Cresendia

Tamaño de fuente: - +

16- La Grieta

Me siento fatal por no poder recordar más, mi hermano esta frustrado, se nota en sus ojos rojos, esta cansado. Tenemos más de diez horas frente a esta roca y nada ha sucedido. Cada vez que mi hermano intenta abrirla basándose en un hechizo o usando fuerza bruta la roca descarga una corriente eléctrica y casi lo quema. El pobre esta cansado y con olor a carné frita. Ksur intenta convencerlo para que desista de esa idea, pero no hay fuerza en la tierra que pueda hacer eso.

Miro una de las rocas que se encuentra frente a mí, es pequeña y esta mohoza. La tome entre mis dedos mientras la acaricio suavemente. Su tacto es agradable, como si lo hubiese hecho antes, aunque no recuerdo nada. En los últimos días me he dado cuenta del gran vacío que hay en mi memoria, no recuerdo muchas cosas de mi niñez, no recuerdo casi nada a decir verdad. Lo poco que puedo recordar somos yo y mi hermano en este prado, aunque se que lo he visto antes, es la primera vez que puedo verlo como recuerdo y no como un simple sueño olvidado.

Hmn... olvidado. Es un recuerdo que he dejado al olvido, como el resto de mi infancia. De repente, y como si hubiese pasado lo obvio por alto llega un pensamiento a mi cabeza.

-Busca un recuerdo perdido.

-¿Qué dijiste?- dice Ksur sentándose a mi lado.

-Busca un recuerdo perdido en la mente del que no recuerda el haberlo vivido- esta vez digo la oración completa- unas semanas atrás tuve un sueño que se ha repetido todas las noches, en el sueño alguien me dice eso una y otra vez. Lo repite hasta el cansancio.- Ksur analisa mis palabras como si le hubiese dado la llave al infierno.

-Podría funcionar- dice Christopher acercándose a nuestro lado.

-Ni hablar, es demasiado riesgoso. A uno de los dos le podría dar un colapso, y sabes que tienen que estar juntos.- explica Ksur.

-¿De que están hablando?- digo captando su atención,  me miran como si se hubiesen olvidado de mi presencia.

-No es nada importante.- dice Chris, ¿Acaso cree que soy una tonta?

-No, por supuesto que es algo, y algo importante.

-Cressi calmate- dice mi hermano poniendo sus manos en mis hombros.

-No, no me digas que me calme- digo exaltada- ¡Me están tratando como niña!

-Cressi...

-No, nada de Cressi, me dice lo que está pasando o no cuenten conmigo.- siento la rabia correr por mis venas cuando sólo recibo silencio de parte de ambos. Odio que me traten como niña, odio que crean que no puedo cargar con una responsabilidad. La tierra debajo de nuestros pies empieza a temblar con fuerza y yo solo puedo sentir enojo.

-¡Cresendia ya basta!- grita mi hermano mayor y yo me asusto. La tierra deja de temblar y siento como mi enojo se desvanece poco a poco.

-¿Eso ha sido mi culpa?-digo refiriéndome al temblor. Ksur asciente con la cabeza y yo hice lo único que se me ocurrió en ese momento. Correr.

Corrí no muy lejos de donde estaban los chicos, no quería perderme, pero tampoco quería estar cerca de ellos. ¿que me pasa? Parezco una niña de 80 años haciendo una rabieta sólo porque no obtuve lo que quise en el momento en el que lo quería. Me dejo caer al lado de un árbol.

Escucho alguien acercándose a mi lugar. Miro atrás, pero la noche no me deja divisar una figura en concreto.

-Ksur sal de ahí.- digo deduciendo que es él. Aunque soy mala para deducir se que mi hermano no vendrá por mi.

-Lamento invadir tu espacio personal- dice llegando a mi lado.

-¿Por qué ha pasado ésto?- digo mirando a mis dedos como si ellos tuviesen algo que ver.

-Estás dejando que tus emociones que controlen.- me explica- la forma de dominar tus habilidades, en el caso tuyo y de tu hermano es recordando, pero ya sabes que solo se recuerda con un sentimiento puro. Puedes usar ese sentimiento para dominar tus habilidades o el sentimiento te dominará a ti.

-Quiero saber de qué estaban hablando ustedes dos- digo desviando la mirada de mis manos a sus ojos grises- y quiero la verdad.-Ksur suspira con pesadez, como si no quisiera decirme. Abre la boca, pero es otra persona la que habla.

-Las palabras que recitaste son de un hechizo sumamente delicado- dice mi hermano sentándose frente de mi, yo lo miro con dudo y desconfianza.- consiste en investigar en las memorias de otra persona algo que se ha olvidado.

-¿Y cual es el peligro de eso?- pregunto muy inocente.

-Para hacer el hechizo es preferible que las dos personas no se conozcan, si se conocen y la persona que recita el hechizo, en este caso tu hermano- explica Ksur apuntando a Chris con un dedo- se encuentra con un recuerdo que lo conmueve sentimentalmente puede ser fatal.

-Aún no entiendo.

-Escucha Cressi- dice ahora mi hermano- el hechizo es delicado porque puedo afectar tu cerebro, puedo causarte daños irreversibles, incluso te puedo causar la muerte. Y no sólo a ti, yo también puedo sufrir daños. Si me encuentro con un recuerdo y este me afecta no podre contener el hechizo.

-Hay que hacerlo, es la única salida. Si lo que está dentro de ésta cueva es importante...- Me detengo al caer en cuenta de algo, no se que hay dentro de la cueva.- ¿que hay dentro?

-¿Dentro de qué?- pregunta Chris haciéndose el idiota.

-De la cueva- digo refiriéndome a lo obvio. Mi hermano suspira con pesadez.



RoxanC30

#6140 en Fantasía
#2711 en Personajes sobrenaturales
#1300 en Magia

En el texto hay: poderes, alas, hermanos con poderes

Editado: 28.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar