Crónicas del G.A.M.E.R.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

Capítulo 2:

“Primera Ronda-¿En serio esto es relevante?”

 

Durante las siguientes dos horas el Doctor Walker se dedico a explicarles la dinámica a seguir con respecto a las pruebas. Comenzando por una prueba sorpresa no más terminar de explicar. El grupo a su cargo era el número seis, constituido principalmente por aspirantes con conocimientos en el diseño web y grafico, así como en programación y algunos con ciertos conocimientos en psicología y educación. Su primera prueba consistía en dibujar algo a mano en una hoja de papel en un sujetapapeles que había dispuesto para ellos bajo sus asientos.

-Amigo eres bueno-A su lado Barry observaba con admiración los trazos en la hoja de su vecino. Adlay casi terminaba el boceto de una escena de acción que había visto en una película la semana pasada por NETFLIX. Les habían pedido que dibujaran algo para representar lo que esperaban del dichoso nuevo proyecto de RS del que, de paso sea dicho, aun no les decían nada. Básicamente les estaban pidiendo lo primero que les viniera a la mente.

-¿Y que se supone que es eso?-Inquirió el mirando a la hoja de Barry-¿Cubismo?

-Bueno pensé en hacer algo que me hiciera quedar como alguien culto-Respondió el otro con una pequeña sonrisa de suficiencia.

-¿Por qué no algo que te represente mas como persona y no como un nerd pretencioso?-Sugirió Adlay sardónico.

-Ok, primero: auch-Respondió con falso reproche-Segundo: no puedo. Mi mamá es psicóloga, y toda mi infancia la pase siendo blanco de un constante análisis.

-¿Como, por ejemplo, que esos trazos débiles representan el miedo a no recibir la aprobación de un tercero?-Inquirió Adlay con sorna.

-¡No mires mis trazos débiles!-Y Barry respondió en una muy sobre actuada postura de miedo.

Para el final de la presentación ya todos los aspirantes tenían muy presente que debían dar lo mejor de sí mismos si es que querían ser elegidos, y el Doctor Walker les despidió informándoles que ya deberían de haber recibido un correo electrónico con el itinerario de pruebas.

 

Una hora después:

-Bien, esto es...

-Demasiado. Duele solo verlo.

Después de que salieran del auditorio Adlay había aceptado acompañar a Barry a un café con Wifi para que pudieran beber algo mientras revisaban sus respectivos correos. Después de todo tenía el día libre en su trabajo y cualquier excusa para no regresar antes a casa era siempre bien recibida. Por eso ahora ambos estaban sentados en una de las mesas del establecimiento, él revisando su laptop y Barry en su tableta electrónica mientras esperaban que les llevaran su orden.

-Es como volver a aplicar para la universidad-Comento Barry-Nah olvídalo, la universidad no te pide exámenes de sangre. ¡Es como aplicar para la NASA!

Y no exageraba. Dentro de las pruebas motrices tenían prueba de resistencia a la fuerza centrifuga, gravedad cero, presión de agua; tenían toda una semana orientada a pruebas para medir netamente sus capacidades físicas. Aunque, la verdad:

-¿Es raro que me emocione?-Inquirió con duda el castaño.

-¿Por estar conectado a un monitor cardiaco mientras corres en una caminadora?-Sugirió Barry dejando su tablet a un lado-Un poco. ¿Por qué te emocionaría algo así? ¿No eres un nerd?-Sugirió con gracia.

-Lo soy, pero siempre me ha gustado saber hasta dónde soy capaz de llegar. Creo que conocer tus propios límites es importante-Soltó con honestidad volviéndose blanco fijo de los ojos de Barry. Y por un segundo se sintió intimidado ante la intensidad que mostraban aquellas irises verdes, su seño ligeramente fruncido, y ahora no podía evitar notar que tenía un par de pequeños lunares en su rostro: uno debajo de su ojo izquierdo y el otro, más pequeño cerca de la comisura derecha de sus labios-¿Qué?

-Nada, solo pensaba-Respondió regresando a esa expresión amistosa que le había regalado antes cuando se conocieron en el auditorio. Adlay supo que mentía. Por suerte en ese momento la camarera les alcanzo y no tuvo que seguir pensando en ello:

-Aquí tienen, un latte de vainilla sin canela...-Coloco la taza frente a Barry-Con dos sobres de azúcar.

-¿Por qué el mío no tiene figurita en la espuma?-Inquirió el castaño mirando a su lattte. A lo que la camarera, una chica menuda con el cabello rizado respondió:

-Porque Mark odia que las arruines al batirlas con el azúcar-Respondió antes de girarse a Adlay-Y un macchiattone con cacao. Disfrútenlo-Agrego antes de dar media vuelta y regresar a la barra:



T. C. Penwolf

#1115 en Novela contemporánea
#8594 en Otros
#1284 en Aventura

En el texto hay: gamer, aventura epica, realidad virtual

Editado: 24.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar