Crónicas mágicas: Nuevo mundo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 19

Dragón de hielo

 

Justo antes de caer en la caverna, Wendy se encontraba al frente de Rebecca ninguna de las dos había hecho ningún movimiento ella podía sentir las energía mágicas de las valquirias, y de su padre el cual peleaba contra Connor.

Wendy quería llegar a donde estaba el pero no podía congelar la lava que había creado Rebecca, ella aún seguía patinando en la lava como si estuviera en una pista de hielo, Wendy no podía soportarlo más.

Ella tomo la falda de su vestido y rasgo por completo para que pudiera mover sus piernas con facilidad, ella ahora mostraba solo de las rodillas hacia abajo, también se quitó los tacones y se rasgó las mangas del vestido, ella lanzo su tiara a un lado y se soltó el cabello.

-¿Pruebas un nuevo estilo princesa?-Dijo Rebecca-La verdad te ves bien así.

-Hazte a un lado por favor-Dijo Wendy-No quiero lastimarte.

-Que noble-Dijo Rebecca-Pero igual todos morirán.

Rebecca levanto su brazo izquierdo y la lava de ese lado comenzó a levantarse y corría en dirección a donde estaba Wendy, ella se cubrió con sus brazos y logro congelar un poco la lava pero el calor y la potencia eran tan fuertes que apenas podía mantenerse allí.

-Usa mi poder-Wendy escucho una voz en su cabeza era la voz de una criatura, la voz era poderosa, y gruesa, pero también estaba llena de calma-Estas lista.

Wendy respiro hondo y cerro los ojos se mantuvo en silencio por un rato y luego abrió los ojos, estos habían cambiado, parecían tener la misma forma que las serpientes, pero su color era distinto eran de color azul claro, brillaban con tanta fuerza y belleza como si fueran dos perlas azules, flamas de color azul claro salieron de sus brazos, estas congelaron toda la lava, ella dejo salir más fuego azul en todo su cuerpo lo cual congelo hasta los pies de Rebecca, ella no podía moverse.

Wendy iba a moverse pero el suelo comenzó a temblar y de pronto se formó una grieta que venía de la sala del trono, ambas comenzaron a caer al vacío, pero Rebecca no perdió tiempo, tomo los escombros y los convirtió en enormes bolas de magma, Wendy tratando de esquivar los escombros y la magma, solo le quedaba usar una técnica que había desarrollado pero que en particular no le gustaba usar.

Ella uso sus flamas azules para impulsarse hacia arriba, al estar en el punto ciego de Rebecca ella tomo aliento y luego disparo flamas azules claras desde su boca como lo hacía un dragón, Rebecca fue lanzada hacia el fondo, parecía estar en una caverna, todo el lugar se congelo gracias a las flamas azules de Wendy las cuales llenaron todo el lugar, ella se había quedado sin energía, se iba desmayando poco a poco.

Wendy despertó en la caverna luego de caer en el agua, había un pequeño estanque, el agua estaba congelada pero ella no tenía frio, cuando logro salir del agua se quedó en la orilla tratando de recobrar el aliento, ella fue al estanque a lavarse la cara y luego vio esos ojos de dragón, no le gustaban como eran, nunca le gusto tener ese poder al cual llamaba maldición.

-Gelius-Dijo ella para sí misma-Gracias por salvarme.

-Siempre voy a estar para ti princesa-Wendy volvió a escuchar la voz de la criatura en su mente.

-Eso es lo que más temo.

-Lamento no poder hacerla feliz-La voz sonaba apagada-Pero el chico necesita tu ayuda.

-Blake-Dijo Wendy al recordarlo-Tengo que estar allí para el despertar.

Ella se levantó y volvió a sacar flamas azules, sintió como el calor aumentaba, dejo salir su cola la cual también tenía una flama azul en la punta y se movió a gran velocidad hacia donde estaba la fuente del calor.

 

Volviendo al presente, Luna y Moira habían logrado salir de esa trampa de lava, y Wendy se mantenía esquivando bolas de magma, ella volaba por el lugar usando sus flamas azules para mantenerse en el aire, pero a causa de eso no podía atacar, y también gastaba energía, aunque ella tenía mucha energía de reserva, Rebecca estaba totalmente molesta, atacaba con al menos seis bolas enormes de magma, Wendy apenas podía esquivarlas.

-Maldita princesa-Gruño Rebecca-¿Cómo tienes tanta energía?

-Es mi forma de dragón-Dijo Wendy-Desde que nací he tenido a Gelius el dragón de hielo dentro de mí, y gracias a eso puedo usar magia de dragones.

-¡Mientes!-Grito Rebecca-Los dragones ya no existen.

-No busco que comprendas este poder que tengo-Dijo Wendy-Solo te diré que tengo más energía que un mago común.

-¡Maldita!

Rebecca lanzo siete bolas de Magma, Wendy uso su brazo izquierdo y su pie izquierdo para mantenerse en el aire usando flamas azules, mientras que con su mano derecha lanzo una enorme llamarada de fuego azul las cuales congelaron todas las bolas de magma, incluso congelo parte del suelo, ella bajo del aire y al tocar el suelo este se congelo aún más.

Rebecca estaba aún parada sobre la lava, pero ella ya no tenía tantas fuerzas, estaba jadeando con fuerza, su cabello el cual antes brillaba con intensidad esta vez estaba opaco, Wendy sentía pena por esa chica, parecía tan triste, podía ver un aura de color azul oscura alrededor de ella.



Blake10

#6486 en Fantasía
#1407 en Magia
#3736 en Thriller
#2130 en Misterio

En el texto hay: criaturas magicas

Editado: 16.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar