Desde mi cielo

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 17: Ricochet / Starset

>>Desde los ojos de Lucifer<<

     Me quedo a la expectativa, veo como los tres se acercan a mí, caminan felices y victoriosos, noto en la mirada de Roziel cierta altanería y prepotencia. Cuando se plantan frente a mí noto sus miradas sobre mí y no solo las de ellos, los ángeles y demonios que se dieron cuenta de lo que pasaba voltearon a vernos, nerviosos y atentos.

-¿Y bien? ¿Ya decidiste? (me pregunta Roziel con una media sonrisa en el rostro)

-Así es... ya lo decidí... (paseo mi mirada en cada uno de ellos) pero... ¿cómo cumplirás lo que me prometes Roziel? después de todo aquí está su prometido... (volteo a ver a Demon directo a los ojos)

-No es problema, ¿cierto Demon? no tendrá problemas en cederte a la mujer (me sonríe Roziel, noto cierto desagrado en la mirada de Demon)

-Si ese es el sacrificio que el diablo demanda... que así sea (me dice Demon con una sonrisa forzada)

-Bien... cuentan conmigo... diganme en donde y a que hora quieren... (no termino de hablar cuando Roziel me interrumpe)

-En este momento... si aceptas entonces es hora de que nos vayamos... (me ve directamente a los ojos mientras sonríe y me ofrece dirigirme hacia la salida)

-Bien... en ese caso que así sea... (le digo y paso entre ellos dirigiendome hacia las puertas, noto las miradas de los que se quedaron estáticos en la pista, viendo como esos tres van detrás de mí)

     Caminamos fuera del bar, Héctor y Monet aún no aparecen, espero que no hayan tenido complicaciones. Nos acercamos a una camioneta tipo tanqueta, Demon abre la puerta de atrás y me ofrece la entrada, una vez adentro entra él y Roziel, Miller se coloca en el asiento del conductor. Arrancamos y poco a poco vamos alejandonos del bar y de la ciudad.

     Pasamos a toda velocidad por las calles, veo a lo lejos un borrón rojo corriendo entre las calles, podría jurar que es Florence, pero pasó tan rápido que no logré identificarla. Con forme avanzamos pasamos cerca del edificio del Covenant, alcanzo a ver a la lejanía como está destruido, se derrumbó y agudizando un poco más mi vista logro ver a los inquisidores y a Tony con ayuda de Hariel moviendo los escombros. No puedo esconder mi rostro sorprendido y escucho la voz de Roziel, se ríe de manera escandalosa.

-Jajajajajaja ¿viste eso? creo que me superé a mi mismo... y no solo eso... creo que mejoré por mucho el plan de Alexiel... o... ¿tú que piensas Lucifer? (me dice viendome directamente a los ojos)

-¿Y dicen que yo soy la encarnación de la maldad?... 

-Jajajajajajaja vamos... Alexiel solo atacó al Covenant sin éxito, nunca pudo destruirlos, creía que por que se trataban de una fuerza muy grande... más grande que cualquier grupo militar... (suspira y ve por la ventana) pero no son nada de eso.. solo eran tres humanos, dependientes de un grupo de querubines que no han luchado en siglos, se creen tan inalcanzables, tan intocables... creen que solo por el lugar que tenían eran casi santos... ese fue su error... creerse de un rango y una jerarquía más alta que un ángel... 

     Su voz tiene un tono agridulce, lleno de rencor y odio, creo que en general, no solo hacia los profetas, creo que para él, el problema son todos los humanos. No son dignos al parecer. 

-No creí que alguien se atreviera a tanto... has creado un desbalance... (lo veo directamente y mis palabras le causan alegría)

-¡Así es! ahora no hay nada que defienda a los humanos... solo queda Tony con sus inquisidores y Hariel... no será difícil deshacernos de ellos... (me sonríe mientras sus ojos se clavan en los míos)

-¿Y después qué? 

-¿Después qué? bueno mi querido Lucifer... con forme las cosas vayan avanzando te iremos diciendo... no cometeré el mismo error que Alexiel ¿sabes? no pienso darte información para que te sea más fácil traicionarnos.

-¿Con qué fin quieres que me una a ustedes si no piensas confiar en mí? no le veo objetivo... 

-Sabemos de lo que eres capaz, se que eres fuerte, influyente y capaz de levantar al infierno para conquistar la tierra, tienes el poder de dirigirlo, además tu sangre nos ayudará a llegar a nuestro objetivo principal, pero seamos sinceros... hace años traicionaste a la mujer que todos creímos que amabas... de hecho... traicionaste a dos mujeres... casi al mismo tiempo (su mirada se ve cargada de burla mientras que su boca intenta no convertirse en una sonrisa) ellas te daban algo que claramente yo no y si aún así fuiste capaz de traicionarlas... ¿qué me espera a mí?

     Pongo los ojos en blanco y decido desviar mi mirada hacia la ventana, tratando de evitar todo lo posible tener que verle la cara a ese maldito ángel, lo único que me preocupa en estos momentos es llegar a donde sea que vamos y encontrar a Tyra, regresarle su memoria y darle la posión que me dió Brooke. Solo espero que todo salga bien y que no me descubran, lo demás sale sobrando. 



Sathara

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar