CrÓnicas De Un Sufridor ContemporÁneo

Tamaño de fuente: - +

ATORMENTADO

De niño siempre fui un chico raro,

ahora en la adultez soy un hombre atormentado,

que pesado es cargar con el pasado;

Hay heridas que sanan y otras se acaban pudriendo.

 

Si mi entorno supiera lo que siento,

si mi familia conociese lo que escribo,

Si lo supiese el enemigo

ya tendría un par de órdenes de alejamiento.

 

Los buenos crímenes se traman en silencio

pero los más terribles acaban creando monstruos

porque los segundos dan lugar a los primeros

pero esta sociedad nunca se culpa de sus actos.

 

Pocos saben de lo que hablo,

sólo yo sé por lo que he pasado,

sólo yo sé lo que estoy pasando,

como quistes dentro de mí

están las cosas que me guardo.

 

Sólo soy feliz en sueños

cuando despierto sigo dentro de este cuerpo de enfermo.

Ya aprendí a sobrellevar las pesadillas

y a sobrepasar ciertas situaciones oníricas.

 

Cuando mis ojos se abren se cierra el cielo,

aún no sé qué es lo que me incita a seguir vivo.

He reflexionado bastante sobre el asunto

y la vida me parece igual de absurda que el suicidio.

 

No queda otra que seguir con este circo,

con esta sonrisa de payaso impostada.

Conozco esta ansiedad tan de cerca

que he visto las partículas del miedo en su mirada.

 

No sé porque el espejo me lo reflejaba

si ando cabizbajo es por el peso de mis traumas,

sólo relajo mi trastorno con alcohol,

voy a tener que salir de casa con un arma.



Ripxon

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar