Del otro lado del andén

Tamaño de fuente: - +

IV

Honestidad

Dia n° 4

Que usted sea un noble caballero nadie lo asegura, pero un nombre tal vez sería de gran ayuda. Quiero poder creer en su sinceridad y a su favor está el hecho de que ya en tus ojos vislumbro honestidad.

Me gustaba mucho la manera en la que nos estábamos comunicando, realmente los mensajes ocultos y un secreto entre nosotros hacía que mis esperanzas de llegar a tocarte estuvieran más a mi alcance. 

Si bien todo se sentía un tanto infantil, seguir tu juego era para mí una manera de probarte mi interés en ti. Como si pudiera hacerte saber a través de simples palabras cuanto me gustabas.

Toda tú.

Estaba seguro de que en una relación futura nada ni nadie podría estorbarnos. En estas épocas superficiales y conformistas tú lograste hacer que yo creyera en el amor.

Y seguí con nuestra escrita conversación.

Doncella de radiante sonrisa, si mi nombre le ayuda a que pueda creerle a mi corazón pues debo decirle que éste es el verbo de salvación. Ahora, ¿Aceptarás una invitación?



AL. A. S.

#7371 en Otros
#2878 en Relatos cortos
#11377 en Novela romántica

En el texto hay: tren, sucesos inesperados, amoraprimeravista

Editado: 07.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar