Decídete, Margarita

Tamaño de fuente: - +

✿ Capítulo 5 ✿

Yo no le di ningún ‹‹Sí››  a la pregunta que Luis me hizo. Pero hay un viejo dicho: un hecho dice más que mil palabras, y en este caso se aplicaba a la perfección.

Cuando él cogió mi mentón con la mano que tenía libre y acercó su rostro hacia el mío, ya no opuse resistencia. Me dejé llevar por la gran emoción que me embargaba. Y así fue como ambos nos dimos nuestro segundo beso.

Tierna y de forma delicada, sus labios rozaron los míos, en un beso que duró lo suyo, pero que para mí fue un momento eterno... Un mágico y maravilloso momento...

Luego de eso, en el que la relación entre los dos fluyó con más naturalidad, conversamos sobre lo que nos había sucedido durante los años que no nos habíamos visto. Ahí pude enterarme un poco más sobre cómo había sido su adolescencia.

Esta había sido normal, dentro de lo que cabía, y es que Luis llevaba una relación muy distante con su padre, porque este siempre quería imponerle sus puntos de vista. Pude darme cuenta que el hablar de ello le causaba mucha frustración y tristeza, así que decidí cambiar de asunto rápidamente y charlar sobre temas más triviales.

—No has cambiado tu "toque"(1) —me dijo mientras tomaba una taza de café que yo le había servido. Estaba sentado en una de las sillas del comedor de mi casa—. Tienes unas manos increíbles.

—Sólo es café "pasado"(2) —le indiqué. Estaba sentada en otra silla, la de la cabecera de la mesa, a la izquierda de él—. No hay mucho arte en su preparación.

—Vamos, no te minimices. ¿Te dije alguna vez que me encantaba cómo preparabas el té y el café cuando me lo servías en mi casa?

—No que yo recuerde —dije sintiéndome complacida.

En el fondo, estaba muy feliz por sus halagos hacia mí.

—Pues te lo digo ahora —señaló dando un último sorbo a su taza y levantándose de la silla.

—¿Ya te vas? —dije con cierta pena.

—Aunque quisiera quedarme más rato, ya es muy tarde —me indicó mientras observaba su reloj—.  Son casi la 1:30 am.

—¡Dios bendito! Tienes razón. ¿Qué dirán en tu casa cuando llegues tan tarde?

Él tomó su chaqueta y se la puso. Ambos nos dirigimos a la puerta de entrada de mi departamento. 

—Bah. Ya inventaré cualquier excusa. Que me encontré con algún amigo de la universidad o del grupo de rap. Total, mi "viejo" no está en mi casa y mi mamá se traga cualquier cuento que le diga.

—¿Hace mucho que cantas rap? —dije buscando cualquier tema con el pretexto de hacer que Luis se quedara unos minutos más.

—Bueno... Desde hace dos años. Cuando entré a la universidad llevé la asignatura de Música como actividad libre. Ahí conocí a mi amigo Pablo, quien sabía de toda la onda de Eminem y grupos de rap. De tanto andar con él terminó por gustarme este género musical. Luego me presentó a otros "patas"(3) con los que él se juntaba. Así que algunos días, después de las clases, nos reunimos en las plazas de los parques o de la casa de alguno a cantar y ensayar canciones.

—Vaya, pues sí que te ha dado fuerte lo de la música. Y tienes talento, mucho talento.

—¿Tú crees? —preguntó con avidez.

—Pues claro. Tienes una preciosa voz. Cuando cantaste antes, en el auto...

—¿Como Pablo Alborán? —me interrumpió enarcando la ceja y sonriendo de manera pícara.

—Sí. ¡Un momento! —Fruncí el ceño—. ¿Cómo sabías que me gustaba esa canción?

—Pues recuerdo que te gustaba escuchar canciones románticas con mi hermana. Ambas se encerraban en su habitación y se ponían a cantar. Ustedes tenían sus cancioneros(4) y todo eso. Tú cantabas tan bonito, aunque no puedo decir lo mismo de Ada. Con sus gallos.... ¡era insoportable! Más aún, cuando se creía la próxima "Thalía" y se ponía a ensayar frente a los espejos de mi casa mientras cantaba  —señaló imitando a su hermana.

No pude contener la risa al observar su "actuación". 

—¡Qué malo eres! —le dije dándole un pequeño golpe en el hombro.

—Es que es cierto. Pero bueno...me acordé de esto porque, luego, cuando te ibas a pasear con ella, me infiltraba en la habitación de mi hermana e indagaba cuál era la canción que estabas cantando.



Nozomi7

#8846 en Novela romántica
#1368 en Chick lit

En el texto hay: humor, novelacontemporanea, drama

Editado: 04.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar