Culpable hasta que se demuestre lo contrario

Tamaño de fuente: - +

Capitulo III

Abro la puerta un poco preocupada, acababa de llegar a la universidad cuando la secretaria del decano me dijo que este quería hablar conmigo, espero que no sea tan grave como presiento, ya tengo suficientes problemas y no necesito uno mas, él, Mark Cross, esta sentado en su escritorio y teclea algo en su computador cuando me ve.

— Buenos días

Saludo cordialmente, adentrándome a la oficina.

— Buenos días Allison, toma asiento 
Al frente de su escritorio, hay dos sillas tomo asiento en una y guardo silencio esperando que hable.

— Bien, antes que nada quiero decirte que confió en ti, en que eres inocente, y no solo por la amistad que tenia con tus padres, sino también porque sé que eres una buena persona, tienes mi apoyo

— Gracias en verdad por confiar en mi, sin embargo sospecho que lo que tiene que decirme no es muy bueno ¿cierto?
Le digo preocupada por el rumbo que esta tomando la conversación.

Si Allison, tienes razón, el vídeo sobre lo que pasó a la salida de la universidad se ha hecho tan viral que llegó a manos de la junta directiva

— Espere, ¿qué vídeo? 
Lo interrumpo desconcertada

—¿No lo sabes? Alguien grabo tu discusión con Madison Greem y lo subió a Internet

¡¿QUÉ?!

—No, ¿cómo es que no me había enterado de esto?

Lo que me faltaba, ahora mi imagen anda rodando por la red, Dios ¿sera que esto puede seguir empeorando?, un momento

—Espere, ¿la junta directiva lo tiene? estoy en problemas ¿cierto?

—Sí, ellos pidieron tu expulsión

Contesta entregándome una hoja, ni siquiera la miro, lo único que había logrado recuperar, lo único en lo que me estaba yendo bien, y ahora lo pierdo, es tan injusto, ¿hasta donde me cobrara la vida haberle pedido ayuda a ese señor?, yo solo quería ayudar a mi hermana, y ahora me estoy estrellando, de nuevo y con mas fuerza

—Intente persuadirlos pero alegaron que no podían permitir que escándalos como esos se dieran en nuestras instalaciones, me exigieron tu expulsión y no pude hacer nada, en verdad lo lamento, tienes todo el potencial para ser una excelente medica y ...

—Gracias en verdad, pero por favor no siga, no puedo hablar de lo que puede ser mi carrera profesional, no ahora y perdone si estoy siendo grosera

—No te preocupes, entiendo que con todo esto estas un poco frustrada, pero nunca olvides todas tus metas ¿si?, quiero que me prometas que cuando salgas de todo este lío, lo volverás a intentar y terminaras tu carrera

—Claro que si, se lo prometo, y, gracias por confiar en mi, aun cuando todo parece estar en mi contra

—No tienes nada que agradecerme, yo se bien quien eres, además, le prometí a tus padres que estaría al pendiente de ustedes

—Eran muy buenos amigos ¿cierto?

—No lo dudes, ahora quiero que vayas, demuestres tu inocencia, y cumplas tu promesa

—Así lo haré, hasta luego

—Hasta luego Allison

Salgo de la oficina recordando las veces que Mark y su familia iban de visita a nuestra casa, mis padres junto con él y su esposa hablaban durante horas mientras mi hermana y yo jugábamos con su hijo Daniel, quien ahora esta en Alemania, recordar me despeja la mente por un rato, pero al llegar a casa guardo las cosas de la universidad desanimada, pongo un poco de música e intento entretenerme con algo, pero nada logra hacerlo lo suficiente hasta que recibo un mensaje de Ian

Hey ¿qué fue lo que pasó? Te he buscado por todos lados y ahora escuché que el decano te había mandado a llamar

Me expulsaron

¿Qué? ¿Por qué?

Por lo de ayer, ¿sabías que lo grabaron y lo subieron a internet?

Nada no lo sabia¿sabes quién fue?

No tengo ni la menor idea, :-\ pero no tengo cabeza para pensar en eso ahora

Está bien, yo me encargo

¿Qué? no, no, descuida no te preocupes por eso

No prometo nada

No puedo evitar sonreír, es un poco extraño que, a pesar de llevar poco tiempo de conocernos, sienta tanta confianza cuando estoy o hablo con él, es como si lo conociera desde siempre, y tengo que admitir que me encanta tener su apoyo en este momento, me dio un voto de confianza del que estoy muy agradecida

Esta bien como quieras, oye te invito a almorzar ¿qué dices? ; )

Mmmm ¿cocinaras? ; ) : )

quizás :-D

Esta bien, allá estaré gracias por la invitación

Ok, de nada ; )

Hasta luego All

Hasta luego Ian

**********
Una gran sonrisa me espera al otro lado de la puerta cuando el timbre suena a las 12 en punto

—Hola cocinera
Dice Ian entrando a la casa, sonrío de lado y lo sigo contestándole 

—¿Qué te hace pensar que sí cociné?

— ¿Estas diciendo que invitas a alguien a almorzar a tu casa para comer comida comprada?



La luz de la noche

Editado: 04.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar