Demerit

Tamaño de fuente: - +

Prologo.

En medio del bullicio usual que venía con el tan esperado, o quizás odiado, primer día de clase, un joven de cabellos castaños algo despeinados caminaba entre la muchedumbre soltando un largo bostezo que intentaba cubrir inútilmente llevando su mano a su boca, fue un bostezo tan fuerte que se podía divisar lágrimas en sus ojos, se veía como alguien bastante cansado y esto se reflejaba más en sus pasos los cuales eran más lentos que los de los demás. Llevaba el uniforme regular de cualquier estudiante, pantalones y chalecos de un color azul oscuro junto a una camisa Blanca que traía una corbata. Este joven no parecía tener la menor prisa por llegar a la entrada, quizás porque estaba llegando con tiempo de sobra, pero su lento caminar le dio oportunidad a una pequeña figura de alcanzarlo, tocando el hombro de este por detrás intentando llamar su atención, el muchacho al sentirlo voltearia a verla dando así con una pequeña chica con una cabellera rojiza algo descuidada, la cual observaba timida y preocupada a las demás personas, parecía no irle bien las multitudes, sin embargo al notar la mirada del chico esta le dedicaría una leve pero alegre sonrisa para luego apurar el paso y poder quedar junto a el, comenzando así a caminar a su lado mientras iniciaban una relajada y casual charla tan común en una mañana de clases. 
 

Mientras ellos dos continuaban su despreocupada charla, detrás suyo un joven Albino caminaba distanciado de las demás personas, casi parecía que evitaba o era evitado por los demás, pero a la vez algunas chicas susurraban con unas sonrisas inocentes mientras miraban en su dirección, después de todo parecía que aquel chico había conseguido la atención de muchas chicas debido a su apariencia, sin embargo este mantenia una mirada inexpresiva e incluso "Vacia" o mejor dicho, mientras se dirigia a la entrada de aquel instituto junto a la multitud de estudiantes, casi parecía que "Anhelaba algo".
 

Aquellas chicas que parecían disfrutar de mirar al peliblanco pronto unieron a una tercera a la charla, seguramente preguntándole algo referente a ese apuesto muchacho, la chica recién agregada a la charla que presumía una hermosa cabellera castaña ondulada, simplemente parecía reír por lo que le decían mientras negaba con una mano de lado a lado y pronto se desligó de la charla al haber divisado entre la multitud a dos chicos a los cuales se les acercó alzando la mano en un enérgico saludo, ambos chicos detuvieron su charla para voltear a verla y al notar ambos de quién se trataba le devolvieron la sonrisa mientras la saludaban para ponerse a conversar casualmente con ella, estos dos chicos de cierta forma hacían un "Contraste" curioso al ser uno más alto que el otro y como haciendo más énfasis en la diferencia el más alto tenía una cabellera castaña larga, bastante larga para un hombre, mientras que el más pequeño tenía un cabello azabache profundo pero corto, bastante normal. Una vez agregada la chica al pequeño grupo, los tres parecían tener una agradable y animada charla que tenía muchas risas de por medio.
 

Pronto todos los duos, grupos, o alumnos en solitario, terminaron atravesaron la gran entrada del instituto, dejando solamente un gran vacío y silencio mientras la puerta comenzaba a cerrarse automáticamente al  ser ya pasadas la hora de entrada, sin embargo a lo lejos se veía una silueta femenina acercarse a toda velocidad, sin duda estaba dando su vida en alcanzar a llegar antes de que la puerta se cerrase, logrando su cometido justo segundos antes de que se cierre por completo. La joven chica de cabellos negros, los cuales traia atados en una coleta alta, estaba exhausta recuperando el aire mientras se apoyaba sobre sus rodillas, sin duda había dado todo de si en esa carrera pero no habia sido en vano, ese simple pensamiento le hizo formar una Gran y animada sonrisa mientras también se perdía en los pasillos del lugar.
 

Esta es su historia, la historia de unos jóvenes "Unicos" en un mundo que convirtió lo "Unico" en algo común, unos jóvenes con problemas de jóvenes,  unos adultos con problemas de adultos y adultos que ayudan en sus problemas a los jóvenes, así como jóvenes que ayudan con sus problemas a los adultos, esta historia quizás inició aquí, pero no es solo de ellos, es la historia de todos, de esta "Ciudad" llena de jóvenes "Unicos" y adultos "Comunes", llena de "Personas".
 


 



LK

Editado: 13.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar