Criss Ryan y la sangre del mago

Tamaño de fuente: - +

“El principio”

¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí? (No sé porque, pero últimamente han llegado a mi mente estas preguntas, aunque Son preguntas que desde niño me han inquietado, pero me he dado cuenta de que esas preguntas son muy difíciles de contestar, por más que le doy mente al asunto, no logro obtener una buena respuesta, al menos no una que me satisfaga; Las he buscado en muchos libros, hasta he asistido a muchas iglesias de diferentes religiones, pero ninguna me ha llamado la atención, aunque... una iglesia me hizo sentir algo diferente... algo diferente a las demás, me hizo sentir una paz que antes nunca había sentido y en pocas palabras me hizo sentir bien, pero…. Pero hablaban mucho de algo que no quería recordar…mi familia) al escuchar la campana para el almuerzo, Salí del estado de shock en el que me encontraba, me di cuenta de que estas preguntas nuevamente sacaron mi mente completamente de la clase de historia antes de tiempo, y dejaron mi cuerpo en un duro asiento; Aunque no sé por qué me ha estado pasando tan seguido esto, pero hice caso omiso a ello, me levante y me dirigí al comedor para almorzar, di una última mirada al cielo, ya que toda la mañana se había estado hablando de una fiesta en la playa, y parecía ser un hermoso día para ello, el sol relucía, no había una sola nube a la vista, excelente para una fiesta, mala suerte que nadie me ha invitado y con mi nivel social estoy seguro de que tan poco lo harán luego, pero no me siento mal, pues es algo normal, para mí era un día común y corriente como todos los demás.

Mi nombre es Christopher Ryan, pero mis amigos me dicen Criss, al menos me dirían así si los tuviera, por lo que todos me dicen Criss; Tengo 17 años, estoy en 4to de secundaria; Soy un chico común con una vida habitual y ordinaria; En la escuela soy el chico imperceptible o invisible; Me describiría a mí mismo como un chico solitario e incomprensible, de muy pocos amigos, casi el último en la cadena de popularidad; siento como si nadie pudiera compartir lo que pienso, para algunos soy un chico extraño, yo diría que tal vez es porque no soy de los que miran la apariencia de los demás, no me fijo en la vestimenta, en la altura, color de piel, ni siquiera mucho en los rostros, lo que logra llamar mi atención son las emociones, las expresiones o mejor dicho, es lo que decimos sin abrir la boca: amor, odio, envidia, todo esto y más sé ocultan en nuestros ojos, no saben cuánto se puede decir o expresar con tan solo una mirada, algunos dicen que los ojos son el espejo o el reflejo del alma, pero para mí es como si pudiera descubrir quiénes son los demás con tan solo verlos a los ojos, aunque también, muchas personas dicen más de lo que creen con tan solo morderse los labios, pasar sus manos por su rostro o por su pelo, todas esas cosas desde pequeño han llamado mi atención, es como si hablaran otro idioma que ellos mismo no pueden entender y solo yo fuera el único que les comprendiera, bueno, tal vez si soy un poco extraño; Soy un poco alto, y delgado, un tanto atlético, de pelo azabache como el de mi padre, un poco largo y alborotado, ojos de color miel y de piel pálida como mi madre; Como mi rostro es ovalado, tengo un corte con mayor volumen arriba y adelante que en los lados, y como mi pelo es laceo, me gusta tener el pelo de punta pero como no me gusta el gel, el pelo nunca me queda como quiero; Mi vida, si así se le puede llamar no puede estar más debajo de lo que esta, al menos creo que no podría bajar más, pero a veces pienso que me equivoco, porque parece como si cada día va descendiendo más y más, aunque tampoco he querido elevarla; También soy bueno en los deportes, (cuando era pequeño mi padre me enseñó a jugar la mayoría de los deportes, como: El Béisbol, Baloncesto, fútbol soccer, entre otros) (cuando era pequeño jugaba en muchos equipos en donde vivía antes, y después de mucho esfuerzo, logre ganar muchas medallas, pero ahora no he querido ser parte de ningún equipo, todos sé creen que son mejores que los demás y eso no me gusta, no quiero que nadie sepa que se jugar bien, pues comenzarían a molestarme para unirme a sus equipos y la verdad, no quiero ser parte de ellos, como dicen: prefiero estar solo, que mal acompañado) Yo vivo en una pequeña isla del Caribe, la cual ha sido olvidada por los demás países del mundo, tal vez no es muy avanzada y aún tenemos muchos problemas con la calidad de vida y durante algunos años no ha sido bien administrada, pero es un país hermoso, y muy rico, solo que los habitantes de aquí aun no se dan cuenta.

-¡Oye! sé metieron a la fila, yo estaba primero que ustedes- muy enojado les dije a los chicos del equipo de baloncesto, que como de costumbre sé colaban adelante en la fila de la cafetería en la hora del almuerzo.

-¿Ummm?, lo siento, yo estoy bien ubicado, el que está mal eres tú, ya qué aquí sé forma la fila de acuerdo a la popularidad, por eso es que tú deberías de ser el último ajajajaj - esta es una nueva respuesta, ya que la típica de cada día es: cuando seas popular podrás estar al frente de la fila como nosotros, pero al menos con todo y eso, logró conseguir algo para comer.



Francis J. Reyes

#1735 en Ciencia ficción
#6428 en Fantasía
#1395 en Magia

Editado: 18.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar