Crónicas mágicas: Nuevo mundo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 6

Un pueblo necesitado

 

Luna había sometido a Blake a un entrenamiento durante la siguiente semana, quizás para ella no sería nada, pero Blake sentía que iba a morir, le colocaba unos brazaletes de plata y luego los activaba, y esto hacia que Blake pesara mucho más, según ella eran dos toneladas, Blake no entendía como podía contra eso, pero a los dos días se acostumbró, ya no le pesaban, también fue gracias a que Marcus jugaba a las atrapadas o le lanzaba una pelota a cierta distancia y Blake tenía que ir a buscarla, él se sentía un poco ofendido por eso.

Ya para el tercer día Blake tenía más resistencia y velocidad, así que las flechas de Luna las esquivaba más fácil, aunque era evidente que ella se limitaba, la parte teórica era la complicada, porque no solo tenía que saber algo sobre su magia también a cómo usarla, y Blake no estaba acostumbrado a pelear, Luna le dijo que mientras más peleara más conocimiento adquiría, pero que siempre recordara lo básico en una pelea.

Al último día de la semana, Blake ya estaba familiarizado con los conceptos de las peleas, y ya había pensado en varias formas de usar sus poderes mágicos, Luna solo le pregunto si confiaba en esos métodos, el contesto con un simple, si, y ella no le pregunto más, ya confiaba un poco en él.

-Bien creo que con eso es todo-Dijo luna-Deberíamos hacer un último repaso teórico.

-De acuerdo.

-¿Qué no debes hacer en una pelea?

-Darle la espalda a mi enemigo, ya que es mi punto ciego.

-Bien-Afirmo ella-¿Si el enemigo es más fuerte que debes hacer?

-Correr-Dijo Blake-Y si no puedo entonces lo inmovilizare unos segundos para poder escapar.

-Correcto-Dijo Luna-¿Si no puedes ver a tu enemigo?

-Eso es una pregunta capciosa-Dijo Blake-Si no lo puedo ver de seguro es porque ataca a una gran distancia, o sabe muy bien como camuflarse.

-Bien eso correcto-Dijo Luna-Estas listo.

-Deberíamos irnos al pueblo-Dijo Marcus-Necesitamos provisiones para continuar el viaje.

-¿Hacia dónde nos dirigimos?-Pregunto Blake.

-Bueno tenemos que pasar por este pueblo-Luna saco un mapa enorme-Luego caminaremos un par de días hasta llegar a la base más cercana-Ella guardo el mapa-Deberíamos ver si podemos comprar algunos caballos.

-De acuerdo-Dijo Marcus-Si nos vamos ahora llegaremos al atardecer.

 

Ya se avistaba el atardecer, la luz del sol era un espectáculo para la vista, ya que los miles de tonalidades entre rojo y amarillo se juntaban en el cielo creando una magnífica obra de arte, la luna se asomaba a lo lejos, era enorme, más grande que la luna de nuestro mundo y se podían ver un poco las estrellas, la verdad era un lugar tan precioso, Blake quedaba fascinado.

Al cabo de unos minutos vieron la entrada del pueblo y Blake escucho algo a la distancia, eran sonidos de peleas, Blake corrió hacia el lugar, no sabía porque lo hizo, quizás eran sus instintos de lucha que estaban despertando o que era tan estúpido para correr directo a una pelea.

Por suerte Luna y Marcus iban detrás de él, cuando llegaron al pueblo vieron lo que parecía ser un ataque de bandidos, ya que estaban amenazando a las personas, pero lo curioso es que solo había una persona del pueblo que estaba defendiendo, la mayor parte del pueblo eran niños, ancianos y madres indefensas.

La persona que los defendía, era un poco más alto que Blake, tenía el cabello negro, y llevaba puesto un kimono de color verde, tenía varias heridas, y algunas vendas que no habían sanado, Blake veía como luchaba con su katana aun con tantas heridas, él no pudo soportarlo más y se lanzó al ataque.

Golpeo con una bola de fuego al hombre que estaba atacando al chico, este retrocedió para apagar el fuego, Blake tomo al chico y se lo llevo lejos.

-¿Quédate aquí?-Dijo Blake.

-Tengo que ayudarlos.

-Es una orden-Blake le apunto con su dedo de manera amenazante.

Cuando Blake volvió hacia los bandidos pudo ver a Luna peleando con dos sin usar sus armas, él había aprendido que nunca pelees con todo lo que tienes al menos que sea extremadamente necesario, Marcus también peleaba sin usar sus poderes.

El bandido que Blake ataco se le acercó a él con su espada, Blake lo esquivo con facilidad, después de esquivar la espada de Luna esto no sería nada, él solo se agacho y lo golpeo en la boca del estómago, quizás debió limitarse un poco porque el sujeto se desmayó luego de vomita.

Uno de ellos el cual parecía ser el líder, se acercó a Blake este tenía un enorme martillo, Blake retrocedió ya que el rango de martillo era muy amplio, y además el mazo brillaba con fuerza, Blake trataba de pensar como acercársele, pero el sujeto seguía atacando sin parar, Blake no tenía más opción que seguir retrocediendo.

Él recordó la vez que Luna corto todos los árboles, ella le dijo algo sobre este tipo de situaciones.

-Cuando te enfrentes a alguien que crea su propio rango solo hay una forma de ganarle-Dijo Luna-Tienes que encoger su rango, para hacerlo deberás encontrar la forma.



Blake10

#6417 en Fantasía
#1396 en Magia
#3694 en Thriller
#2107 en Misterio

En el texto hay: criaturas magicas

Editado: 16.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar