Desde mi cielo

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 33: Closer / Lacuna Coil

     Regresamos al campamento de Caín, con la niña y Hariel, todos vamos en silencio, lo que pasó me deja pensando, la niña no deja de llorar y abrazarme mientras que Hariel nos ve con confusión, no aparta sus ojos de ella y eso me incómoda, ¿por qué la ve tanto?. En cuanto llegamos entramos a una de las casas que están cerca, al parecer es de Gio, este se ofrece a buscar a Caín, Rita y Warlock lo acompañan mientras que yo deposito a la niña en el sillón, ha llorado hasta quedar seca. Tomo su rostro entre mis manos y sus ojos se ven hinchados y cansados, verla así me rompe el corazón, pero también me hace pensar que no estoy lista para cuidar a una niña, estos momentos son los menos indicados, pero no significa que vaya a deshacerme de ella o abandonarla ahora que no tiene nada y que deseguro los sobrevivientes ya fueron con el chisme a Roziel, será un blanco más, no puedo dejarla sola. 

-Alessa... (le hablo suavemente, con toda la ternura que puedo)

-¿Qué eran esas cosas? (me ve fijamente y su voz suena débil)

-Eran demonios... y ángeles... (me ve fijamente, clavando sus ojos en mí, no está sorprendida, solo asustada)

-¿Por qué mataron a papá? (noto como las lágrimas empiezan a brotar de nuevo)

-No lo sé... (bajo la mirada y retiro mis manos de su rostro, en verdad no lo sé... ¿qué querían de él?)

-¿Los ángeles son malos? (levanto la mirada hacia ella)

-Algunos... (sostengo su mirada y noto como empieza a tranquilizarse)

-Creo que no deberías de hablar con tanta crudeza con una niña tan pequeña... (se acerca un poco Caipora mientras me lo dice)

-Es una niña... no es tonta... sabe lo que vió, sabe lo que pasó... (me levanto y veo hacia Caipora) no le voy a negar la información (solo veo como levanta las manos en símbolo de rendición y camina hacia la cocina, regreso mi mirada hacia la niña, la veo fijamente y me vuelvo a hincar frente a ella) Yo... yo me llamo Tyra Sheppard... ex teniente del ejercito... yo... peleo contra esos seres que quieren dominar a los humanos... sean demonios o ángeles... lo que sea que nos amenace... ¿entiendes? (ella clava sus ojos en los míos y ve mi rostro como inspeccionandolo)

-¿Por qué dejaste que mataran a papá? (me quedo sin palabras, no sé que decirle)

-No sabía que eso pasaría... no vió llegar a los malos con tu papá... si no ten por seguro que ella los hubiera detenido... (escucho la voz de Hariel a mi espalda, cuando volteo veo como extiende sus alas doradas mientras se acerca a nosotras)

-¿Eres un ángel malo? (pregunta la niña con algo de miedo)

-No... estoy aquí para cuidar de ti y de Tyra... (le sonríe de oreja a oreja mientras yo me levanto y me pongo frente a él)

-Ven hermosa... tienes que descanzar... (Dice Monet mientras camina hacia la niña, la toma de la mano y se la lleva a una habitación, volteo hacia Alessa quien me ve fijamente hasta que Monet cierra la puerta detrás de ellas)

-"Cuidar de mi y de la niña" jajajaja ¿qué mosquito te picó? (volteo a verlo mientras él está ahí, de pie frente a mi con los brazos cruzados y sus ojos azules clavados en los míos)

-Digamos que... tuve una revelación... (me sonríe de medio lado) hable con... con la familia de mi madre y... me están ayudando a corregir las cosas de manera más inteligente... (baja la mirada)

-Que bueno... nos hace falta inteligencia... (dice Caipora, cuando termina su frase se queda reflexionando lo que acaba de decir) o sea... a mí no... bueno... a ella... (entre cierra sus ojos mientras ve como se forma una sonrisa en mi rostro y Hariel empieza a reír) olvidenlo... olvidenlo.... sigan platicando... imaginen que no estoy... (regresa a la cocina)

-Dime la verdad... ¿a qué has venido? (le pregunto sin voltear a verlo, aún con la mirada clavada en la cocina por donde desapareció Caipora)

-Vine por que necesito tu ayuda, necesito que me ayudes a salvar a Florence... (volteo a verlo con interés) tenemos en verdad mucho que hablar... demasiado... hay tantas cosas... 

-Lo sé... tengo tantas preguntas... (me acerco al sillón donde estaba la niña y me dejo caer) no había sabido nada de Roziel hasta hoy... y... del Covenant... no sé si siguen vivos... (levanto la mirada hacia él)

-Lo que queda del Covenant... digase Tony, Sebastián y Yusuf... están vivos... pero no pueden hacer mucho... son atacados constantemente... pareciera que solo quieren mantenerlos a raya... (suspira profundamente) aún no saben que cambiaste de bando... Tony sigue esperando tu regreso triunfal... 

-Le dará un infarto cuando se enteren... (me quedo reflexionando y volteo a verlo de inmediato) ¿Cómo es que sabes que cambié de bando?

-A parte de ver tu marca de Caín en la nuca, digamos que en el cielo tengo... una forma... de ver todo... (me sonríe) es... complicado... 

-Si ves todo... ¿sabes dónde está Florence? (me inclino hacia delante, apoyandome sobre mis rodillas)

-No... Roziel no me permite verlos... 

-Bien... (suspiro y me recargo en el respaldo)

-Pero sé lo que tenemos que hacer para salvar a Florence... (regreso mi mirada hacia él y lo veo con atención, noto como saca algo de su cinturón y lo extiende hacia mí, es una empuñadura sin hoja) es el predestinador... (me levanto de inmediato, cuando acerco mis dedos hacia él para querer tocarlo, lo envuelve en su mano y lo aleja de mí) es peligroso que lo uses así... como humana... (levanto la mirada hacia él con confusión)



Sathara

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar