Criss Ryan y la sangre del mago

Tamaño de fuente: - +

“Blaine y Erick”

Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos

Mahatma Gandhi

 

Estábamos tan contentos, además de que el día de hoy no habría entrenamiento, pues aún seguía un poco cansado del entrenamiento pasado, también el señor Meredy nos había informado antes de acostarnos que iríamos a buscar a nuestros compañeros de viaje, Realmente no sabía que haríamos, siempre he escuchado que en la unión esta la fuerza, por lo que estos nuevo chicos que vamos a buscar desempeñarían una parte importante en esta búsqueda.

–Espero que todo pueda salir bien- me decía a mí mismo; Al salir de la casa en la mañana, nos dimos cuenta de que no estábamos tomando la misma ruta que tomamos para ir al Concilio de Unión Mágica, pero, ¿A dónde vamos?

–Disculpe señor Meredy, ¿A dónde vamos? porqué veo que no es para el Concilio- le dije.

-jajaja, wao, ya sé dieron cuenta, la verdad si vamos para el Concilio pero antes iremos a ver a sus compañeros de viaje, recuerdan- nos dijo muy alegre, ¿Quiénes serían? ¿Qué clase de personas serian? Eran preguntas que me hice mientras caminábamos, y por la cara de Alex, ella también sé las hizo; Nos subimos a un autobús público, al parecer, estábamos en un pueblito, pues parecía que todos eran magos, ya que no podía ver ninguna anomalía física, todos eran personal normales, igual que las personas que Vivían en nuestra ciudad en casa del señor Smith.

Llegamos a un gran edificio, afuera en el césped había un gran letreo que decía: escuela de magia; El edificio parecía muy antiguo, al menos del siglo 15, los ladrillos en los cuales estaba edificado estaban un poco desgastados, pero al entrar, notamos que la sonrisa del profesor sé volvía más grande, al parecer el profesor era muy querido pues todos lo saludaban, tanto los profesores como los estudiantes, estos estaban vestidos con frac pero el levita y los pantalones eran de color azul claro, el chaleco, los guantes, la corbata y los zapatos eran de color blancos y en el lado izquierdo del pecho, se encontraba el escudo de la escuela, el cual parecía ser dos pequeñas alas; En ese momento llegaron unas nuevas preguntas a mi mente ¿Por qué estamos aquí? ¿Acaso nuestros compañeros son profesores o acaso estudiantes? Y ¿Por qué todos visten así? En ese momento mientras caminábamos por el pasillo, nos encontramos con la profesora Elly.

–Hola chicos, que gusto verlos, espero que estén bien preparados; Profesor Meredy, los chicos ya están listos- nos dijo.

-Muy bien, no les hagamos esperar más, vamos a reunirnos con ellos, hay muchas cosas que hacer en este día- dijo el señor Meredy, muy alegre; Después de caminar un poco, llegamos a un salón y antes de abrir la puerta nos dijo:

–Muy bien chicos, aquí están sus compañeros, esperamos que puedan llevarse bien- nos dijo el señor Meredy y luego abrió la puerta; era un salón pequeño, con algunas pizarras y muchas sillas, al parecer era un salón normal de clase, pero las sillas estaban todas en un rincón, al entrar vimos a dos chicos, uno se encontraba de pie recostado de la pared, este era alto y bien definido, tenía el pelo negro, lacio y largo, como hasta los hombros, ojos de un rojo suave, su piel era blanca y muy pálida, pero tenía algo extraño, ya que conjuntamente con su rostro triangular era un perfil perfecto, parecía un modelo, sus cejas, pestañas, labios, su nariz perfilada, no tenía ni un pelo desalineado y de una postura de conquistador, era completamente perfecto y de una mirada hipnotizante y picara (aún Alex sé detuvo un momento para verlo pero cuando este le sonrió y le clavo un mirada seductora, ella simplemente dejo de mirarlo) también tenía una larga capa negra, de cuello largo, que daba a notar que por su apariencia, tenía unos 18 o 19 años y al nosotros entrar, notamos rápidamente su gran sonrisa, más bien note que su gran sonrisa apareció en el momento en el que Alex entro, sus ojos la contemplaban completamente; Mientras que el otro, de pelo negro, lacio, despeinado y largo, se encontraba sentado el suelo, era aún más alto que el primero, de ojos de verdes, su piel canela y de rostro cuadrado, y parecía no importarle nada, tenía puesto, lo que parecía era una camisa azul, abotonada hasta el cuello, desmangada, pero daba a notar como si el mismo había desgarrados las mangas con sus manos, mostrando sus grandes músculos, y sé podía ver que era muy atlético por su cuerpo bien definido, tenía un pantalón negro, engomado, su ropa no estaba sucia, pero su pantalón estaba roto en la parte de las rodillas, y estaba muy serio, este tenía la vista clavada en el suelo y ni siquiera la movió para vernos cuando llegamos al salón, este aparentaba tener unos 17 o 18 años.

–Muy bien chicos déjenme presentarlos, estos son Criss y Alex, y estos son Blaine y Erick, para más detalles, Criss y Alex, son magos aprendices, su padre fue un mago muy poderoso, Criss y Alex, están aquí para aprender magia, ya que sus padres desaparecieron en una misión al comienzo de la unión mágica, y ellos han vivido toda su vida entre los magicaes y ahora quieren ir a rescatar a sus padres, aunque ya les he contado sobre ellos antes, estos chicos por otro lado son mis hijos, realmente no son mis hijos de sangre pues son huérfanos, a Blaine lo encontré cuando era niño, durante mis viajes de investigación, lo encontré en un pueblo muy lejano, estaba bajo los efectos de un gran hechizo, que lo obligaba a matar personas, y no sabemos quién lo hizo, o durante cuánto tiempo estuvo en ese estado (Blaine se encontraba mirando a Alex mientras el señor Meredy decía estas cosas, parecía no importarle el tema o su sanguinario pasado) me di cuenta de que no tenía control de su cuerpo en el momento en que nos atacó a mis colegas y a mí, mis colegas y yo, logramos deshacer el hechizo que lo dominaba, en ese momento estaba muy débil, no tenía recuerdos de nada, ni siquiera de su nombre, y yo lo traje aquí y lo he cuidado desde ese día, aunque no sabemos bien, cuántos años tiene, mientras que Erick me lo trajeron desde que tenía 5 años, un amigo lo encontró mientras estaba en una misión, él estaba muy mal herido, y ellos lo curaron y me lo trajeron, era un niño cuando lo encontraron, por lo que no tiene recuerdos de su familia o de lo que le paso, ya han pasado unos 15 años desde el día que me lo trajeron, y ahora tiene 20 años, por lo que también es joven, (nos asombramos al escuchar esto pues este no parecía de 20 años, si no más joven) como Blaine y Erick han venido desde jóvenes y han estado juntos por muchos años, tuvieron que superar sus diferencias, y enfrentar sus problemas, los he criado y cuidado desde que llegaron, he cuidado de estos como a mis hijos ¿si se llevan bien? Mmm…bueno…al menos pueden entenderse, estos al igual que ustedes han demostrado mucho valor, aunque son aprendices también, pero han demostrado mucha superioridad para la edad que tienen, ustedes cuatro irán a este viaje, irán juntos aunque por razones diferentes, Criss y Alex irán en busca de sus padres, mientras que Blaine y Erick irán con ustedes para ayudarles en su misión, pero además de eso, estoy casi seguro que en esta búsqueda podrán obtener respuestas a sus orígenes, ustedes deben ayudarse mutuamente para poder lograr sus objetivos, ahora que ya se conocen, iremos al Concilio para pedir que puedan conocer a Blaine y a Erick ya que ellos aún no los conocen todavía, ello viven cerca de aquí y solo los traigo aquí de vez en cuando para su entrenamiento especial; También debemos ir al concilio para pedir el permiso que necesitamos para que puedan irse, ¿están listos?- nos dijo el señor Meredy, nos miramos, mutuamente los 4 antes de poder responder.



Francis J. Reyes

#113 en Ciencia ficción
#709 en Fantasía
#129 en Magia

Editado: 18.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar