Cuentos con Todo

Tamaño de fuente: - +

Cancion

Otro día mas, los compases de ¾ de “Mis disculpas” sonaban en mi cabeza, con una mano en la bolsa de mi chaleco, movía mis dedos al ritmo del compás, entre al aula, que clase, algebra, muy aburrida, todos comenzaron a llegar, y justo cuando la clase estaba a punto de empezar, ella paso frente del salón, la canción ahora era “Chico invisible”, la maestra entro al salón y cerró la puerta detrás de ella, la clase comenzó, a la maestra le gustaba dejar ejercicios complicados, un chico desde atrás me dijo: -Te ganare-, en mi cabeza sonó, “quieres llegar a donde estoy yo en dos días, ayer eras mi fan, hoy eres dios, tonterías” de “Pura droga sin cortar”, los ejercicios fueron escritos en el pizarrón, escribí en mi libreta y mientras contestaba, sonaba “Trato de no trabarme”, pero el ejercicio era difícil, diez minutos de pensar en ello, “Si nadie me gano, nadie me ganara mi esfuerzo es enfermizo” de “Pura droga sin cortar” me llego a la mente, me levante y entregue el ejercicio, la maestra lo analizo y me lo regreso diciéndome que estaba incorrecto, le pregunte por qué y solo se limitó a decirme que el método estaba incorrecto, tome mi libreta y regrese a mi lugar, analice el ejercicio y el procedimiento estaba bien, volví a entregarlo y me lo regreso de nueva cuenta, el estribillo de “Mathematik” sonó en mi cabeza, a todo volumen, deje de escuchar la voz de la profesora y mis pensamientos, tome de nuevo mi libreta y regrese a mi lugar, lleno de furia, las lágrimas casi salen de mis ojos, el chico detrás mío se levantó y la profesora aprobó su método, y lo resolvió en el pizarrón, su método era muy largo y tedioso, la respuesta era la misma que la mía, solo que a él le habían salido más resultados, que después de interpretar, salía mi resultado,  los últimos párrafos de “Mierda” sonaron en mi cabeza, a mucho volumen, yo me tarde diez minutos mientras él se tardó una hora, él se puso a explicar el ejercicio mientras yo solo leía un manga en el celular, mientras en un oído tenía un audífono, escuchaba el álbum “Buiikikaesu”, solo hay dos bandas que me gustan, MTH y SiM, las demás son mierda pura a mi consideración, mientras el escribía el ejercicio y todos los demás lo veían como el mayor genio, yo solo me distraía, la clase termino, salí a comer algo, antes de salir del edificio, ella volvió a pasar, mi mente aún estaba inundada de canciones como “What's up people?” o “Killing me”, pero el verla, hacía que todo dentro de mí se calmara, comenzó a sonar “Te quiero agradecer”, pero la calma no siempre lo es, el chico fue a mí y me acorralo en una pared: -Te dije que te ganaría, alguien como tú no puede ser superior a mí-, te piensas que soy idiota, soy mejor que tú, el tomo mi mano e intento besarme, yo lo golpee en la entrepierna, me intento golpear y “Yoshu Fukushu” comenzó a sonar, la furia en mi interior saldría transformada en fuerza, no en lágrimas, los compases de ¾ de “Mis disculpas” sonaban también, pero ahora no seguía el ritmo con mis dedos, sino con golpes en su rostro, la maestra de matemáticas nos vio y me tomo de los brazos, “Mathematik” en mi cabeza sonó más fuerte, opacando totalmente todos mis sentidos, menos mi vista, haciendo fuerza me solté de ella y de un golpe la avente, estaba harta de ello, “Killing me” volvió, de mi postura encordaba y la cabeza abajo, me enderece y levante el rostro, la ira invadía mi ser, algunos doctores de la facultad intentaron sostenerme, pero “si nadie me gano, nadie me ganara, mi esfuerzo es enfermizo”, “A la mierda”, los deje a todos, camine a cafetería, pedí comida y saque mi cartera, al abrirla, una foto de ella cayó al suelo, la recogí y “Me acuerdo” de Vico c sonó en mi cabeza, esta canción tranquilizo todo mi ser, el dolor lo sentía en los nudillos, así como la sangre saliendo de mi labio, porque precisamente en ese instante su recuerdo me invadiría, mientras esperaba mi orden, ella se acercó a mí, con su voz baja me hablo:-Gracias-, ¿Gracias?, gracias porque, no hice nada. –Él me había estado acosando desde hace dos semestres, y tú le diste su merecido, te lo agradezco- dijo eso y se fue, ya que las lágrimas salían de mi rostro, “Rosso & Dry” comenzó a sonar justo después de “Me acuerdo”, mi comida estaba lista, la recogí y salí de ahí lo más pronto posible, mientras caminaba, algunas chicas s eme acercaron, también agradeciéndome por lo que hice, pero… ¿Qué hice?

Otro día mas, como el anterior, seguía los compases con mis dedos, al llegar al salón, la clase ya había empezado, ahora nadie me susurro que me ganaría, ya que ese supuesto ganador estaba internado en un hospital por lesiones, no habría cargos, y si los había, ellas me defenderían, la clase termino, fui a la tienda y ella volvió a pasar, me vio y camino hacia mí, no sé por qué “Julius Cesar” de haftbefehl sonaba, no lo sabía, ella estaba frente mía, quito su cubre bocas que la hacía ver más misteriosa y me hablo, -Esto lo he estado guardando para ti- dijo y me dio una carta, ¿Por qué seguía sonando “Julius Cesar”?, abrí la carta para leerla, que cambie a otra canción, déjame pensar, bien, cambio, a una del mismo artista, ahora era “069”, piensa claro, articula palabras, porque no lo haces, más chicas se acercaron a mí, entonces ella volvió a ponerse su cubre bocas y se fue, el video musical de “Palabras” de Nach, me vino a la mente, sabía que si no quería tener un final como el del video, tenía que ir detrás de ella, pero mis piernas estaban soldadas al piso, la canción cambio, ahora sonaba “e iri a n” de mth, el valor se apodero de mí, moví mis piernas y corrí para tomar su mano, ella volteo confundida.



ManamiOkuda

#6233 en Otros
#2338 en Relatos cortos
#1209 en Ciencia ficción

En el texto hay: sentimientos, amor, todos los generos

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar