Criss Ryan y la sangre del mago

Tamaño de fuente: - +

“La profesora”

Pensar es el trabajo más difícil que existe; Quizá esa sea la razón por la que haya tan pocas personas que lo practiquen.

Henry Ford

 

 

Hace unos días pensaba, en que mi vida era difícil, porque en la escuela nadie se percataba de mi existencia, no tenía muchos amigos, era el chico invisible al que nadie podía notar, esperaba la feria para encontrar algo que pudiera darle sentido a mi vida y lo encontré, y de qué forma le dio sentido, ahora estaba sentado junto a mi hermana menor, en una enorme sala, en casa de un mago llamado Meredy, esperando a una persona que él dijo que nos podría ayudar a usar la magia, un maestro que podría hacer que aprendiéramos lo suficiente para defendernos, el mismo no podía hacerlo pues él dijo que tenía que encargarse de otras cosas, supuestamente de buscar a las otras personas que irían con nosotros, a un lugar desconocido para intentar salvar a nuestros padres que supuestamente estaban muertos pero que no lo están, si no que unos demonios los capturaron y ahora están en un lugar que nadie conoce; Meredy dijo que este maestro era excelente y que nos enseñaría en menos de dos años (pensar en lo que me estaba pasando y en lo que me estaba por pasar era tan difícil de creer, aun asta para mí) la casa del señor Meredy era muy acogedora y cálida, el sofá en el que nos encontrábamos era lo bastante cómodo como para hacer olvidar los problemas a una persona y al frente sé podía notar una gran tv plasma de una 60 pulgadas y me hizo pensar en: ¿Qué verían los magos aquí? ¿Lo mismo que se trasmite entre los humanos o existían canales solo para magos? Hasta ese momento, no me había fijado en los grandes cambios que traía mi vida, había tomado un cambio muy diferente a lo habitual, aunque por ahora pocos sabían de mi existencia pero ya no era el chico invisible que nadie podía notar, al escuchar abrirse la puerta deje mis pensamientos y deje crecer a mi curiosidad que desde hace horas había querido ser liberada ¿Qué clase de maestro será? ¿Acaso será un hada? ¿Pie grande o algo por el estilo?

-¡Usted otra vez!- dije mientras me ponía de pie, muy asombrado.

–Hola chicos, es un placer volver a verlos, en especial a ti Criss- tal vez su ropa había cambiado, ya no traía ropa de gitana, sino un pantalón y blusa, nada fuera de lo normal, pero su rostro era el mismo, en el momento en el que la vi supe quién era, rápidamente al escuchar su voz, pude recordarla cuando nos conocimos por primera vez en la feria, luego en esa habitación blanca, ¿No entendía que hacia ella aquí? ¿Por qué ella? ¿Acaso era ella la profesora?

–jajaja porque esa cara de asombro, por lo que veo si me recuerdas- me dijo la señorita con una gran sonrisa.

-Eres la gitana de la feria- le dije.

-¿gitana? Jajajaja No, claro que no, solo era un disfraz que use para la ocasión-

-¿Entonces quién eres? Y ¿cómo sabes quién soy?- le pregunte, con mucha duda, pues me hablaba como si me conociera de hace mucho tiempo, y siempre con esa sonrisa.

-Mi nombre es: Elly wytte pero pueden decirme la profesora Elly, y si, sé bien quién eres, es más, los conozco muy bien ambos, y ya Meredy me contó lo que tienen planeado hacer, y vengo a ayudarlos, yo les enseñare también para que puedan aprender lo suficiente y en menos del tiempo establecido, no estarán completamente preparados pero si lo suficiente para esta misión y conjuntamente con los otros que irán con ustedes, podrán ir y regresar sanos y salvos-

-¿Pero por qué nos ayuda? ¿Qué gana usted con enseñarnos? Nosotros no tenemos dinero para pagarle- le dijo Alex.

–No quiero dinero, no sé preocupen, pero qué bueno que me preguntas eso, al parecer Conor y John nunca le hablaron de mí, y la verdad es que soy muy amiga de John, su padre, por esa razón les ayudo, yo estudiaba con su padre y éramos muy buenos amigos, más bien éramos inseparables, juntamente con Conor, y aunque cuando nos graduamos, yo seguí la carrera de maestra, Conor el de la investigación y John él de mago en las fuerzas de guerra, nunca nos separamos, siempre estábamos en contacto, cada uno sé especifico en seguir sus sueños, y poder superarse, yo me especifique más en conjuros de ataque, defensa, curación, creación de conjuros, ataque y defensa con los elementos, entre otras cosas, por lo que me ayudo a conseguir trabajo en la escuela de magia como maestra, y Meredy me ayudo a avanzar más en mis conocimientos, y gracias a eso pude ayudar a su padre para avanzar sus conjuros de ataque y defensa, para poder convertirse en el gran mago que es ahora, y sí, yo también creo que aún sigue vivo, y aunque el Concilio no quiere ayudarlos, y tampoco a nosotros nos dejaron ir a buscarlos, pero sé que ustedes pueden hacerlo; Si, Meredy, Conor y yo conjuntamente con otros más, éramos el segundo grupo que se decidió a ir a buscarlos pero no nos fue permitido ir, nuestra propuesta fue rechazada por el Concilio; John fue uno de los mejores estudiante de Meredy y aún después de la escuela seguía aprendiendo con él, por lo que Meredy le tiene un gran aprecio a su padre y su madre, también tiene gran confianza en ustedes, que podrán ir y buscarlos, y les diré algo, él nunca se equivoca cuando pone su confianza en algo o en alguien-



Francis J. Reyes

#77 en Ciencia ficción
#526 en Fantasía
#92 en Magia

Editado: 18.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar