Desterrada

Tamaño de fuente: - +

Prólogo

 

 

 

— ¿Qué va a pasar? —susurro ella suave mientras la preocupación le consumía al tocarse su redondeado vientre

 

Era un lunes por la tarde. El viento soplaba moviendo algunas de las hojas que habían caído por el comienzo del otoño. Todo se veía tan tranquilo mientras que  en su cabeza había una guerra de emociones, la cual el miedo iba ganando a zancadas, pero ya a estas alturas, flaquear, no contaba como una opción digna. Ya no.

 

—No lo sé —le miró con dulzura—, pero sea lo que sea que pase, espero que lo pasemos juntos. Los tres —le sonrió y ella le respondió nerviosa

 

—Podrás volver ¿verdad? —nunca había estado tan insegura de algo en toda su vida

 

—Lo juro —se arrodilló en frente de ella tocándole el vientre y besándolo sobre la blusa, para luego inclinarse hacia adelante y besarla en los labios

 

—Recuerda que también me juraste que ella estará bien

 

—Y lo estará —le aseguró—. Ella será fuerte y entonces podré hacerlo.

 

— ¿De verdad no hay otro modo?

 

—Jamás te ocultaría nada

 

—Lo sé —sonrió rota, nostálgica. Aun se acordaba cuando él se lo había confesado todo— es solo que...

 

—lo entiendo, pero confía en mí. Todo saldrá bien y al fin podremos formar la familia que siempre quisimos junto a nuestra pequeña —la abrazó por los hombros y ella suspiro cansada

 

— ¿seguro que es mañana? La siento muy tranquila 

 

—El destino no miente. Será mañana.



VictoriaAlva

Editado: 05.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar