Crónicas mágicas: Nuevo mundo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 13

Amigos

 

Marcus y Ventus llegaron a lo que parecía una armería, había varios hombres colocándose armaduras, era curioso como había mucho más hombres que mujeres, de hecho solo había tres mujeres, Moira, Alex y Minerva quien llego junto a Marcus y Ventus, ellas parecían tener mar rango que los demás ya que estos se inclinaban ante ellas.

-¿Qué hacen ellos aquí?-Dijo Alex.

-Ordenes de la princesa-Respondió Marcus, Alex se acercó para golpearlo pero Moira la detuvo.

-Si la princesa quiere que estén aquí, entonces deberíamos recibirlos.

-Bien-Dijo Alex de mala gana-Encárgate tú de ellos, yo iré al pueblo a controlar las barricadas.

-Bien ya que estoy a cargo-Dijo Moira-Si la princesa quiere que estén aquí, de seguro necesitamos su ayuda para algo, Marcus tu ve junto a Minerva, ella vera la situación por las torres de vigilancia.

Marcus se fue junto a Minerva, Ventus comenzó a caminar junto con Moira, ella lo llevo hasta un jardín, no había nadie pasando por esas zonas.

-Bien creo que ya está todo tranquilo-Dijo Moira, luego salto y le dio un abrazo a Ventus-Me alegro tanto verte.

-Yo también-Dijo Ventus-¿Por qué nos ocultamos?

-Pues ahora pertenezco a las valquirias del imperio Malva-Dijo Moira-Y para entrar dicen que no debes tener ningún vínculo personal con el otro sexo.

-¿Y así tan fácil te olvidas de tu hermano mayor?

-Claro que no-Dijo Moira-La princesa me convenció de hacerlo.

-Es chica es rara-Dijo Ventus-Es como si nos ocultara algo.

-Si la princesa suele dar esa impresión-Dijo Moira-La verdad tiene la mente de una niña, pero es tan perspicaz, créeme ella tiene un don para notar algo fuera de lugar.

-Bueno al menos le agrada mucho Blake-Dijo Ventus-De hecho parece que le gusta.

-No lo creo-Dijo Moira-Como lo dije la princesa tiene la mente de una niña en ocasiones, quizás vio algo en él, algo que ni tu eres capaz de ver.

 

Wendy había dejado a Luna en la sala del trono, era enorme, con enorme pilares de piedra tallados, había una alfombra larga de color azul, ventanas grandes y en el fondo dos tronos, uno era más grande que el otro, pero ambos tenían el mismo diseño, sillas grandes amobladas con miles de joyas incrustadas, el color de estas era azul.

En la sala habían varios soldados reunidos todos miraban a Luna fijamente, ella ni siquiera se inmutaba paso delante de ellos, estaba parados en círculo junto al rey, ella lo reconoció ya que era el único que tenía un corona, pero su ropa era normal, traje de cota de maya, con combinaciones de azul y blanco, el hombre era un poco mayor, tenía algunos destellos blancos en el cabello y un par de arrugas, pero parecía ser un fuerte guerrero, media mucho más que Luna aparentaba un metro ochenta, tenía una espada peculiar en su costado, aunque Luna no pudo ver que tenía en si la espada pudo sentir poder mágico saliendo de ella.

-Capitana que gusto verla-Dijo el rey-Yo soy el rey William.

-Su majestad gracias por recibirnos a mí y a mis amigos en su reino-Dijo Luna mientras se arrodillaba.

-Lamento el maltrato de mis valquirias-Dijo el rey-Hemos tenido una semana muy agitada a causa de la próxima guerra.

-Descuide su majestad-Dijo Luna-Su hija nos ayudó antes de que la situación se complicara.

-Me alegro-Dijo el rey-¿Dónde está Wendy?

-Dijo que iba enseñarle el castillo a uno de mis amigos-Dijo Luna, ella vio que los generales murmuraban algo el rey parecía ofendido-Señor tengo algo de qué hablar con usted.

-Quieres ayudarnos durante el ataque-Dijo el rey-También quieres proteger el reino y mis tesoros en manos del enemigo, eso lo sé muy bien, recibí la nota del capitán Lucius.

-¿Estaría dispuesto a recibir nuestra ayuda?-Dijo Luna

-La verdad si-Dijo el rey-Los guardianes y los imperiales se odian desde hace años, y yo nunca entendí porque, me encantaría que ustedes nos ayudaran como muestra de la unión de ambos poderes mundiales.

-Con gusto lo ayudare su majestad.

-Bien-Dijo el rey-Puedes quedarte a escuchar nuestros planes.

 

Wendy corría por un pasillo junto a Blake, ella lo llevo hasta un gran jardín dentro del castillo, habían miles de flores, el pasto era suave, no había nadie en el lugar, habían otras plantas las cuales estaban creciendo, ella tomo una regadera y comenzó a mojarlas.

-Wendy, ¿Podemos hablar?-Dijo Blake.

-Si claro-Ella aún seguía regando las plantas-¿De qué quieres hablar?

-No lo sé-Dijo Blake un poco irónico-¿Por qué me trajiste aquí a solas?

-Quería mostrarte el jardín-Dijo Wendy.

-¿Por qué a mí?

-Porque somos amigos-Ella hizo silencio luego de eso como si estuviera pensando-O si claro, aun no somos amigos, discúlpame-Ella se levantó y le dio la mano-Soy Wendy como ya sabes, y disculpa por tratarte de esta manera, no soy buena haciendo amigos.

-¿Quieres que seamos amigos?

-Bueno si tu no quieres no importa-Ella comenzó a jugar con su pie pateando suavemente una planta.



Blake10

#6428 en Fantasía
#1398 en Magia
#3697 en Thriller
#2111 en Misterio

En el texto hay: criaturas magicas

Editado: 16.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar