Desde mi cielo

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 39: Take Shelter / Years & Years

-¿Qué carajos está pasando? 

     Es lo único que alcanza a decir, cuando veo la pantalla me sorprendo, son las noticias, solo se ven imagenes de incendios, pero estos son curiosos, son vídeos amateur de internet, todos muestras puertas incendiandose, el fuego que las consume es violeta, por más que echan agua, usan extinguidores, espumas, nada logra controlarlos, lo más curioso es que en uno de los vídeos acercan una hoja de papel y esta no se quema, en otro meten su mano y no sienten dolor y la piel sigue intacta. No tengo explicación a lo que mis ojos ven, volteo hacia Lucifer, no soy capaz de decir nada, pero creo que con mi mirada es más que suficiente, él me ve serio, pensativo. 

-De seguro fue Johan... 

     Es lo único que alcanza a decir antes de que en los noticieros cambien de tema, todos nos quedamos pensativos, Caín sigue con la mirada clavada en la televisión. 

-Ya no hay portales hacia el cielo, ni hacia el infierno... estamos incomunicados... (es lo único que alcanza a decir Caín antes de despegar su mirada de la pantalla)

-Incomunicados... interesante... ¿no? (dice Caipora quien decide apagar la pantalla y por fin se levanta)

-Buena estrategia a mi parecer... (dice Warlock pensativo con la mirada clavada en el piso)

-Están sitiandonos... cortando todas nuestras salidas... ¿tenemos algún plan? (dice Demon desde la cocina, se ve serio, está nervioso y tenso)

-Tengo que regresar con Gio y los demás... traerlos aquí... (volteo a ver a Caín quien asiente con la cabeza) no tengo tiempo que perder... 

-¿Cómo irás con ellos? (pregunta Caín confundido, entonces expongo la esfera de cristal que me dió Naheca)

-Con esto... pero solo tengo una oportunidad... (lo veo fijamente)

-¿Cómo regresarás? (pregunta Demon saltando por encima de la barra para acercarse)

-No lo sé... pero... Hariel y... los ángeles con los que convive... pueden crear portales... (volteo a ver a Lucifer)

-El ejercito de Fuego y Oro... jajajaja vaya... vaya... regresó con su familia el hijo de puta... (dice Lucifer) regresó con esos salvajes... 

-Salvajes no son... (lo veo fijamente algo ofendida por su comentario)

-Bueno... tienes razón... simplemente no son fanáticos enfermos como los que viven en la ciudad de cristal... (me dice sonriendo ampliamente) ¿corres peligro al ir? 

-No... o eso creo... (sonrío mientras veo la esfera fijamente) espero no tardar... (me acerco a Lucifer y lo abrazo, recargo mi cabeza en su pecho y él me envuelve con ternura)

-Te estaré esperando aquí... (me dice al oído y después besa mi cabeza con cariño)

     Me separo un poco de él, le doy un beso con cariño que él responde cálidamente, camino hacia la salida de la casa, no sé que tanto desperfecto vaya a hacer al estallar esta esfera en mi pecho, la veo fijamente con algo de duda. 

-¿Cómo se supone que funciona esa cosa? (dice Caipora detrás de mí, volteo y lo veo fijamente)

-Tengo que explotarla en mi pecho y se supone que con eso viajo de nuevo al cielo (él la toma y la ve con cuidado y precaución)

-Vale... vale... (levanta su mirada hacia mí con preocupación y después sonríe) buen viaje teniente (con una mano me agarra del hombro y veo como la otra mano que tiene la esfera se descarga con fuerza en mi pecho)

     Todo se vuelve blanco, poco a poco empiezo a perderlos de vista, siento que caigo hacia atrás lentamente, de repente mi cuerpo pega en el piso, me saca el aire y a parte me duele el pecho por el golpe que me dió Caipora con la esfera, maldito desgraciado, por eso quería hacerlo yo, me levanto con ganas de buscarlo y golpearlo, pero cuando veo solo noto edificios tipo griegos con plantas por todos lados, me termino de enderezar y no alcanzo a comprender bien como pasó, siento mi estómago revuelto, empiezo a caminar sin rumbo, me siento perdida hasta que una voz conocida me llama. 

-Teniente Tyra, un gusto verla de regreso, me preguntaba cuanto más iba a tardar... (veo a Zanza caminando hacia mí con una sonrisa de oreja a oreja)

-¿Qué..? vaya... que efectivo... (me ve con curiosidad por mis palabras) ¿Dónde están?

-Sigame por favor... 

     Caminamos a través de piedras y hierba, abriendonos paso hasta llegar a las construcciones importantes, entramos por una puerta y veo a Monet con la niña en sus piernas, jugando, cuando Alessa voltea hacia donde escucho el ruido de la puerta abriendose me ve con alegría, salta de las piernas de Monet y corre hacia mí hasta que se abraza a mi cintura, acaricio su cabeza y después la alejo un poco, me hinco frente a ella y la abrazo con fuerza.

-Me alegra verte de nuevo... (le digo con ternura mientras disfruto nuestro abrazo) 

     Levanto la mirada y veo a Gio frente a mí, con sus manos en su regazo y sus ojos clavados en los míos, sonríe de oreja a oreja. Suelto a Alessa quien me toma de la mano, camino hacia él y lo abrazo rápidamente. En eso veo como se abre otra habitación y de ahí está saliendo Hariel, atolondrado sin saber que pasa ni poner atención. Suelto a Alessa y corro hacia él, cuando está consciente de mi presencia se sorprende, yo brinco y lo empujo de regreso a la habitación de donde salió, entro también y volteo hacia afuera, noto la mirada de Gio, sorprendido yo solo le guiño un ojo antes de cerrar la puerta, cuando volteo hacia Hariel está en el piso, apoyado sobre sus codos viendome confundido.



Sathara

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar