¿deberíamos darnos una oportunidad?

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 5.

Capítulo 5:

 

Pasado...

 

[Olivia]

 

¿Y bien? —inquiri—. ¿Qué era eso de lo que tanto querías hablar? —pregunté sin rodeos, algo que detestaba era que las personas nunca fueran al grano y dieran tantas vueltas para decir algo.

 

Le veo rascarse la nuca, se nota a leguas que está nervioso y no entiendo porque. ¿Será que sabe que leí el mensaje? ¿Y ha venido a explicar de que iba esto? ¿Podrá ser que fuera verdad lo que decía ahí? ¿Él se atrevió a...? Mi pregunta es interrumpida por sus palabras, las cuales se cuelan en lo más profundo de mi ser. Algo dentro de mí se rompe y no estoy segura que fue exactamente.

 

Salir contigo fue parte de una apuesta —dice al fin, en un susurro tan bajo que temí no haber oído bien—, Enamorarte también y eso significaba más dinero. ¿Creiste que alguien como tú podía gustarme? ¿De verdad lo pensaste? —hay burla en su voz en este momento, no había rastros del chico que creía conocer y dejaba a la vista la persona repugnante que era en verdad—. Fue divertido mientras duró y dinero fácil para mí —suelta una risa y eso logra que derrame la primera lágrima. Mierda. Quería ser fuerte cuando se dignara a decirme la verdad, pero he fallado y dejé que viese mi lado débil.

 

Entonces sonreí, sí, le sonreí. Pero de la manera más cínica y cruel. ¿Quería jugar de esta manera? Perfecto, jugariamos a quién es la peor mierda.

 

¿Y tú piensas que creí tu patético teatro? —solté de pronto y su sonrisa se desvaneció—. Eres un idiota si lo creiste Reed, también mentí. Ninguna de mis palabras dichas fueron ciertas y tampoco llegué a sentir algo real por ti. ¿Querías jugar? Perfecto, porque yo también lo hice —había burla en mis palabras y la furia se adueñó de su rostro. ¿Era eso o decepción lo que veia? No, era dolor. ¿Le habían dolido mis palabras?

 

¿Tienes algo más para decir? —soltó con desdén en su voz.

 

Reí ante eso y negué —¿Qué pasa James? ¿Mis palabras lastimaron tu ego imbécil? ¿O es que lo que acabas de confesar no tuvo el efecto que esperabas? —seguía con mi tono burlón y lleno de cinismo—, ¿Querías que llorara? ¿Qué suplicara que todo fuese mentira y que me querías de verdad? —mi sonrisa se ensancho—. Entonces has perdido tu tiempo y la apuesta. Porque déjame decirte algo, nada de eso pasará. Y puedes irte al infierno con un pase directo, porque no eres nada para mí —aclaré, ocultando el dolor que mi alma sentía. Porque sí, sus palabras se habían calado en lo más profundo de mi ser. Habían roto mi corazón, en millones de fragmentos. Los cuales costaría demasiado volver a juntar, pero ya no importaba si al menos él quedaba igual o peor que yo.

 

Me observó e intentó decir algo pero no le di tiempo a hacerlo, ya que comencé a alejarme. Y al pasar por su lado me tomó con suavidad de mi brazo y logró que detuviera mi andar.

 

¿De verdad no sentiste nada por mí? —pregunta y puedo sentir la angustia en su voz.

 

Sonreí con satisfacción, al saber que mis palabras surtieron su efecto.

 

¿Crees que mentiría con algo así? —dije y él negó—. Entonces no preguntes si sabes la jodida respuesta —espete, para soltarme de su agarre con bastante brusquedad. Y con cada paso que daba, sentía como mi interior se derrumbaba lentamente. Pero me obligue a respirar con profundidad y seguir adelante con mi teatro de que nada había pasado. Creí que nada podía empeorar, pero que equivocada estaba. Él no lo dejaría así. Joey West no lo dejaría pasar.

 

Presente...

 

—Tienes que irte, no eres bienvenido aquí James —ordene con desdén y le señalé la salida. Verle logró que me cabreara y por eso me acerqué para pedirle que se largara. Pero estaba claro que el imbécil se negaría, joder.

 

—No me iré —sentenció—. No puedes evitarme por siempre y lo sabes —sonríe al decirlo. Mierda. Calma Olivia, no hagas un escándalo aquí.

 

Respire profundo e intenté calmar a mi fiera interior —Vete, no me apetece entablar una puta conversación contigo. ¿No ha quedado claro aún? —espete y volvía a perder la paciencia.

 

Su mano viajó hasta mi mejilla y la acaricio con suavidad —Regresa conmigo —pide y es cuando noto a Sam y a Ben salir de la cafetería.



VickyGasai

#1419 en Fanfic
#4638 en Joven Adulto

En el texto hay: apuesta, askingalexandria, ben

Editado: 20.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar