo sé, lo sé y eso es lo que no me cuadra- dice y se pasa los dedos por la sien izquierda- se supone que solo existen 4 diferentes tipos de colores para las perlas, pero el tuyo a sido rojo. Solo una cosa estoy segura y es que no eres una Imponente completa. 
-Pero, si no soy imponente...-me detengo un segundo para pensar lo que tengo que decir- si yo... si yo no soy Imponente entonces ¿por qué tengo alas?
Ella se queda pensativa un tiempo, como si no hubiese visto ese enorme detalle.
-Debes tener razón- dice poniéndose de pie- esta cosa se descompuso. Lamento el discurso es solo que -se queda mirando la perla por un largo tiempo.
-¿Aztri?-pregunto un poco dudosa.
-Fue un gusto verte Cress- dice y sin más se retira.
Me tomo unos segundos salir de la confusión, pero cuando reaccione ella ya no estaba. Me dejo sola. 
Me pongo de pie y camino hasta mi casa. ¿yo una Veltro? Pienso antes de poner un pie dentro de mi vivienda. Na, me digo a mi misma antes de entrar a mi cuarto. Me despojo de mi ropa y me dedico a cepillar mis alas. Hoy a sido un día interesante. Dejo el cepillo a un lado mientras me recuesto en la cama. Siento mis ojos cansados y por primera vez en meses puedo decir que me quede profundamente dormida.
 

Han pasado dos días desde la ultima vez que vi a Aztri.
Supongo que es normal, tiene muchas cosas que hacer en el palacio de Jad. Salgo de mi cuarto y me dirijo hasta la sala, la verdad es que nuestra casa no es muy grande ni muy chica. Un piso, tres habitaciones, dos baños, una cocina y una sala-comedor. Es agradable y muy hogareña. Los muebles son cómodos, y el pequeño patio trasero no está nada mal a pesar de ser pequeño. Me dejo caer en una de las sillas del comedor mientras veo como papá hojea algún que otro libro de mitología humana. Mi papá no se parece a mi en absolutamente nada, su pelo es marrón y risado, sus ojos son verdes brillantes, su piel es ceniza, de hay viene su habilidad, el puede componer y descomponer las células de su cuerpo haciendo que pueda traspasar objetos. Su libro de humanos se ve muy interesante. Se supone que los humanos habitaron este mundo hace miles de años, pero se extinguieron por algún tipo de guerra adsurda entre dos países poderosos. Yo en realidad creo que solo son cuentos para niños, para se porten bien y no peleen entre si porque puede llevarlos a la extinción masiva. Es una forma muy sutil de dar un mensaje así. Pero bueno, papá si cree que existieron alguna vez, que eran una especie de Dioses ya que tenían una gran sabiduría, crearon aparatos extraños para comunicarse y unos transportes sorprendentes. Ahora ni siquiera tenemos la sombra de lo que los humanos lograron hacer. No existen esos famosos Coches o teléfonos inteligentes, se dice que con esos teléfonos podías oír lo que decían otras personas a mucha distancia. Tampoco exiten esas cosas autodestructibas que creaban, no hay ni una sólo arma, después de todo nosotros somos más que suficientes, con nuestras habilidades podemos luchar sin hacernos daño. Si de verdad existieron me hubiese gustado conocer al menos a uno.
Pero bueno, todo pasa por una razón, al menos eso dice mi padre. Se mucho de los humanos gracias a él, le gusta mucho la mitología antigua, tanto que ya conozco los nombres de varios humanos que fueron importantes en la historia. Como Hitler, Einstein, Goku, y personas así. 
Miro el plato que mi madre acaba de dejar al frente de mi, es estofado y se ve delicioso. Me doy prisa para terminar de comer pues presiento que se me esta haciendo tarde para reunirme con Mei, quedamos en que hoy compraremos ropa para su cumpleaños. Esta empeñada en que yo use un vestido. No quiero hacerlo pero de igual forma tengo que hacerle caso. 
-Oye, no te lo tomes tan rápido, te puedes ahogar- dice mi papá riendo y sacándome de mis pensamientos.
-Lo siento- digo secando mi boca con la manga de mi blusa.
-No te preocupes hija, mejor dime ¿que tal todo en La Guardería?
-Pues todo esta bien, aprobé Historia y lenguas demoníacas, aunque me fue algo mal en álgebra- digo encogiendo mis hombros.
-Y que me dices del vuelo- dice mi madre uniéndose a la conversación. Agacho la mirada y sacudo mi cabeza de un lado a otro- ¿hasta cuando Cresendia?- dice un poco exaltada.
-Heltra basta, no seas tan dura con la niña- dice mi padre a mi favor.
-No papá, dejala, ya se que soy su mayor decepción y se lo asco de hija que soy- digo mirándola fijamente a los ojos.
-Sabes qué, tienes razón, eres una decepción para tu raza.
-Mira quien lo dice, la Veltro que escapó con un Imponente. A ver quien es mas decepción. 
-¡Es suficiente!- grita mi padre poniéndose de pie haciendo que la silla detrás de él caiga- no voy a tolerar que mi esposa y mi hija se maten como perros y gatos.- a él le gusta usar refranes humanos aunque no sepamos que carajos es un perro. Ellos se exigieron junto a los humanos.
Me paro de la mesa aún con la mirada en mi madre y salgo de casa. Necesito un respiro.


 



RoxanC30

#6176 en Fantasía
#2716 en Personajes sobrenaturales
#1311 en Magia

En el texto hay: poderes, alas, hermanos con poderes

Editado: 28.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar