Cresendia

Tamaño de fuente: - +

26- Hermanos

Todo es un caos, los preparativos para la invasión son tremendos. Cascos, utensílios de protección, están por todos lado. Las personas, en su alboroto, han aplastado mis alas en más de una ocasión. Logró divisar a Aztri a lo lejos, he intento dirigirme hasta ella, esta llenando una cantimplora con agua del océano, tiene una ropa muy ruda, unos pantalones un poco ajustados de color caqui, una playera gris son mangas y un estuche pequeño.

-Hola- digo llegando a su lado- ¿Haz visto a Ksur?- cuestiono mordiendo me el labio inferior.

- No, no lo he visto, la ultima vez que no vi fue antes de ustedes irse, luego de eso partió hacia el bosque sólo.- eso esta un poco raro, pero prefiero no seguir preguntando sobre eso.

-¿Para qué el agua?- cuestioné cuando veo que ya esta cerrando la cantimplora.

-Bueno si estamos en un apuro y necesitamos los gritos de Abihail, nadie sabe.

-Pero se supone que ella tiene una pulsera especial para eso.- digo y Aztri se gira para mirarme.

-Puedes creer que no la encuentra.- dijo con una pequeña risa de niña buena. La miro con sospechas e inmediatamente alza ambas manos en el aire.-Yo no tuve nada que ver con eso.

-Te creo- digo al fin riendo con ella- date prisa, veré si logro encontrar a Ksur.

Me alzo en vuelo intentando no golpearme con otra persona, muy cerca del bosque veo una sombra, creo que es Ksur. Vuelo hasta ese lugar. Llego al sito y en efecto era Ksur.

-Quiero hablar contigo.- digo llegando al lado de Ksur.

-Lo sé, pero aún no es el momento.-dice con cara de serio.

-Ksur, mirame- digo mientras lo force a alzar la vista.- Mira ésto- digo moviendo la carta de un lado a otro.

-Se suponía que lo verías después de todo eso.- dice y le escucho maldecir por lo bajo.

-¿Tú sabias de ésto?- cuestioné dando un paso atrás.

-Estamos hablando de mi hermano ¿como no iba a saber?

-Entonces es verdad lo que leí- digo y siento como me tiembla la voz- Tú y Dante son hermanos... ¿Por qué no me lo dijiste antes?- escucho su silencio unos segundos.- ¡¿Por qué?!- esta vez grito sin importar quien me escuche.

-Porque no podía intervenir en eso. Cresendia mi hermano no desapareció de la noche a la mañana, a mi hermano lo llevaron conmigo al Inframundo.- dice, y parece que las palabras le duelen en el alma, por primera vez veo esos ojos grises llenarse de lágrima- un día en aquel lugar hicieron un experimento con ambos, algo salió mal, muy mal. Mi hermano simplemente desapareció, frente a mis ojos. Pero algo de él se quedo aquí- dice mientras apunta a su cabeza, luego toma mi mano y la lleva a su corazón- y también aquí.

-Entiendo que recuerdes a tu hermano de esa forma, y es lindo de tu parte...

-No Cresendia, literalmente esta dentro de mí- dice algo alterado, y la primera lágrima sale de su ojo izquierdo.- tengo su pequeña visión futura, puedo ver cosas algunos cinco minutos antes de que pasen. Aunque él podía ver más. Ademas mis ojos eran negros, parecidos a los de Abihail, pero combinados con sus ojos blancos quedaron de este color- dice y pone ambas manos sobre mis hombros- míralo, está aquí dentro.

Sus ojos reflejan dolor, mucho dolor, y no sólo de perder a un hermano, sino de que su mismo cuerpo le recuerde que lo hizo. Yo no quiero ni pensar que pasaría si pierdo a Chris, él es mi todo, mi única familia. Aunque yo ya he perdido a Meize, y ella era como mi hermana menor.

-Te entiendo.-digo al fin com voz temblorosa y el deja caer sus manos.- pero ¿por qué ocultarlo?

-Eso no lo sé. Mi hermano podía ver siglos en el futuro, analizó cada posible final y me dijo que esperase a que tu vinieras a preguntar. En todo caso, no era tan relevante a mi parecer.

-Tú hermano ¿te habló de mí?- pregunté algo emocionada, no se porqué pero eso me agrada.

-Eras de lo único que el hablaba- dice con una sonrisa, y yo también sonrío. De repente su tes se vuelve sombria, como si algo malo fuese a pasar.-¡oh! No.

Es lo ultimo que le escucho decir, cuando de repente una piedra enorme impacta contra el muelle, haciendo que varios tripulantes caigan al agua.

-Quédate aquí,  yo sacaré a tu hermano y a los demas. Solos quédate aquí.

Lo veo correr en dirección a los demás. Siento como otra roca enorme se dirige hasta el barco, y logro desviar la para que caiga en el mar. Es más difícil de lo que parece, vienen a una velocidad colosal.

Me concentré para localizar de donde provienen las rocas, y quien las esta lanzando, pero están un poco lejos de mi rango.

Unos cuantos minutos después varias personas cayeron al agua, todas menos aztri, la cual utilizó su habilidad para poder caminar sobre ésta con los documentos en las manos y tiene una mochila, la cual creo que tiene mas. Todos llegan a la orilla empapados de agua.

-Te nos que llegar al pueblo- dice Abihail y nadie se atreve a llevarle la contraria.

Al cabo de algunas horas llegamos a las afueras del Borde, el pueblo que me vio nacer y crecer, que en los últimos meses se ha convertido en un verdadero infierno. Con problemas llegamos escabullirmos entre los Veltros que nos buscan, y algún que otro Imponente que trabaja en el gran palacio.



RoxanC30

#6189 en Fantasía
#2722 en Personajes sobrenaturales
#1318 en Magia

En el texto hay: poderes, alas, hermanos con poderes

Editado: 28.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar