CrÓnicas De Un Sufridor ContemporÁneo

Tamaño de fuente: - +

SUCIA MARIPOSA

Como el fénix que renace de sus cenizas

y rompe la urna funeraria a golpes he surgido,

emergiendo con la rabia y el odio en mí contenido,

disparando a bocajarro versos de dolor fundido.

 

La sangre se hizo costra y con ella forjé un cuchillo,

más duro y cortante que el que me mantuvo herido,

ahora sueña con llevarse a los causantes consigo,

y dejar sólo alaridos donde antes hubo enemigos.

 

Pero su anhelo sólo sería perdición

para este hombre perdido que rehúsa del camino...

Quisiera yo cambiar mi don maldito por amor,

pues mi virtud no es más que el malestar con el que vivo.

 

He sabido enfocarlo en el arte, tan sólo es eso,

me hice poseedor de mi condición de poseso,

si no me suicidé fue sólo para hacer historia,

aunque si voy a estar muerto igual no importa.

 

A grandes pensadores la fama se les demora,

esta puerca sociedad tarda en llegar a las alturas...

Si todos entendiesen al genio, todos lo serían;

quien alaba tu genialidad la está poniendo en duda.

 

Odiado por cristianos soy, como ese tal judas,

infierno para ojos del que un cielo se escuda.

Defensores de la verdad me veneran.

Con las manos teñidas de sangre andamos ¡asesinos de mentiras¡

 

¿Y qué es el bien? ¿Y qué es mal? Yo te lo explico:

Bien es lo que me hace bien a mí, y mal lo mismo.

Si tengo que pisar a quien sea, me será lícito,

supongo que... "Si dios no existe, todo está permitido"

 

Bienvenido a la crueldad del Solipsismo,

un pensamiento de esta obra que reciclo:

sólo puedo afirmar mi propia existencia como individuo,

quien se atreva a obstruir mi senda, lo limpiaré del camino.

 

La vida no tiene sentido pero aquel que no cree uno

estará muerto aunque su cuerpo siga vivo.

Ahora es mí deber iluminarlos:

Soy el elegido por mí mismo para ser el elegido.

 

Tal poder es inherente a este demente,

frente a su coeficiente toda mente pareciera deficiente,

aquel que se me enfrente pierde el tiempo cabalmente

porque soy el propio odio que te instiga susurrante.

 

Ahora re-resucito el doble de fuerte,

despersonalizado totalmente,

debido a una actitud meramente benevolente,

basada en el afán de instaurar la verdad en un mundo que miente.

 

Sus creencias ya más nunca volverán

a contaminar el mar que creen sobrevolar.

Toda agua en que se posa acaba siendo residual:

Esa sucia mariposa denominada "moral"



Ripxon

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar