Dantalion

Tamaño de fuente: - +

Acercandose al peligro

" ¿Quién dijo que las mentiras son mala?, a veces una mentira te puede salvar de una situación.

........

Intento de manera vana calmar sus sollozos  pero esto se hicieron en gritos mas fuerte para calmar el dolor que se desbordaba su corazon, algunos niños se alejaban de ella para no escuchar sus llantos, sintio un abrazo y se dejo consolar mientras hipaba en voz baja, levanto de su rostro y vio los ojos color miel de un niño que sonreia de oreja a oreja, este era un poco mas grande que ella aparentaba quizás unos 10 años, a su lado estaba un niño cabello negro y de facciones más seria sin llegar hacer intimidante, la volvio abrazar a lo que volvio a llorar entre sus brazos. beso su frente y hablo con voz tranquila.

- ¡Nunca te dejaremos!.

Sonrio de nuevo a su nuevo amigo cuando de pronto todo se volvio oscuro, sintio un escalofrio por todo el cuerpo y vio una parte algo vieja, la puerta chillo y vio una cuna de color azul se acerco temerosa cuando vio a un bebe jugando con una colcha del mismo color que la cuna, este al verla empezo a reir de oreja a oreja, se levantó y empezó a golpearse entre las baranda de la cuna, su rostro empezó a brotar sangre y escucho la risa alegre del menor. Dejó de golpearse enderezo su rostro y sonrió.

- ¿Acaso no me miro bello Layra?. - Hablo con voz profunda.

...........

Abrió los ojos del golpe se enderezo de la cama para tranquilizar su agitada respiración, puso una mano en su pecho para tranquilizarse un poco contando hasta 10, inhalo y exhalo hasta que su corazón volvio a la normalidad, miró hacia todo los lados y vio los primeros rayos del sol colarse por su ventana, observó el reloj y vio que ya eran las 7 de la mañana, salio de su comoda cama para dirigirse al baño para ir al trabajo, abrio la llave de la ducha para que el agua se calentara y poder relajar un poco sus tensos músculos, se metió al agua y gimio gustosa al sentir la calidez del agua bajar por su cuerpo, cerró sus ojos para relajarse más cuando vio de manera real la cara desfigurada del bebe, una arcada que subía por su garganta, salió de la ducha y vómito todo en la taza del baño, un escalofrío helado bajo por todo su cuerpo, se sentia asqueada y con el cuerpo débil, pero tenia que ir al trabajo hoy su jefe tenia una importante reunión y requería de su presencia. Se levanto de manera regañadiente del suelo, bajo la cadena del toilet para que se fuera lo que había vomitado minutos atrás.

- ¡Vamos Layra tú puedes!. - Se animó a si misma.

Un olor a huevos revueltos inundo toda la estancia, Cecil estaba poniendo los huevos en los platos, mientras Jared bebía una taza de café, Cecil sonrio alegre al verla a lo que correspondió con la misma energía, Jared solo guiño un ojo y puso su vista en el periódico del New York Time que estaba en la mesa, vio su plato en la mesa y sintió un nueva arcada, cubrió su boca respiró un poco para tranquilizarse, observó un par de ojos de color miel la observaron preocupado, Sonrio para tranquilizarlo pero éste no confío en su sonrisa.

- ¿Te sientes bien?.

- Tengo el estómago revuelto creo que me cayo mal el almuerzo asi que descuidas, ya se me pasará.

Cecil la vio un poco desconfiado. Cecil siempre habia sido la mamá del grupo, por naturaleza el era el más calmo y el más amoroso siempre se preocupaba por los demás y ponias los problemas de los otros antes de lo suyo. Se levanto de la mesa y se despidió de sus amigos de la infancia.

..........

Jamás habia escuchado el idioma ruso pero le llamó mucho la atención su acento era muy profundo pero algo enredado, Sonrio de lado cada vez que algún inversionista la observaba, Leviatán hablaba con un ruso fluido lo que le pareció muy sensual. Se sonrojo ante tal pensamientos, uno de los hombres la observó de manera fija y sintió un ligero temblor por todo su cuerpo, sus ojos azules brillaban de manera perversa, apartó la vista y dejó que siguieran hablando de lo que sea que estuvieran hablando.

La reunión termino de manera satisfactoria al parecer había llegado a un acuerdo, acomodó algunos papeles cuando sintió un soplo en su oreja derecha, chillo del susto y fijo su vista en los ojos del hombre que la miraba con diversión

- Izvinite za to, chto napugal vas. - Sonrio con pena, alzó la ceja confundida y este río en voz baja. - Te estaba pidiendo disculpa por haberte asustado.

- Descuida solo no esperaba eso de su parte.

- Qué maleducado soy. - Extendió su mano. -  Nikolai Shatova.

- Un gusto mi nombre es Layra Williams.

Acepto su mano y sonrió de manera amable, en eso vio un recuerdo.

(....)

Unas hermosas alas de color negro se movía con gracias mientras de su mano extendía un libro de color negro.

- ¡Hipócrita!.

....

Soltó su mano de manera rápida ante tal revelación, antes que el misterioso hombre volvería hablar, una mano toco de manera firme en su hombro, volteo su vista y vio las facciones seria de su jefe.

- ¿Qué se te ofrece como si secretaria?.

Este se encogió de hombro y se dio la vuelta.

- Solo quería presentarme, después de todo siempre me ha llamado la atención.

Nikolai se dio la vuelta dejandola más confundida que antes, que habrá querido decir con "Siempre me ha llamado la atención", si apenas hasta hoy lo conocía, Leviatán tomo su mano a lo que provocó un ligero sonrojo en su mejilla.

- ¿Quieres algo de comer?, yo invitó. - La observó expectante por su repuesta.

- ¡Me encantaría!.

Este salio del lugar y lo siguió sin notar que alguien más los estaba observando.

......

Jugó con sus alas mientras sonreia de oreja viendo con diversión a la pareja que comía en un restaurante lujoso, vio el sonrojo en las mejillas de la fémina, mientras su acompañante esbozaba una sonrisa tetrica.



Mary Ishakov

Editado: 21.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar