Déjame provocarte

Tamaño de fuente: - +

Dulce amargo

Sami*

Me estoy dirigiendo a donde Jacied me dijo, estoy muy intrigada, al llegar el esta ahi esperandome bien guapo, porta una chaqueta negra de cuero y un pantalon azul oscuro.

-¡llegaste hermosa! te estaba esperando, ¿ vamos adentro?.

-¿que es eso tan importante que tienes que decirme? y ¿por que aqui?- indago.

ya estoy empezando a desconfiar de Jacied este lugar esta retirado y solitario.

- ya es algo tarde Jacied, dimelo aquí,  ¿es necesario entrar ahi?- señalo el lugar.
Esa bodega se va caer.

- si es muy importante pero vamos adentro Sami, no temas ya veras amor, que lo que tengo preparado no es nada malo.

- ok vamos- entro temerosa

Esto no me lo esperaba la bodega tiene un montón de foquitos, como si fueran millones de estrella iluminando el techo, tiene puesto una mesa  con un mantel blanco tiene dos platos y copas, velas, una botella de vino, esto es simplemente bello, el hizo todo esto por mí, observe el lugar, pero algo de ahi me desconcerto,  habían 4 camaras que estaban grabando todo,  tengo mucha curiosidad por ellas asi que decido preguntar.

- ¿Jacied por que las camaras?

- princesa son para inmortalizar este momento, esto es lo importante que tenía que decirte, que me interesas mucho, mas de lo que imaginas y quiero algo serio contigo.
ven sientate  mi reina, vamos a cenar que la noche es joven y esto apenas inicia.

- ¡claro!- contesto feliz.

me siento, pero estoy incomoda, no se si son las camaras, o es mi nerviosismo o algo no esta bien es como un sexto sentido.

- olvidate de las camaras Sami, solo es una locura mía, es que quiero que todo quede grabado, nena comprendeme, quiero recordar este día.

le sonrió un poco a Jacied, y empezamos a cenar, y  a platicar cosas sin sentido,  el me ofrece una copa mas de vino, ya tome 2 copas, y ya me siento mareada, no estoy acostumbrada a tomar nada de alcohol, eso esta empezando hacer efecto, le digo que ya no quiero mas, pero el  y me insiste, acepto para no molestarlo,  ya siento mi cabeza confusa,  jamás eh bebido alcohol si sigo, tomando sere una vergüenza andante.

-De pronto el se levanta y se va a encender las camaras y pronuncia.

"llego la hora"

- Sami, sabes, eres muy hermosa, pero eres una mojigata como dicen, te voy a confesar algo.

TÚ ERES UNA APUESTA.

Mis amigos me retaron a que te cogia  y desvirgaba en menos de una semana, y sabes el reto ya mero acaba, y  pienso cumplir el reto,  yo nunca pierdo.

- ¿como? - le contesto a Jacied, aturdida.

¡nooo!, eso es mentira- le respondo.

siento que mis lagrimas empiezan a deslizarse por mis mejillas, tu jamás me harías eso ¿verdad? - pregunto esperanzada a que me diga que lo que dice no es verdad.

Jacied eres mi amigo, lloro.

El miedo se apodera de mi,  sus ojos se ensombrecen, sus pupilas se dilatan, y se va aproximando hasta mi, me agarra de un brazo con mucha  fuerza.

- ¡sueltame!  - le grito arrastrando las palabras.

me tengo que ir

- ¡no! tú no te vas a ningun lado, seras mía, por las buenas o por las malas, ya te dije que yo nunca pierdo, sabes que fastidioso  fue fingir que me interesabas, mejor no te resistas la pasaremos muy bien.

- ¡jamas! -le grito nunca sere tuya.

¡auxilio! ¡ayuda!

-grita todo lo que quieras te olvidas donde estamos, z señala el lugar.

Nadien viene aqui, estaba todo fríamente calculado, entonces lo quieres por la fuerza, o por las buenas,

Mira que me resisto.

-asi sera nena, por las malas.

De pronto él me tira al piso, me da una bofetada que me deja aturdida,  y viendo todo borroso, empieza a besarme, en el cuello, yo me resisto pero el tiene mas fuerza, se sube encima de mí, me rompe la blusa, sus besos son asquerosos, me succiona un pezón y luego el otro, y dice palabras como:  obcenas.
"que rico" "lo vas a gozar nena" 

Su mano empieza a bajar por mis muslos hasta tocar mi íntimidad, me baja  el pantalón por completo hasta dejarme en bragas, el se quita el pantalón, y saca su miembro y dice:

"te lo hare tan duro para que me recuerdes Sami"

estoy por levantarme pero me vuelve a dar un golpe, veo borroso nuevamente, no puedo evitarlo me va violar, de pronto oigo que gritan.

-¡dejala!

Esa voz me suena parecida pero no puede ser él verdad, ¿como me encontro? seria imposible, no se nada mas de mí.  ya que pierdo el conocimiento....

 



Isabela

#1278 en Novela romántica
#303 en Chick lit

En el texto hay: amor juveni, amor tierno, amistad lealtad

Editado: 20.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar