Despertar

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2

Pasó un mes, y en ese mes había visto a Julián 2 veces. Estaba muy triste, lo quería ir a ver, porque no entendía que estaba pasando. Un día me dice que vamos a pasar tiempos juntos y después se desaparece. No lo entendía, pero lo que si sabía, era que las cosas estaban complicadas por el deporte y el colegio.

Los viernes cuando venía su familia a casa, el no venía, me ponía muy mal porque no lo veía nunca y cuando nos veíamos peleábamos todo el tiempo. Yo cada vez me hacía más cercana a Mateo un compañero del curso, pero éramos solo amigos porque yo estaba con Julián y lo amaba, si me dolía estar separada de él pero cada vez faltaba menos para que nos viéramos todos los días. Ya iba a empezar la secundaria, estaba muy emocionada.

Un día a la salida del colegio viene cata, mi mejor amiga, corriendo a decirme que tenía que ir a la plaza de la esquina que era algo que no me iba a gustar pero era necesario que lo viera, no podía seguir permitiendo esto.

Fuimos a la plaza y vi a una pareja a los besos en un costado pero no le di importancia porque no les veía la cara, le pregunte a cata que tenía que ver que no había nada en ningún lugar, me respondió que eran esos 2 que estaban a los besos, los volví a mirar. La pareja se separó y les vi la cara era Julián y Martina una compañera mía. Sentía que mi cuerpo ya no podía mantenerse en pie, me iba a desmayar en cualquier momento pero no podía dejar que me vieran mal. Me seque las lágrimas y me fui directo a ellos, a Julián le di vuelta la cara de una cachetada y a Martina ni la mire, porque me daba asco. Hacia 2 años estaba con Julián, ella sabía perfectamente que éramos novios, sabiendo eso no entendía como había sido capaz de eso. Sentía pena, lastima, asco por ambos.

Pasaron los días y le había pedido a Valentina que me espera puntual en la puerta para irme directo a mi casa, era obvio que Julián me iba a ir a buscar para hablar, lo conocía tan bien que ya podía predecir lo que iba a hacer. Así fue desde el día que lo encontré con la zorra esa no me dejaba en paz en los recreo me venía a buscar a mi curso pero yo no salía sabia para que era, íbamos a terminar peleándonos o lo iba a perdonar y no estaba lista para perdonarlo, no todavía.

Antes amaba los viernes porque lo veía y ahora los odiaba, siempre encontraba una forma de escaparme de las visitas, me iba a lo de cata o a lo de mi prima, etc. Pero un día no me pude escapar más, lo tenía que ver quería que esto acabara, lo que no sabía era si quería que acabara la relación o el conflicto entre nosotros. Nos vimos y después de horas de charlas lo perdone. Ahora me doy cuenta que me tuve que haber separado, pero bueno tenía 11 años que iba a saber que me lo iba a volver a hacer.

Sí, me lo hizo de nuevo, pero no fueron una o dos, fueron 5 veces. Yo no quería reconocerlo pero así fue. Ya estaba a mitad de primer año del secundario y seguía con Julián. Fuimos a una fiesta de un compañero de él y me lo hizo al frente mío. Supe que era suficiente, llame por el teléfono de la casa a mi mama para que me viniera a buscar, que no quería estar más en esa fiesta, cuando ella estaba afuera le dije a Julián que se había acabado que le perdone muchísimas y que no iba a seguir denigrándome así, ya no aguantaba más. El esta vez no me busco y se lo agradecí estaba suficientemente herida para verlo de nuevo. Las cenas por los viernes se acabaron y no lo vi más. Al año siguiente me cambie de colegio y nunca en mi vida había tomado una mejor decisión.



femiluaa

Editado: 08.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar