Desde mi cielo

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 12: Toreador / Apocalyptica

     Estoy caminando de un lado a otro, reflexionando, pensando mientras Warlock y Rita hablan, ella claramente se ve sorprendida de mi presencia, ella me vió llegar al hospital casi muerta, entiendo su sorpresa. Veo fijamente la computadora, aún está marcado el sitio a donde llevan las coordenadas, lo veo una y otra vez y me quedo pensativa, está fuera de la ciudad, demasiado lejos, lejos de todo, lejos de cualquier indicio de civilización. No hay nada, no hay ninguna construcción, no hay ninguna estructura, es en una zono boscosa. De repente como si me cayera un balde de agua fría recuerdo mi misión con Demon, es cerca de donde marca el mapa, será que esas personas, esos "terroristas" ¿lo sabían?, ¿por eso se instalaron cerca?, ahora tengo curiosidad por esas personas, no se veían como terroristas y su poder de ataque era muy grande, su organización también. Escucho los pasos de Warlock atrás de mí, me doy la vuelta y lo veo, viene de la mano con Rita la cual me ve con una sonrisa de oreja a oreja, correspondo su sonrisa antes de que Warlock se anime a hablar.

-Bien... hablaremos con Ángel y Caipora... no podemos decidir por ellos... (se cruza de brazos frente a mí) por mí parte sabes que te apoyo... aunque signifique matar a Demon... no tiene buenas intenciones y lo comprendo, estoy contigo, tanto yo como Rita... pero... ellos... ellos es punto y a parte...

-Entiendo... (lo veo directamente a los ojos) ¿Cómo? ¿Cuándo? (mis ojos preguntan a los suyos)

-Iremos a buscarlos de inmediato...(responde Rita viendome aún con dudas) pero... claramente no puedes acompañarnos... si te descubre Miller... pero... el hecho de quedarte aquí... también implica un riesgo... (se acerca y toma mi mano y la aprieta, noto como sus ojos se empiezan a llenar con lágrimas)

-Tranquila... vayan... yo me quedo aquí... si es necesario me escondo... yo veo como sobrevivo... (le guiño un ojo a Rita, es la más preocupada por mí)

-Por favor... en verdad... cuidate mucho... (se acerca y me abraza con fuerza, siempre ha sido la más sentimental, veo como Warkock la ve con cariño, se enternece al vernos abrazadas cuando se separa veo que sus mejillas están húmedas por las lágrimas que han caído por ellas) no sabes el gusto que me da que estes entre nosotros aún... 

     Se aleja lentamente y regresa la mirada hacia Warlock con alegría y lágrimas, este le da un beso tierno en la frente, regresa su mirada hacia mí, me sonríe y me da un pequeño golpe en el hombro. 

-¿Segura que podrás estar aquí sin romper nada en lo que regresamos? (me ve directamente a los ojos)

-Yo puedo hacerme cargo de cualquier inconveniente... en caso de que se presente... (lo veo con seguridad)

-No tardamos... nos separaremos para ir más rápido... (me dice Warlock y después voltea a ver a Rita)

     Los veo salir del almacén, regreso la vista a la máquina, intentando aprenderme la localización de ese lugar, lo más seguro es que tengamos que ir tarde o temprano. No intuyo que puede haber ahí, que le interesa tanto a Miller. Borro las coordenadas del programa, no quiero dejar rastro de nada aquí.

>>>>>>>>+<<<<<<<<

>>Desde los ojos de Florence<<

     El dolor me carcome, lo perdí de nuevo, perdí a mi padre de nuevo, lo único que me hacia sentir viva y completamente feliz trabajando en esto era... era tenerlos a todos, tener a Sebastián, tener a Yusuf, tenerlo a él, pero... ahora.. ahora ya no está y ese dolor me llena en alma, me rompe el corazón cada vez que respiro, cada vez que pienso en él mi pecho se oprime y el odio, la furia me carcome. Estoy embriagada en mi dolor, en mi coraje cuando escucho que la puerta de mi habitación suena, volteo y noto a Erick, lo veo entrar como en los viejos tiempos con una sonrisa en los labios. Sus ojos me dicen que ya se enteró de lo que pasó.

-¿Cómo estás? (me pregunta recargado en el marco de la puerta, me ve con tristeza)

-No muy bien... (mis ojos vuelve a arder, las lágrimas amenazan con volver a salir)

-Lamento lo ocurrido... apenas me enteré... (camina lentamente hacia mí y se sienta en la cama a mi lado) creí que querrías hablar con alguien... aunque supongo que Hariel ha funcionado bien como paño de lágrimas... (me sonríe y pone su mano en mi hombro)

-Si... bueno... mientras no tenga compromisos con su padre... las cosas no están como para quedarnos pasmados... (volteo hacia él y sonrío de lado)

-Supongo... en verdad lo lamento mucho... sé lo que significaba para ti el General... (me abraza con cariño y yo me hundo en su hombro, no puedo evitar liberar lágrimas y mojar su camisa)

     Cuando nos separamos toma mi rotro entre sus manos y me sonríe mientras acaricia mis mejillas con sus pulgares, es como un hermano mayor, protector, cariñoso, siempre ha sido muy bueno conmigo y aunque como profeta nos distanciamos un poco, sigue al pendiente de mí, escuchandome, apoyandome.

-Todo estará bien... (me sonríe y me da un beso en la frente) anda... mejor dime ¿qué tal te llevas con tu nueva compañera? (suelta mi rostro y me ve divertido)

-Es... algo tosca y mandona, pero... creo que es buena... y sobre todo que es comprometida...(suspiro y desvío mi mirada hacia el suelo)



Sathara

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar