Darksouth lll: Buscando verdad y justicia

Tamaño de fuente: - +

Prefacio

 

Estoy perdido. El tiempo se me escurre por los dedos desde que no estás. Han pasado casi diez meses y nadie sabe donde estás. Me desespera y quisera mandar a todos a la mierda por ser tan incompetentes, pero...sé que yo no podria hacer mucho por mi cuenta. Todo se fue al infierno desde que desapareciste aquel dia. No hay momento que no escuche tu voz en ese mensaje de voz que me dejaste, donde te sentias agitada y preocupada por algo. ¿Que era aquello que querias decirme con tanto apuro? No puedo dejar de pensar que es mi culpa. Si tan solo me hubiera quedado solo cinco minutos mas, nos hubieramos encontrado y ahora estarías aquí conmigo. 

No hay momento que espere con ansias alguna llamada al teléfono para decirme que estás a salvo, pero también temo cada vez que suena porque no sé qué es lo que me esperará del otro lado del teléfono. No puedo vivir en paz con la incertidumbre de no saber si estás bien. 

¿Te han tocado? ¿Te han lastimado? ¿Estás hambrienta? ¿Tienes frío? 

Tantas malditas preguntas, la cuáles nadie, absolutamente nadie, me puede dar las respuestas. Necesito saber que estás bien. Ruego porque estés bien mi Rizos. Mi vida sin ti ya no es la misma y jamás lo será si no vuelvo a encontrarte. Sueño con verte cada noche, y detesto despertar porque se me va la pequeña chance que he tenido para sentirte cerca y sentirte a salvo. Aún soy capaz de oír tu risa en los pasillos y siento tu aroma a vainillas y flores por el aire cuando la brisa se pone fresca. Te necesito. Por favor, dónde sea que esté, por favor, ven a mi. 

 

Alguien me llama desde el otro lado de la puerta. Dejo el papel con mi mala caligrafía de lado y me pongo de pie para atender. El rostro asustado y pálido de Karin me da indicio que de algo ha sucedido, pero ni siquiera debo preguntar cuando ella me extiende el teléfono. Unas lágrimas caen de sus ojos y temo coger la llamada. Niego a medida que tomo el teléfono entre mis manos temblorosas y cuento hasta tres antes de contestar. Me llaman de la comisaría. Han encontrado un cuerpo, y es de una mujer. 

Solo siento como el teléfono se resbala de mis manos y miro a Karin quién tapa su boca para ahogar sus sollozos. NoElla no puede irse. Mi Rizos no. La desesperación comienza apropiarse de mi sistema, y salgo corriendo, me llevo algunas cosas por delante y choco con Miller quién al igual que yo, se le ve desesperado y angustiado. Nos miramos. Ambos nos miramos a los ojos y solo corremos a mi auto. Él también recibió la noticia. 

Es cuestión de minutos lo que me demoro llegar al bosque, dónde supuestamente está el cuerpo. Miro a mi alrededor. Todo aparcado por autoridades. Cintas de restricciones colocadas en el perímetro. Noto una cabaña abandonada a unos cuantos metros dónde están investigando. ¿Que haría mi Linda aquí? El oficial Maddox se acerca en cuanto nos reconoce. Su expresión seria y frívola me pone los pelos de puntas. Tiro de mi cabello hacia atrás, el cual me ha crecido considerablemente. El oficial hace una seña con las manos y nos invita a seguirlo. Miller coloca una mano en mi hbro dándome apoyo, y yo hago lo mismo con él. Esto es algo mutuo. 

Paro de caminar a unos cuantos metros cuando veo el cuerpo  tapado por un plástico blanco. No puede ser mi Rizos. El oficial espera a que lleguemos y espera mi aprobación para despejar o no el rostro del cuerpo. Inspiro hondo, y doy un asentimiento de cabeza. Mi corazón está a punto de salirse, y no puedo aguantar las lágrimas. Lloro aún si saber si es o no Linda quién está aquí, pero el mero hecho de imaginarla me mata por dentro. Sin embargo, cuando descubre el rostro del cadáver, una parte mía se relaja como nunca antes, mientras que la otra parte, se derrumba un poco más. No es linda, sino Sandy. Sandy Mack esta muerta. 

Solo oigo el grito de Todd y mi amigo se tumba sobre el cuerpo sin vida de su novia. Lloro y lo abrazo dándole animo, mi apoyo. Aunque sé que en  momentos así, no es mucho lo que uno puede hacer por el otro. Sin embargo, nos avisan que el de Sandy no es el único cuerpo hallado, y el oficial me hace caminar hacia un punto que está más cerca de la cabaña. ¿Acaso las han tenido auto encerradas? Otro cuerpo se encuentra sobre el piso y el oficial, apenado, espera mi aprobación. No sé si estoy listo después de ver lo Sandy, pero cuanto antes termine esti, será mejor. Así que asiento. Me muerdo con fuerza el labio cuando reconozco un mechón de cabello rubio, pero al ver su rostro, no es Linda. Suspiro aliviado y frunzo el ceño al reconocer a Nikki. ¿Que demonios hacia Nikki aquí? 

Todd está desconsolado y no sé qué puedo hacer para ayudar. No sé si es peor encontrar el cuerpo sin vida de tu novia o no encontrarlo y que la búsqueda y la incertidumbre sigan tal y como están. Otro oficial se acerca a nosotros con prendas para reconocer. En este momento no tengo cabeza para reconocer nada. Se llevan utensilios y otras cosas para ver si hay pruebas de que linda ha estado aquí. Pido permiso para entrar, y el oficial me lo concede. Me quedo en el umbral de la puerta, dónde unos peritos sacan muestra de sangre de un colchón que está en el suelo. Llevo mi mano a mi rostro imaginando lo que debió haber sufrido y no aguanto más. No puedo entrar. No puedo hacerlo. 



Ceit

Editado: 25.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar