Crónicas mágicas: Nuevo mundo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 12

Las puertas del impero

 

Habían caminado por seis horas, todos aún tenían heridas de la última pelea así que no era prudente correr, por suerte no encontraron ninguna sorpresa de la liga a mitad del camino, cuando pasaron por el valle a un par de metros se encontraban las banderas del imperio Malva.

Estas banderas eran de color azul oscuro, en el medio tenían a un dragón de color amarillo sobre la cima de un volcán, Blake lo miraba con curiosidad.

-¿Aquí existen los dragones?-Pregunto Blake.

-Hace miles de años que nadie ha visto uno-Dijo Luna-Muchos creen que estén muertos.

-¿Y tú que crees?-Dijo Blake.

-¿Yo?-Luna se sorprendió por el extraño interés de Blake-Yo no creo que estén muertos, según dicen los dragones eran como dioses del mundo animal, todas las criaturas mágicas los veneraban, ya que tenían un inmenso poder.

-También dicen que son inmunes a la magia-Dijo Ventus-Eso dicen.

-Yo creo que algo paso-Dijo Luna-De seguro ellos están esperando que llegue su momento para salir.

Blake sentía que sus palabras significaban algo para él, encontró alivio al escuchar eso por alguna razón, luego de eso habían llegado al imperio.

Habían llegado a una gran muralla, ellos se detuvieron ante una gran puerta de madera, esta tenía dos dragones gigantes hechos de metal, la verdad era muy preciosa y a la vez imponente, antes de que trataran de tocar la puerta esta se abrió un poco y varios guardias salieron.

Eran menos de veinte guardias, todos vestían un traje de estilo medieval, ya que tenían cota de malla y también cinturones de cuero, las únicas prendas con color eran la camisa que iba debajo de la cota de malla, y la capa con la bandera del impero, todo esto eran de color azul, cada soldado tenían lanzas, estos los rodearon y les apuntaron con sus lanzas, ninguno de ellos se movió de donde estaban.

Tres chicas salieron, parecían ser de alto rango ya que tenían otro estilo de ropa, sus trajes eran de cuero, e igualmente usaban el azul que representaba su bandera, la verdad que el estilo variaba, una de ellas era pequeña tenía una espada, era muy bella, su cabello era de color negro pero corto, tenía los ojos azules, y también tenía varias pecas, la otra chica de la izquierda era un poco más alta, su cabello era largo pero no era liso, tenía rulos, también tenía una espada, pero en su cuello tenía un collar muy precioso, era linda pero no tanto como la otra chica, parecía ser un poco más ruda, y la chica del medio era la más alta de todas, parecía más calmada, era muy linda, ella no tenía una espada si no un arco, solo que no tenía flechas ella tenía los ojos de color miel.

-¿Quiénes son ustedes?-Pregunto la chica del medio.

-Mi nombre es Luna Wells-Dijo Luna-Capitana número 75 de la división 112, vengo con mis amigos para brindar apoyo al rey.

-Nos había llegado una nota de parte de los guardianes-Dijo la chica de la derecha-¿No se supone que traerían un ejército?

-Bueno Luna es más que suficiente-Bromeo Marcus, la chica de la izquierda lo fulmino con su mirada el dejo de sonreír-La verdad es que no tenemos muchos soldados.

-¿Y ustedes cuatros pretenden ayudarnos?-Dijo la chica de la izquierda.

-Bueno si-Dijo Blake-Los guardianes fueron derrotados, ellos quieren algo de este reino.

-Silencio-Dijo la chica de la izquierda.

-Solo queremos ayudar-Un soldado le apunto su lanza a Blake en el cuello-No podrán ganar esta guerra.

-Sáquenlos de mi vista-Dijo la chica de la izquierda, las otras dos ni siquiera cuestionaron su decisión-Nosotros mismos nos encargaremos de nuestro problema.

Los guardias comenzaron a apuntar a los cuatro con sus lanzas, ninguno quería moverse de allí, de pronto comenzó hacer más frio, y los guardias quedaron congelados en cuestión de segundos, solo las tres chicas fueron las únicas que se salvaron, Blake sentía una presencia muy grande, era casi comparable a la de Luna.

-Mi princesa-Dijeron las tres al mismo tiempo, ellas se arrodillaron.

-¿Qué sucede aquí, Minerva?-Pregunto una voz.

Cuando el humo del frio se despejo Blake vio a la chica más hermosa, era bella, pero también sentía que era peligrosa, como una rosa en medio del volcán activo, su cabello azul oscuro, no se notaba pero cuando el sol lo tocaba podías ver ese hermoso reflejo, sus ojos negros como la noche, era casi del mismo tamaño que Luna, tenía un excelente cuerpo, aunque el vestido de seda no dejaba que se apreciara, tenía varias joyas colocadas en casi todo su cuerpo, y montaba un caballo blanco.

-Mi señora-Se levantó la chica del medio-Los guardianes quieren meterse en nuestro reino.

-Queremos ayudar-Dijo Blake.

-No hables-Luna lo golpeo en la cabeza-Disculpe su malos modeles alteza.

-¿Cuál es tu nombre?-La princesa señalo a Blake, su voz era cálida y transmitía paz al hablar.

-Blake Carter-Luna lo miro muy mal-Su alteza.

-Yo soy la princesa Wendy-Dijo la princesa-Lamento mucho la actitud de mis protectoras, con esto de la guerra no dejan entrar a nadie-Ella bajo de su caballo y le dio la mano a Luna-Debes estar cansada de caminar-Dijo Wendy-Sube a mi caballo.



Blake10

#6473 en Fantasía
#1408 en Magia
#3721 en Thriller
#2122 en Misterio

En el texto hay: criaturas magicas

Editado: 16.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar