Destrucción Deliberada

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 9

Hostage - Billie Eilish

 

El señor Massey apenas vio a Aaron acercarse sonrió y dio unas leves palmadas en su hombro para luego presentarnos— Aaron ella es Elizabeth, mi nueva asistente personal, no había tenido la oportunidad de presentarlos.

 

—Un gusto, señora Elizabeth —dijo tendiéndole la mano a mi madre, parecía todo un profesional con ese traje y esa porte. 
 

—El gusto es mio, joven Massey —respondió mi mamá, se notaba que ella estaba feliz de estar aquí.
 

—Y ella es Molly, su hija —dijo presentándome ahora a mí, los ojos de Aaron se dirigieron a los míos y sentí mi pulso acelerarse.
 

Pensé que iba a presentarse como lo había hecho con mi madre, pero en realidad miro a su padre y le dijo— Ya la conozco, compartimos varias clases y es amiga de Andrew.
 

—Me parece perfecto, no lo sabes, pero tu mamá fue compañera de Elizabeth en la secundaria —en cuanto escuché eso giré la cabeza hacia mi mamá y ella asintió sonriendo.
 

—Yo no sabía que el señor Massey era el esposo de Rosalie hasta que un día ella fue a su oficina y nos encontramos —contestó mi mamá. Yo ni siquiera contesté, ¿porqué, de todas las miles de personas que habían en esta ciudad, mi mamá tenía que trabajar justo para el papá de Aaron? vaya casualidad, era eso o el destino quería ponernos a Aaron y a mí juntos en cada lado, creo que leer tantas novelas de romance me estaba afectando un poco. Pero observándolos bien, se puede notar claramente su gran parecido, se nota que son padre e hijo; ambos con ojos negros, cabello claro y portes de ser los dueños del mundo.
 

—Aaron, ¿que te parece sí llevas a Molly a conocer el jardín y a hablar un rato? supongo que se aburrirá menos si está con alguien de su edad, su madre y yo tenemos una conversación ahora con una persona muy importante para cerrar el trato aquel —propuso el señor Massey. Aaron no lo pensó dos veces y posó una de sus manos en mi espalda baja para guiarme lejos de ahí, por alguna razón no había dejado de mirarme en el tiempo que estuvimos con nuestros padres y eso me hacía sentir más nerviosa, miré a mi mamá y ella parecía contenta por mi nueva compañía. Salimos al jardín y habían más personas allí, solo que no tanto como adentro, comenzamos a caminar alrededor de las plantas y los pinos sin decir ni una sola palabra, me sentía extraña con todo eso.
 

Llegamos a un quiosco que estaba frente a la piscina, desde aquí se podía ver el interior de la cocina de la casa, pues esta tenía una pared de cristal que transparentaba todo, no me di cuenta en que momento Aaron se había acercado tanto hasta que sentí sus manos posarse en mi cadera, el corazón se me aceleró ante su cercanía repentina, demostrando a su vez que tenía voluntad propia y todo mi cuerpo se puso en alerta debido a ello, mi mirada se dirigió a la suya y pude ver lo oscuro que esta era y el destello de deseo que reflejaba— Ese vestido te queda demasiado bien... —pronunció con esa voz grave y varonil que debía admitir, me atraía mucho.    

—¿Qué haces? —balbucee, estaba sumida en un trance totalmente desconocido para mi, es como si mi cuerpo estuviera consciente de su cercanía y lo reconociera de alguna forma, inclinó su cabeza y sus labios fueron a mi cuello, donde dejó un suave beso, mi piel reaccionó erizándose por completo y un ligero escalofrió atravesó toda mi espalda al sentir su lengua pasarse por el lugar, después dio un leve mordisco que hizo que se me escapara un suave gemido— A-aron—intente decir, pero fue inútil cuando un gemido fuerte salió de mi garganta al sentir sus dientes presionar más duro, pude sentir su sonrisa en mi piel al escucharme ¿porqué me estaba dejando hacer aquello? yo claramente no tenía intensiones de involucrarme con alguien como él, era un terreno muy peligroso para mi pobre corazón, pero como había dicho antes; mi cuerpo se encontraba en un extraño trance que no dejaba a mi cerebro conectar con el resto de mis partes.
 

—Molly, Molly, Molly —pronunció y al segundo sentí sus labios sobre los míos, presionando y luego moviéndose exigentes, enviando oleadas de placer a todo mi cuerpo, sin darme cuenta mi boca estaba respondiendo a la suya como si tuviera voluntad propia y mis manos se posaron alrededor de su cuello atraiéndolo más a mí, sus manos estaban firmes en mis caderas y pegó mi cuerpo al suyo, podía sentir su abdomen plano a través de la tela de su traje. Díos, ¿qué era todo eso? jamás sentí una sensación igual con un beso, todo mi cuerpo hormigueaba. 


Un estruendo se escucho en toda la casa haciéndonos separar al instante, seguido de varios tiros que me hicieron soltar un grito, la mano de Aaron se posó en mi boca impidiéndome emitir cualquier sonido— Shh, ahora mismo no sabemos que está pasando, será mejor que nos escondamos —murmuró en voz baja, asentí y me liberó la boca— Vamos, es peligroso estar aquí—dijo tomando mi mano para correr por la parte oscura del jardín, sentía la adrenalina provocada por el miedo subir por todo mi cuerpo, llegamos a una pared que supongo es para dividir los limites de la casa, me siguió guiando por ella hasta alcanzar un lado que estaba lleno de arboles y flores, se acercó a la pared y empujó uno de los ladrillos que estaban flojos, presionó lo que parecía un botón rojo y un pedazo del piso se abrió dejando ver unas escalera subterránea, se escuchó otro disparo y rápidamente Aaron me jaló haciéndome bajar las escaleras seguida de él, una vez adentro cerró presionando otro botón y encendió una lampara.



Moonlight

Editado: 15.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar