Cuentos cortos para el café

Tamaño de fuente: - +

La extraña Sussy

Sussy se recostó en el asiento trasero del auto, su hermano, que iba de copiloto, notó el comportamiento extraño de la niña y le preguntó:

  -¿Qué sucede hermanita? No me digas que te da miedo andar en auto.

  -¡No es eso, tonto! -gritó enojada Sussy, el cual parecía frustrada por algún motivo.

  -¡Oigan! -intervino el papá, que estaba en el volante -. Callense niños, que debo concentrarme en el camino.

Cuando el hermano y el padre de Sussy dejaron de vigilarla, esta se levantó un poco para mirar hacia el exterior del auto, por la ventana podían verse muchas personas extrañas que se movían a la velocidad del vehículo y que clavaban sus ojos en Sussy. ¡Era horrible! ¿Quienes eran esas personas? ¿Por qué el hermano y el papá de Sussy no podían verles? Eran Muchas las interrogantes que se formulaba la niña, y en lo que ella volvió a recostarse en el asiento y tapar sus ojos. Una mano le topó en la espalda... Sussy volteó espantada y de los nervios le salió una lágrima. Pero luego suspiró aliviada, era su padre, avisándole que habían llegado.



Hipnotizador

#6047 en Otros
#2269 en Relatos cortos

En el texto hay: cuento corto, drama, relatocorto

Editado: 01.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar