Dí Que Me Amas

Tamaño de fuente: - +

005

Caminamos hacia el garaje donde se encuentra Tris con mi auto y donde están los demás autos de mi padre, no tenemos muchos solo los suficientes, es decir tenemos una camioneta, mi auto y el auto de mi padre.
¡Al fin! Dios al fin llegan.- exclama Tris.
No soy Dios querida, deja ya tu drama y vámonos de una vez, adiós padre te veré después.-le digo esta vez dirigiéndome a Owen.
Nos vemos luego Cara, hasta luego Tris.-le dice esta vez dirigiéndose a la loca de mi mejor amiga.
Hasta luego Tío Owen.-responde la pelinegra.
Me subo en el auto y comienzo a encenderlo para así poder salir de la cochera, coloco la dirección en el GPS y espero a que Tris se coloque el cinto de seguridad, una vez que lo hace me dispongo a seguir la dirección que mi GPS indica.
Pon música le indico a Tris.
Esta asiente con una sonrisa en su rostro, de repente Meant to be de Bebe Rexha.
If it's meant to be, it'll be, it'll be
Baby, just let it be
If it's meant to be, it'll be, it'll be
Baby, just let it be
So, won't you ride with me, ride with me?
See where this thing goes
If it's meant to be, it'll be, it'll be
Baby, if it's meant to be.
cantamos juntas en el coro.
Después de unos 15 minutos de viaje y entre canciones y cantos llegamos al centro comercial, nos vamos directamente al parqueadero para dejar a mi querido Audi R8.
Nos dirigimos hacia el ascensor para llegar hacia los locales de muebles y enseres, una vez que llegamos allí me dispongo a observar el lugar, mis ojos recorren el lugar y no puedo creer lo que mis ojos ven, esto tiene que ser una jodida broma, ¿qué de que estoy hablando?, pues estoy viendo a la pelirroja con voz de ardilla en este local y lo peor de todo es que al parecer trabaja aquí.
Qué te pasa Cara?.-me pregunta mi amiga.
Pues mira hacia esa dirección y dime si visualizas a una pelirroja flacucha atendiendo aquellos clientes.-le digo, la mirada de la pelinegra se dirige hacia la dirección que le indico y al darse cuenta frunce levemente su ceño y voltea a mirarme.
Sí la veo, que pasa con ella, no espera, es ella la <pelirroja>.- me dice.
Exacto, es ella, y trabaja aquí, de todos los locales tenía que ser justo aquí.-le digo.
Vamos no es para tanto, puede que ella ni te reconozca, así que solo vamos a comprar que es lo que vinimos hacer.-me dice.
Bien pero espero que mi día no empeore más o peor aun que ella me reconozca y se acerque a mi.
Nena hay más ayudantes aquí así que tu tranquila.-me dice Tris.- mira este conjunto para la sala, ¿qué opinas?
Pues se ve muy lindo y creo que con el color del departamento contrasta muy bien.-le digo.
Bien vamos preguntando por el precio.-me dice dirigiéndose hacia uno de los ayudantes.
-Karina ¿verdad?.-dice alguin tocándome el hombro
Me giro hacia esa voz para saber quien es y lo que me encuentro no es nada bonito.
No que ni me la iba a topar hoy.
Cara.-le corrijo a la pelirroja que tengo enfrente.
Oh sí eso.- que gusto verte de nuevo.-me dice
Lástima que no puedo decir lo mismo-me digo a mi misma.
Bueno, me tengo que ir, estoy un poco ocupada.-le digo, justo cuando estoy por recoger mi bolso otra voz aparece en mi campo de visión.
-Priscila.-habla esa voz, 
Este día no puede ser peor, tenemos en frente señoras y señores al Doctorcito Valverde.
Me voy, digo lo más rápido que puedo.-
-¿Señorita Vicenzi?.-pregunta alguien enfrente de mi impidiéndome el paso.
Levanto mi mirada encontrándome con su mirada fija en mí.
Hola y Adiós.-le digo viéndolo, ya que el aún no se aparta de enfrente y no deja de mirarme.
Querido has venido por mi.-habla la voz de ardilla haciéndonos salir de nuestra burbuja.
Sabes a lo que he venido Priscila, no te emociones tanto.-le dice este.
Bien, saben no me interesa lo que tengan que hacer, pero ¿podrías quitarte de enfrente y abrirme el paso?.-le pregunto mirando de mala manera a el Doctor.
Nena, ya pregunte sobre el precio y a qué no adivinas que más, ese chico de allá quiere salir con ti... -se queda a media frase ya que se da cuenta de la intensa mirada que mantenemos Santiago y yo y de la pelirroja colgada en su brazo mirándonos atentamente.-¿Qué pasa aquí?.-pregunta mi amiga.
Nada, por cierto ellos son el Doctor Valverde y su acompañante Priscila ¿qué me decías nena?.-le pregunto.
mi amiga mira curiosamente a Santiago quien casualmente no deja de mirarme a mí, tendré la cara cagada - me digo.-
Bueno es un gusto conocerlos Beatriz Geraldy mejor amiga, hermana de esa preciosidad lo dice mientras me señala, Tris para los amigos, para ustedes aún Beatriz -Te decía que ese chico buenorro de allá quiere tu número.-me dice
La miro con cara de pocos amigos, conociéndola es capaz de habérselo dado sin mi consentimiento. - espero que no se lo hayas dado Beatriz Geraldy.-le digo con mi cara toda seria.
-No, pero estuve a punto de hacerlo.-me dice
No puedes, No puedo, y no podré Tris ya lo hablamos hoy en la mañana además la universidad esta cerca quiero terminar mi carrera sin nada a parte de lo que tengo que hacer durante ese mes.-le digo sin dar más detalles a los presentes.
-Algún día Tris, podrás enamorarte y no podrás.....-
Suficiente es todo, vamos a pagar ese juego de sala ya me quiero ir de aquí, tenemos que ir al apartamento.-comienzo a caminar pero soy detenida por una mano que se aferra a mi muñeca siento una vez más esta corriente que recorre cada centímetro de mi cuerpo.
Espera.-me dice Santiago, aún sosteniendo mi mano y el mirando en esa dirección.- puedes decirle a tu padre que necesito que se comunique conmigo por favor.-me dice.
Cla... Claro yo le digo.- hablo cuando mi voz suena mas firme, en serio Cara como se te ocurre balbucear por dios que te pasa.-me reprendo mentalmente.
Bueno es hora de que sueltes mi mano.-le indico.-este asiente y me suelta yo doy vuelta y me dirijo fuera del local, mientras espero a Tris para salir de aquí inmediatamente, me fijo una vez más en Santiago quien ha salido también pero no solo, va con la pelirroja los sigo con mi mirada al ver que se dirigen hacia unos pocos metros de mi, noto que la pelirroja esta enfadada, mientras él le explica no se que cosas, al cabo de unos minutos, esta se aparta de él aún con su mirada dolida y enfadada.
-Vamos nena, dentro de una hora nos llevaran el juego de sala a nuestro apartamento.-me habla Tris.
Santiago pasa por enfrente de nosotras no sin antes dedicarme una pequeña sonrisa, me dedico a mirar hacia otro lado porque no se como reaccionar.
-¿De qué me he perdido?.-dice Tris.
De que hablas, no te has perdido nada.-le digo.
-Claro, miradas intensas, esa tensión que se sentía hasta medio kilometro, te agarra la mano y no te la suelta.- yo te dije que este día iba a traer algo.-me dice
Vámonos ya.-le digo caminando hacia el ascensor que va al parqueadero.



Cartty

#1777 en Novela romántica
#823 en Otros
#129 en Acción

En el texto hay: accion, romace y drama, agentes y misiones

Editado: 16.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar