Dantalion

Tamaño de fuente: - +

Mi nombre es "Layra"

Sonrió confundido mientras esta ponía una corona de flores en su cabeza, beso su frente y dejó caer las flores que le habia quedado de su corona las cuales caían como cascadas sobre su cabeza.

  • - ¡Te miras bello así!.
  • Se quitó su corona mientras la ponia en su cabeza, beso sus labios a lo que esta se aparto inmediatamente mientras observaba hacia todos los lados.
  • - ¡No deberias hacer eso!, saben que aqui todo somos hermanos.
  • - ¿Y eso que?, Eva ya pecó y comio del fruto prohibido, ¿Porqué yo no puedo hacer lo mismo?. Después de todo esto algún dia será mío.
  • - Si sigues pensando así serás expulsado.
  • Tomó su mano mientras la apretaba suavemente.
  • - ¿Tú nunca me traicionaras?.
  • - ¡Nunca!.
  • .........
  • Observó detenidamente el cuerpo que yacia dormido en su sofá aún no podia creer que después de años la habia encontrado y aunque pensará que estaba loco sabía o más bien sentia que era ella, se acercó a ella mientras paseaba sus dedos por todo su cuerpo lo acaricio como el dueño y señor de lo que le habia pertenecido por años y que le fue arrebatado sin justa razón, miró con codicia las formas de su pecho y sintió una corriente eléctrica por todo su cuerpo, con sus dedos delinio sus labios y los apretó suavemente casi saboreando el manjar que era, vio el primer botón de su camisa desabrochado estiró su mano para abrir su camisa y tocarla cuando sintió a alguien detrás de el.
  • - ¿Ahora abusas de tus empleados sexualmente?.- Hablo el esbirro con diversión, levantó la vista y arrugo la cara al verlo vestido de colegiala.
  • - ¿Acaso tienes un nuevo fetiche?.
  • Cruzo la piernas mientras tocaba sus largas piernas femeninas con algo de morbo.
  • - ¿Acaso te excita?, sabes que ahora si puedo sastifacerte sexualmente.
  • Chasqueo los dedos mientraa este hiperventilaba, algunas cosas empezaron a levitar al igual que el esbirro su rostro ya habia cambiado al igual que su transformación.
  • - ¡Perdón mi señor!. - Rogó nervioso.
  • Volvió a chasquear los dedos mientras todo volvia a la normalidad, el esbirro se volvio a sentar en la mesa, observo a la chica y sonrio.
  • - ¡Huele a los santos de la última era!.
  • - Crees que no lo sé, después de tanto tiempo por fin la tengo.
  • - ¿Y qué haras con ella?.
  • - ¿Acaso no lo sabes?. - Ammon nego con la cabeza. - La voy a torturar por todo lo que ella hizo y después le quitaré la llave del guardián para conquistar los 7 reinos.
  • Ammon se levantó de la mesa y toco la pulsera que habia en su muñeca automáticamente sus manos cobraron fuego a lo que reio divertido.
  • - La vas a tener difícil si ella tiene esto, es porque ellos estan aquí. Si quieres empezar necesitarás buenos aliados. - Este se acercó a la ventana mientras la abria dejando entrar al aire. - Si quieres ser el soberano, ¡No te enamores de ella!. - Sonrio y se lanzó de la ventana.
  • - ¡Jamás!. - Respondió molesto.

 

Tocó su mejilla mientras esta estornudaba, se enderezo en el sofá y observó todo el lugar atentamente en eso vio los hombres de aquel enigmático ser y sus mejillas se calentaron al instante de la vergüenza.

  • - ¡Lo siento mucho!, no se que me pasó me queria despertar pero sentia que algo me lo impedía. - Vio hacia a todos los lados y pregunto temerosa. - ¿Dónde esta ella?.
  • Río internamente porque sabia a lo que se refería, porque habia visto a unos de sus subordinados en su forma demoníaca.
  • - ¿Hablas de Sheyla?, Ella es de recursos humanos, ¿Tienes alguna queja?. - Pregunto curioso.
  • - ¡No!, es solo que su rostro... - Susurro en voz baja. - Es diferente. - Movio su cabeza mientras sonreia apenada. - ¡Perdón!, creo que ya no me darán el empleo perdi la entrevista y le hice pasar un mal rato.
  • - Descuida lei tu CV y me llamaste mucho la atención, es más quedas contratada.
  • - ¿Enserio?.
  • - ¡Por supuesto que si!, se que serás una maravillosa secretaria solo tengo una curiosidad, ¿Como se llama?.
  • - Mi nombre es "Layra", se que es poco común pero significa "Príncesa de Luz". - Sonrio con ternura. - ¿Y usted como se llama?.
  • Este sonrio de manera fria mientras extendía su mano a lo que correspondió cortésmente.
  • - Mi nombre es Leviatán Silverman. - Susurro en voz baja. - Y significa "Lucifer".
  • ........
  • Cerró el libro mientras lo desaparecía toco el cristal de la ventana y vio las primeras gotas caer.
  • - La guerra ha empezado.
  •  
  •  
  •  



Mary Ishakov

Editado: 14.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar