Crowfield: Secretos Enterrados

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 32 ¡Que El Cielo Nos Ayude!

Crowfield 18 de Noviembre del 2011.

Era un inusual día soleado de otoño y Helena Crabbs se despertaba de su cama para ir a la secundaria para otro inicio de semana del séptimo grado. Se baño y se cepilló los dientes y luego se arregló.

-¡Qué bella estás Helena! -se dijo a sí misma al espejo mientras se peinaba su perfecto y liso cabello negro. Ella tenía unos hermosos ojos de un tono gris que la hacían ver aún más hermosa de lo que era.

Por algo era la chica popular de los de séptimo grado.

Al llegar a la secundaria le esperaba otro día aburrido, pero en la noche todo eso iba a cambiar. Sus padres se habían ido a Florida a visitar a la abuela de Helena y decidieron dejarla sola el fin de semana, razón para que aprovechara ese viernes para pasarla con sus amigos.

-¡Helena, te ves bien! -la saludó Clarisse, una chica que conocía desde cuarto grado.

-Lo sé, Clarisse. Tu te ves... bien.

La chica bajó la mirada y se ruborizó.

-Oh Helena, ¿que dices si nos reunimos un día de estos...?

-Un día de estos, querida. Por cierto ¿no has visto a mi grupo?

La chica le señaló el salón 7-E en el que veía clases, Helena visualiza a los sus amigos hablando cerca de la puerta.

-Gracias, querida. -Helena le dio unas palmaditas en el hombro.

-Oye Hel, ¿podría ser parte de tu grupo de amigos?

Muchos de los chicos comunes de séptimo grado bombardeaban con cumplidos y halagos a Helena y le rogaban para unirse a su grupo pero esta los rechazaba... a veces a unos de una forma más agradable que a otros pero siempre terminaba por negarselos. 

-Lo siento Claire, pero ya no tenemos vacantes. Pero te puedo ayudar dándote el número de mi estilista. -giró sus tacones y se dispuso a caminar.

-Me llamo Clarisse no Claire... perra. 

Helena se giró para enfrentarse a la chica pero esta ya se había ido del pasillo.

-Mejor, así se ahorra que la humille frente a la multitud. Pero me las va a pagar. -Se dijo.

Al llegar al salón de clases notó la mirada de sus amigos... una mirada incómoda. Hace un par de semanas, ella y una chica llamada Patsy tuvieron una "pelea" en la que el resultado fue poco agradable, la ambulancia había llegado y se la había llevado pero Helena supo manejar la situación haciendo que la chica no la delatara y que sus amigos no metieran la pata si por alguna razón les llegaban a preguntar. Poco después Patsy se había ido de la secundaria y de Crowfield y eso era un problema menos por el que debía preocuparse.

Sin embargo, sus amigos estaban enojados con ella y tenían miedo de meterse en problemas por eso que había sucedido.

-Tranquilos, ya lo tengo todo resuelto. -eran las palabras que Helena les decía-. En lo que a mí  y a Patsy respecta, no estuvimos cerca cuando su incidente pasó. No sabemos nada, no vimos nada y lo único que pudimos ver fue a los demás caminando a dónde ella estaba, ¿me entendieron?

Sus amigos asintieron preocupados porque no sabían que hizo la pobre Patsy para que Helena hubiera causado ese desastre. Pero Ian, que era amigo de la chica no estuvo de acuerdo y terminó por dejarle de hablar a Helena por unas semanas hasta que ella se reconcilió con el. Aún así, su amistad parecía estar agrietandose cada vez más y ella no sabía que hacer para evitarlo. Pero eso acabaría hoy.

-Hola chicos. -Helena se acercó a ellos viéndose tranquila. Sus amigos la saludaron. -Saben una cosa, Greg hará una fiesta hoy en la noche y me preguntaba si querían ir conmigo ¿Qué me dicen?

Los chicos se miraron entre sí. Ella conocía esa expresión sabía lo que iban a decir pero aún así se arriesgó a esperar una respuesta.

-No lo sé, Helena. No creo que estemos de ánimo para ir a una fiesta. -Le respondió Alice.

-Alice tiene razón Hel. -dijo Amy-. ¿podríamos hacer otra cosa o ir otro día?

Helena negó con la cabeza.

-Chicos, se que están molestos conmigo con lo que pasó con... ya saben, pero ya les dije que expresan so ya se resolvió.

Ian la miró con enfado pero no le dijo nada.

-Yo sé que siguen molestos conmigo por lo que pasó pero ya es pasado. Nuestra amistad se está rompiendo y ya no estamos unidos como antes. Por favor.

Cassidy se frotaba su trenza.

-No lo sé... no quiero que suceda algo peor.

-¡Oh vamos, Cas! No seas tan dramática. Nada malo va a pasar.

-No para nada, yo no quiero ver algo peor. -Kenneth negó en redondo. -Un susto más y creo que puedo morir de preocupación o algo así.

-Lo que Kenneth quiso decir -intervino Tom-, es que no podemos permitir ser parte de otro complot tuyo Helena, no podemos y no lo haremos.

Helena rodó los ojos.

-¿acaso no confían en mi? Todavía me esfuerzo porque nuestros lazos no se rompan y ustedes solo quieren culparme. Si, se que hice mal pero no fue mi culpa... todo pasó tan rápido. Nunca quise lastimarla. Se los puedo jurar.

-¿Jurar? Eso no servirá de nada, Helena - Ian le dijo en un tono de voz que daba a entender que seguía molesto con ella-. No quisiste lastimarla, pero si quisiste inculparnos ¿verdad?



BlueCerberus

#2488 en Thriller
#1422 en Misterio
#1100 en Suspenso

En el texto hay: misterio, chicos, desaparición

Editado: 29.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar