Cuentos cortos para No dormir

Tamaño de fuente: - +

Gozu

Autor: Raúl Murguía Domínguez

Mónica, Raley y Steve limpiaban el sótano escolar, cumplían con su castigo, los castigaron por molestar a un pobre inválido. Mientras "limpiaban", en realidad sólo perdían el tiempo y jugaban con cualquier cosa que encontraran, Raley encontró un empolvado y pequeño libro, con una portada obscura y que daba mala espina, en la parte central superior se encontraba el título: "Cuentos cortos para NO dormir"

-Ey, chicos, miren lo que encontré- notificó a sus compañeros.

El robusto Steve y la delicada Mónica prestaron atención a Raley.

-Se llama "Cuentos cortos para NO dormir", ¿Qué dicen?, ¿Les gustan los relatos de terror?, ¿Leemos unos cuantos?

-No se... - Dijo Mónica
-Vamos Mónica! Son solo unos cuentos.
-Bueno, está bien, sólo unos pocos.

Los 3 amigos se sentaron en el suelo y empezaron a leer, primero leyeron "Baja a cenar", luego siguió "McDonald's" después leyeron "No sólo los perros lamen" llegaron a "El dedo", todo hiba normal, todos escucharon atentamente hasta que estaban a punto de leer "Gozu" y Mónica exclamó inquieta:

-Chicos, creo que deberíamos parar, tenemos que limpiar o si no nos castigaran más días.

-Tienes razón, pero hay que terminar este, porfavor.-Insistió Raley

-OK, sólo este y yá.

Raley comenzó a leer en voz alta:

"Autor: Desconocido, advertencia: desastres han ocurrido cada vez que alguien osa leer la historia de Gozu, procede bajo tu propia responsabili-
dad..." 
 


 

-¿Le creen?-Preguntó la lectora.
-Nahh, sigue. 
 


 

Raley siguió leyendo, la historia se ponía cada vez peor, a tal punto que Mónica comenzó a llorar de terror. El cuento contaba la historia de un ser con cuerpo de humano, pero con cabeza de vaca. 
 


 

-Raley, para ya porfavor- Pidió Steve al ver que su compañera derramaba lágrimas, pero parecía que Raley no lo escuchaba, seguía narrando, Steve notó que sus ojos tomaban un tono rojizo, una larga sonrisa se dibujaba en su rostro, las lágrimas de Mónica ya no eran transparentes, derramaba sangre, el salón comenzó a moverse, todos los objetos caían y se quebraban, un librero se resbaló y aplastó a los estudiantes. 
 


 

Al día siguiente se encontraron los cuerpos de los muchachos, con los ojos abiertos, el cadáver de Mónica abrazaba un pequeño libro abierto en una página, en la página de un cuento: "Gozu" 
 


 

Se dice que siempre que alguna persona se atreve a leer la terrible historia de Gozu, terribles aconteci-
mientos suceden, personas se han quitado la vida por temor a encontrarse con aquel terrible ser, gente de pequeñas aldeas se han encerrado en sus hogares y nunca salieron, en el 2006 un camión lleno de estudiantes se estrelló horrible-
mente mientras un profesor contaba un pequeño fragmento de la historia. Nadie ha sobrevivido después de escuchar o leer la historia de Gozu. 
 


 

(Para escribir esta historia me basé en la leyenda de Gozu, que simplemente habla de una historia maldita de un ser con cuerpo de hombre pero cabeza de vaca, nadie conoce una sola parte de la historia) 
 


 



Raúl Murguía

#15 en Terror
#69 en Thriller
#25 en Suspenso

En el texto hay: antologia, terror, suspeso

Editado: 23.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar