Culpable

Tamaño de fuente: - +

6. Ácido Desoxirribonucleico

El instinto maternal es un lazo afectivo que se crea entre la madre y el bebé después de su concepción.

Muchas veces se traduce en el impulso que siente una mujer de proteger a su hijo de todo, siendo capaz incluso de sacrificarse por él.

Los estudios revelan que no todas las mujeres desarrollan esto al momento de ver a su bebé, algunas tardan un tiempo en desarrollarlo.

La primera vez que leí esto tenía nueve años, me dije a mi misma que, tal y como decía el artículo, solo tenía que esperar a que mi madre y yo crearamos ese lazo para que las cosas entre nosotras comenzaran a cambiar.

Así que trate de acercarme a ella con la intención de pasar más tiempo juntas, pero Bella me rechazaba en cada ocasión.

Fue así durante dos años, hasta que en mi cumpleaños número once, mi madre decidió que era más importante salir a tomar té con sus amigas que quedarse a celebrar conmigo.

Ese día entendí que para Bella Carson yo no era prioridad, pero, secretamente, siempre albergué una pequeña flama de esperanza de que las cosas cambiaran.

La razón por la que todo esto ronda mi mente es clara, no puedo dejar de pensar en lo que Bella me dijo, incluso ahora, estando frente a mi padre, no escucho nada de lo que está diciendo debido a mis pensamientos.

  ─Le pedí a Ben que buscara todos los documentos con mi firma que pudiera encontrar─papá saca una hoja de su escritorio─, me envió esto muy temprano, al parecer lo halló en el archivo de una notaría, una que trabaja para Winship co─nuestros ojos se dirigen a Alex que está sentado junto a mi─, por supuesto esto es una copia, no lo han dejado ni respirar cerca del documento original.

  ─Pero sí esta es su firma, eso significa que...

  ─Ese es el asunto, Alex, yo no firmé esto─inspecciono el documento con cuidado, al parecer las condiciones del contrato son bastante puntuales; sí no me caso con Alex, mi papá tendrá que pagar una especie de compensación. La cifra en el documento tiene tantos ceros que me dan escalofríos─, me aseguro de leer todos los documentos que pasan por mi oficina y puedo asegurarles que jamás vi esto.

  ─¿Así que Derrick falsificó tu firma?─mi padre niega.

  ─Esto es algo que he visto antes─señala la hoja─, ¿pueden ver como la línea se ve más fina en la parte superior? como si hubieran dudado mientras trazaban─su rostro se vuelve serio─, sé quién firmo esto─sus siguientes palabras salen lentamente de sus labios─, fue Bella.

¿Por qué ninguno de nosotros se ve sorprendido al respecto?

  ─No lo entiendo, señor Carson, ¿por qué su esposa aceptaría firmar algo que no tiene ningún beneficio para usted?

  ─Tampoco estoy muy seguro de eso, muchacho, pero Bella siempre ha sido una mujer bastante complicada─papá me mira─, nunca estoy seguro de lo que está sucediendo con ella.

Pasan unos minutos antes de que Alex se despida de nosotros y nos deje solos en el despacho.

  ─Creo que yo...

  ─Escuché la discusión que tú y tu madre tuvieron─se recarga en su silla─, ninguna de las dos parece saber expresar sus opiniones con un tono de voz moderado─una sonrisa ladeada aparece en su rostro.

  ─Papá... ¿tu crees que yo no...?

  ─Estuve junto a tu madre cuando naciste, fui la primera persona que vio tus ojos abrirse─suspira─, no es la primera vez que tu madre insinúa algo así y...─baja la mirada avergonzado y saca un sobre de algún lugar entre los papeles─, no pude resistir la tentación─me tiende el envoltorio─, cuando el laboratorio me envió los resultados no pude verlos, Liv, entendí que lo que dijeran las pruebas no iban a cambiar el amor que siento por ti, pero creo que tienes derecho a saber la verdad.

Asimilo sus palabras en mi cabeza y asiento.

Papá se marcha, supongo que tiene cosas que hacer y sólo ha llamado a Alex para informarnos sobre lo que descubrió.

Le doy vuelta al sobre una y otra vez.

  ─¿Señorita Olivia?─escucho unos suaves golpes y volteo hacia la puerta─, hay un muchacho en la entrada, dice que quiere hablar con usted.

Mi ceño se frunce.

  ─Si, está bien, llévalo a la sala, por favor─doblo el papel y lo guardo en mi bolsillo.

Me muevo lentamente porque, a pesar de que no encontraron nada malo en mis costillas, me siguen doliendo cuando camino.

  ─Castaña, es bueno verte─Blue está sentado en uno de los sillones mientras sus pies están sobre la mesita de marmol en el centro de la sala. Menos mal mi madre no está en casa o tendríamos que soportar un drama─, parece que tienes una vida llena de acción, la última vez que te vi no tenías eso en el brazo, podría firmartelo como en las películas.

  ─Lo tendré en mente, Blue─me río─, ¿cómo supiste mi dirección?

  ─Bueno, necesitaba un favor y... utilicé el sistema de la policía para hallar tu casa─mis cejas se elevan con sorpresa─, es solo que Eider me prohibió llamarte por teléfono y creí que sería mejor hablar sobre esto en persona.

  ─¿Sucede algo malo?─me siento en el sillón frente a él─, ¿le sucedió algo a Eider?



AM

#12059 en Novela romántica
#7811 en Otros
#870 en Acción

En el texto hay: literaturajuvenil, amor desamor, inglaterra

Editado: 16.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar