CrÓnicas De Un Sufridor ContemporÁneo

Tamaño de fuente: - +

MIEDO

Hay tanto miedo en los ojos del enemigo,

hay tanto miedo en los míos,

hay tanto miedo en un mundo que trata de evadirlo…

¡Sácate los ojos, te mostraré el vacío!

 

Espero que me coman pronto los gusanos,

será la única forma de que me coman el falo,

marginen a los cerdos estoy en otro plano

y te juro que la armo, aunque me veas desarmado.

 

Dios ahoga pero no aprieta,

se percata de que tengas una muerte dolorosa y lenta,

aún tengo tanta fe como inocencia;

no creo en un creador creado por una empresa.

 

Hay tanto miedo en los ojos del enemigo,

hay tanto miedo en los míos,

hay tanto miedo en un mundo que trata de evadirlo…

¡Sácate los ojos, te mostraré el vacío!

 

Los días pasan, la carga aumenta

y esto pesa tanto que se me va a partir la conciencia.

No sabe de amor el que no sabe de odio,

dame un ápice de cariño y te lo doy todo.

 

Más vale callarse si temes una disputa,

temo coserte la boca con el tubo de tus tripas,

yo no soy de la calle pero mejor cállate,

o puedo abandonar mi casa sólo para matarte.

 

Hay tanto miedo en los ojos del enemigo,

hay tanto miedo en los míos,

hay tanto miedo en un mundo que trata de evadirlo…

¡Sácate los ojos, te mostraré el vacío!

 

La primera ley es no dañar inocentes,

la segunda es acabar con los culpables,

la tercera es perdonar a los que en verdad se arrepienten

pero ninguna ley sirve si se me cruzan los cables.

 

El miedo es juez, víctima y verdugo a la vez

y si he perdido el juicio o lo he ganado no lo sé.



Ripxon

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar