Destino o Casualidad

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2

Ahí estaba yo esperando a que Sandra la secretaria del director me llamara para pasar a su oficina, ella desde que me recogió hace 5 meses en el aeropuerto a sido una de las pocas amigas que tengo aquí y que sin duda me ha ayudado.

- Elizabeth- dice en voz alta- puedes pasar. Yo solo le hago un gesto afirmativo, estaba en la oficina del director porque había culminado mi primer semestres y me informaría en que hospital haría mis pasantías.

- Buenos días profesor- digo nada más habro la puerta.

- Buenos días Elizabeth, pasa y toma asiento- dice señalando los sillones.

- Bien ¿como te sientes despuesnde haber culminado este semestre?.

-La verdad que muy bien. Digo con entusiasmo de haber terminado el primer semestre.

- Me da gusto siente sientas asi, yo también estoy feliz de que hayas culminado y por lo que veo-  dice observando unos papeles sobre el escritorio que me imagino deben ser mis notas- con excelentes calificaciones. Felicidades, estoy muy orgulloso de ti.

-Gracias- es todo lo que digo, ya quería saber cual era el hospital en el que realizaría mis pasantías.

- Bien vamos al grano, estas aquí porque quieres saber en que hospital realizaras tus pasantías, ¿no es así?.

- Si profesor esta en lo correcto- digo haciendo un gesto afirmativo.

-Pues realizaras las pasantías en el Hospital Universitario Central de Asturias, en el área de neurología- dice entregándome una hoja- esta es la constancia expedida por la universidad para que puedas realizarlas.

- Gracias- digo tomando la hoja.

- si te apresuras- dice mientras ve su reloj en la mano- puedes entregarlo hoy y podrás empezar mañana mismo.

-Si lo se, se lo agradezco- digo levantandome del asiento- que tenga un feliz día profesor.

- Igual Elizabeth, éxitos. Hasta luego. 

- Hasta luego- abro la puerto y lo primero que observo es a mi amiga Elena esperandome, ella al igual que Sandra me han apoyado en lo bueno y lo malo.

- Y bien ¿donde te toco?- me dice esperando la respuesta ansiosamente.

- En el hospital Universitario Central de Asturias, en el área de neurologia.

- !Que bien! A mi también, pero en el área de cardiología, nos separaron que crueles son- dice haciendo como si se clavara un puñal en el corazón, la verdad es que ella es una exagerada, siempre exagera en todo, desde que nos conocimos en las primeras clases nos caímos muy bien y no nos hemos separado desde entonces, esnmuy loca de verdad y yo a veces le sigo el juego.

- No exageres que vamos a estar en el mismo hospital.

- Si pero no en la misma área, eso significa que no te veré muy seguigo- dice haciendo puchero.

- Vamos tonta- digo tomándola del brazo- tenemos que ir al hospital a llevar los papeles- digo antes de despedirme de Sandra- adios Sandra nos vemos.

-Para ti soy señorita tonta, vamos tomaremos un taxi para llegar rapido- contesta Elena antes que Sandra.

-Adiós Elizabeth cuidate de esa loca- responde antes de que yo salga de ahí.

Vamos camino al hospital y Elena no para de hablar de lo maravilloso que será la experiencia y que probablemente conozca al amor de su vida, la verdad es que no le presto mucha atención yo solo quiero llegar.

-Llagamos- dice el taxista.

-Gracias- responde mi amiga pagando al chofer. Nos bajamos y entramos al hospital, nos dirigimos a la recepción para hablar con una enfermera que ahí se encuentra, es una señora de más o menos unos 35 años.

-Hola buenos dias- dice mi amiga- con quien debemos hablar para informales que somos las nuevas pasantes de enfermería.

-Buenos días jóvenes, en un momento serán atendidas por la enfermera en jefe, si gustan tomar asiento- dice señalando unos asientos.

-Gracias- respondo y nos dirigimos a los puestos vacíos.

-Te imaginas el resto de tu vida trabajando en este hospital, sería maravilloso- dice mi amiga sentándose.

- La verdad no lo se, no lo había pensado antes como ya sabes no soy de este país y me gustaría volver a Venezuela- respondí mirando hacia el suelo, sin duda alguna extrañaba demasiado a mi familia, mi hogar, mis amigos y quería volver a verlos, así que no había pensado acerca de eso.

- Y si te dieran la oportunidad de ir ver a tus familiares y luego volver para trabajar aquí ¿Que harías?- Pero antes de responder nos llaman. Ambas nos levantamos y nos dirigimos hacia donde se encuentra una señora de la misma edad de la que nos atendió en un principio.

 

- Buenos días mi nombre es Judith Flores y soy la enfermera en jefe- dice dirigiéndose a ambas- ustedes deben de ser las nuevas pasantes.

- Si así es- alcanzo a decir antes que mi amiga.

- Esta mañana me llamaron de su universidad informándome que probablemente ustedes vendrían hoy- nos lo dice y nos hace señas para que la sigamos- me podrían dar sus constancias por favor.

- Si claro - le dice mi amiga, entregándole tanto la de el la de ella como la mía.

- Elena Gómez...

- Soy yo- dice mi amiga alzando la mano.

- Y tu- dice mirandome- debes ser Elizabeth Guillén 

- Si claro- respondo.

- Con que venezolana, eh...

-Si se nota mucho.



MariG

Editado: 01.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar