Del odio al amor.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 11 Ya se enteraron.

Me desperté por las ganas de vomitar, me levante y fui corriendo al baño aunque en el camino me maree y tuve que agarrarme de la pared, después de que salí del baño mire mi habitación en la que estaba Chloe durmiendo en el diván también mire mi ropa que es la misma de ayer solo que ya no tengo los tacones puestos. Volví al baño y me di una dicha para despertarme bien y ver si el dolor cabeza se me calma. Al salir del baño fui a despertar a Chloe que también tiene la misma ropa, ella se fue a bañar mientras yo me vestía, me decidí por: una camisa corta gris, un short de mezclilla con unas vans negras y un collar también tenía a la mano unos lentes de sol para que no vean mi mal aspecto por la resaca.

Chloe salo del baño y se vistió con un conjunto parecido al mío, vi la hora y son las once de la mañana, bajamos a ver como quedo la casa. Apenas llegamos a las escaleras vimos que la casa es todo un desastre y tenemos que llamar para que la limpien antes de que lleguen mis padres. Tome mi teléfono y llame a Julia y a las otras tres chicas que limpian, en diez minutos ya estaban aquí y empezaron a limpiar. Después llame a Amanda para que también viniera para hacer el almuerzo. Fui hasta la cocina por un vaso de agua para tomarme una pastilla para el dolor de cabeza Chloe también hizo lo mismo, nos quedamos allí sentadas sin hablar hasta que Chloe me miro con los ojos bien abiertos.

—Ayer te vi besándote con Justin—

— ¡¿Qué?!—

—Si en el pasillo que lleva al baño de abajo— dijo sonriendo.

—Dime que no fui yo la que se lanzó arriba— dije con la frente pegada a la mesa.

—Bueno creo que no pues cuando los vi porque yo iba al baño se acercaron y empezaron a besarse los iba a interrumpir para ir al baño pero la cosa se puso intensa y decidí ir al baño de arriba—

— ¿Por qué no me detuviste? ¿Ahora como lo mirare a la cara?— la mire y ella se rió. —No te rías que no es gracioso— entraron las chicas que limpiaban y nos avisaron que ya todo estaba listo. Chloe llamo a sus padres y les pregunto por mis papas.

—Mi mamá dice que ya tus papas vienen— Amanda que acaba de llegar entra en la cocina y se pone a hacernos un consomé para recuperar las fuerzas, por eso es que no quiero que se vaya nunca de mi casa. Al estar listo nos sirvió un poco y comimos allí mismo en la cocina. Mis padres llegaron y todavía estábamos comiendo, nos saludaron desde la puerta de la cocina y se fueron a su habitación.  Después de comer, nos sentamos en los sofás a descansar yo trate de recordar el beso con el profesor pero nada lo único que recuerdo es que estuve todo la fiesta con él. Me estaba quedando dormida. Sentí que alguien me movió el hombro por lo que quite mi brazo de los ojos y vi a mi papá con una sonrisa.

— ¿Qué paso?— dije bostezando.

—Recuerdas que hoy vamos a celebrar tu cumpleaños en familia ¿verdad?— mi papá estaba vestido con un pantalón de jean a la cadera, una camisa blanca y zapatos negros. Detrás de él vi a mi mamá que vestía un pantalón negro con un suéter pegado al cuerpo de color rojo con zapatillas rojas.

—Sí lo recuerdo, solo déjenme tomar mis casas y bajo ¿ok?—

—Te esperaremos afuera— grite un "ajá" desde las escaleras. Tome mi teléfono y documentos los guarde en los bolsillos de mi short tome un suéter azul por si acaso llega a hacer frío me lo colgué de mi brazo izquierdo porque con el derecho hago todo. Baje las escaleras y me fije que Chloe ya no estaba en el sofá pero supongo que me espera con mis papas afuera. Llegue a la puerta que estaba cerrada, algo raro pues se supone que están ellos ahí afuera, la abrí y quede en shock.

— ¡No lo puedo creer!— ante mí esta un hermoso camaro blanco con un gran lazo arriba y una tarjeta enorme que dice "Para Sky de tus padres, te amamos" mire a donde estaban mis padres los dos estaban abrazados y sonriendo, corrí hasta ellos y los abrace.

—Yo también los amo ¡Muchísimas gracias!— estoy demasiado contenta.

—Este es el que querías ¿no?— me dice mi papá sonriendo. Asiento eufórica y los vuelvo a abrazar.

— ¿No quieres estrenarlo?— pregunto mi mamá.

—Claro que sí—

—Pues ve— mi papá me entrego las llaves y al voltear vi que Chloe me enfocaba con el teléfono, salude a la cámara y mostré mis nuevas llaves ella sonrió detrás de la cámara. Llegue al auto le abrí la puerta del piloto y me subí. Puse mis manos en el volante deje el suéter en mis piernas para más comodidad, Chloe se acercó a mí y me tomo una foto. Encendí el auto y la sensación fue maravillosa, mis padres se acercaron a mí pero cuando llegaron a mi ventana mi mamá vio mi brazo, su sonrisa se borró y me halo el brazo fuera del auto.



Willbelys Lombano

#11377 en Novela romántica
#4233 en Joven Adulto

En el texto hay: odioamor, mejoresamigos

Editado: 22.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar