descendencia magica

Tamaño de fuente: - +

primer día de clase

Hoy es mi último día en esta dimensión y aunque no quiero marcharme, voy camino a la casa de mi tía voy saliendo de la escuela de magia, y por tan solo cuestión de segundo llego a casa, ya algunas cosas se encuentran empacadas en cajas, solo me dirijo a mi habitación la que pronto dejara de serlo.

Guardo la ropa y salgo a ver si mi tía tiene todo listo para marcharnos a la tierra, es un viaje rápido gracias a mi tía, ella es una hechicera negra y gracias a ello puede abrir portales de una dimensión a otra, al llegar a la tierra todo el ambiente se me hizo extraño ya estaba acostumbrada a estar en beltane.

El portal se abrió en el bosque cerca de donde estaba nuestra casa, al verlo comienzo a recordar las caminatas que hacia cuando apenas era una niña aprendiendo a usar su magia, una sonrisa se escapa de mi al recordarlo, esta noche daré una caminata a la luz de la luna como las de cuando era niña.

Mis padres organizaron una cena de bienvenida para mi tía y para mí, en casa solo nos encontrábamos mis padres, mi tía, mi hermano mayor y yo, no me sentía muy a gusto pero me limite a comer en silencio, de vez en cuando mi padre me preguntaba sobre la escuela y todo lo relacionado a lo que hacía en la otra dimensión.

Mi madre y mi hermano eran hechiceros blancos en cambio mi padre y su hermana, mi tía eran hechiceros negros entre todos los hechiceros que habían en el universo solo existían 5 hechiceros negros y tres de ellos pertenecían a la familia de mi padre los tanwer, yo aún era una hechicera de tierra.

Espero que los dos años que pasare aquí en la tierra logre dominar el resto de los elementos, porque hay algunos casos de hechiceros que solo dominan un elemento en toda su existencia y aunque a veces me cuesta acostumbrarme a mis poderes no quiero quedar clasificada como una fracasada en mi familia.

Pero de verdad la magia no era lo mío, yo solo quería continuar mi vida como una simple mortal, estudiar en una escuela normal y después de eso conseguir el amor de un mortal y formar algún día una familia y ya solo eso, en mis planes nunca estuvo la magia.

Lo único que me mantiene feliz de mi regreso a la tierra es que después de rogarle a mi padre acepto que estudiara en el instituto los dos años que me quedare en la tierra, así que eso traerá un poco de normalidad a mi vida, y mañana seria mi primer día de clase.

Después de la fabulosa cena cada uno se fue a su habitación, mi tía regreso a beltane no podía estar mucho tiempo fuera debido a que ella era parte del concejo de hechiceros y mi hermano se fue a su casa, mis padre es el encargado aquí en la tierra y su hermano mayor loxor que era el líder en el consejo.

Como me encontraba demasiado cansada no fui a dar mi caminata nocturna ya será otro día en que la realice, al irme a mi habitación y acostarme me quede dormida en pocos minutos, me levante temprano porque hoy tendría mi primer día de clases, me encontraba nerviosa, no sabía si encontraría a algunos de los chichos que conocí en mi infancia o si los reconocería a ellos o ellos a mí.

Aunque no tuve amigos porque desde pequeña mis padres me alejaron de todo, pero esta vez sí vengo dispuesta a tener una vida normal como cualquier adolescente, aunque no lo creo fácil a veces puedo ser tímida si no me siento a gusto con las personas a mí alrededor.

Me visto con algo de mi nuevo guardarropas y salgo de la habitación para desayunar algo antes de ir a clases, salgo de casa junto con mi papa porque él me va a llevar a mi primer día de clases, me dijo que al salir no podría venir a buscarme que mi hermano Luke vendría por mí.

Llego al instituto junto a mi padre, me quedo observando la manera en que los chicos están vestidos y es muy diferente a como vestían en beltane que en estos momentos le agradezco a mi mama por la ropa que me ha comprado.

Me despido de mi padre y bajo del auto y entro al instituto a buscar mi horario de clases y voy hasta el aula donde tengo que ver idiomas, el profesor entra y da la clase tranquilamente y cuando y cuando termina trato de mantenerme alejada de todos para no llamar mucho la atención.

Pasar desapercibida el resto del día me funciona perfectamente, al salir del instituto mi hermano se encuentra recostado en su auto que esta estacionado cerca de la entrada, varias chicas pasan y se les quedan mirando porque a decir verdad mi hermano es muy apuesto.

Cuando llego a su lado el me abraza y después entramos al auto, él va conduciendo tranquilamente y yo comienzo a hablar para romper el hielo que hay entre ambos, nos alejamos mucho cuando él se marchó a beltane.

-cuéntame que has hecho en mi ausencia. – le pregunto para ponerme al día con su vida.

-pues nada, trabajar como un simple mortal, ya tengo mi propia empresa y me está yendo muy bien. – recuerdo que después de su iniciación Luke no siguió practicando su magia.

-me parece bien, y en el amor como te va.

-pues tengo una novia maravillosa tienes que conocerla. –le sonrío y le digo.

-me encantaría y también tu casa. – el voltea a verme rápidamente y habla de nuevo.

-pues si quieres vengo el viernes a buscarte para que pases el fin de semana junto conmigo y con Susan y así ves la sorpresa que te tengo. – me fascina la idea, ella debe de ser una chica maravillosa porque hasta mi mama me ha hablado de ella.



leydymaterano

#6578 en Fantasía
#1453 en Magia
#2825 en Personajes sobrenaturales

Editado: 11.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar