Detrás del antifaz

Tamaño de fuente: - +

Un almuerzo (no tan) angelical.

*Zafiro*

Estaba entrando con Rubí al local de comida rápida en el que habíamos quedado almorzar con los chicos. Jade había puesto en el grupo que tenía que hablar con nosotros sobre algo importante asique habíamos acordado comer todos juntos. Y aunque yo sabía que era eso “importante” que nos tenía que decir, prometí fingir sorpresa.

Al fondo del local, en una mesa apartada, ya se encontraban Hades y Thanos discutiendo en susurros. Cuando nos vieron acercarnos, dejaron de hablar y mientras Thanos se paraba con una hermosa sonrisa pintada en su rostro, Hades miraba todo como si odiara al mundo.

-Hola mis bellas damas.- Respondió mi amigo tomando nuestras manos y dejando un suave beso ahí.- Tomen asiento, solo faltan Jade y la otra.

Le dirigí una mala mirada, no era novedad que Amatista y Thanos no se llevaban bien, ni jamás lo iban a hacer. Tome asiento al lado de Hades y le sonreí esperando una reacción de su parte, siempre habíamos sido cercanos, pero desde hacía un tiempo, las cosas no eran como antes, simplemente recibí una mirada fría de su parte. Cuando iba a decir algo, la dulce voz de Jade, se hizo presente.

-Perdón por la tardanza, pero alguien tardo en elegir que ponerse.- rodo sus ojos y toma asiento frente a mí.

-Como sea, porque no revelas la verdad del misterio.- La dura voz de Hades nos sorprendió a todos provocando un silencio incomodo que decidí romper proponiendo que primero pidamos algo para comer.

Quince minutos después, con nuestras hamburguesas sobre la mesa, Jade decidió terminar con el misterio.

-Bueno, necesitaba hablar con ustedes porque tome una decisión.- Dijo mientras jugaba nerviosa con el sorbete de su refresco. Todas las miradas estaban sobre ella, asique le di una leve patadita por debajo de la mesa para que me vea y cuando lo hizo, le sonreí dándole todo mi apoyo.- Estoy fuera de los ángeles.- Dijo después de tomar un gran suspiro.

Todos allí tuvieron una reacción distinta, pero la que más me sorprendió fue la de Hades. Una risa que daba escalofríos salió desde el fondo de su garganta, provocando que todos fijáramos nuestra vista en él y lo que reflejaban sus ojos no era algo agradable.

-No puedes hacerlo, lo sabes.- Levanto un dedo para que se mantuviera callada cuando Jade quiso contradecirlo.- Salvo que quieras que tu real identidad salga a la luz.

-Claro que no quiero eso, no seas idiota.- Le respondió Jade aparentado fortaleza, pero sabía que por dentro estaba destruida. Nadie podía saber su real identidad y menos ahora. – Pero no puedo volver a los escenarios.

-¿No? Y si se puede saber ¿Eso por qué es?- La burla estaba presente en la voz de Hades. Cuando Thanos trato de calmar las aguas, Amatista simplemente lo mando a callar  y le repitió la pregunta a Jade quien después de meditarlo unos segundos, soltó la verdad.

-Porque estoy embarazada, y si bien ahora no se nota, no va a tardar mucho en hacerlo.- El shock del grupo de vio opacado por un fuerte golpe en la mesa.

-Me importa una mierda si te embarazaste por puta…Jade, no te vas a bajar de los ángeles y menos ahora. Tenemos lo que resta del año lleno de eventos y no vas a arruinarlos.

-Ya es suficiente.- grito Thanos.- Deja de lado esa actitud de mierda Hades.- resalto su falso nombre.- Jade, cariño, ¿te encuentras bien?.- Tanto su voz como su expresión se había suavizado cuando se dirigió a mi amiga quien había dejado correr algunas lágrimas por sus mejillas.

Ella asintió y cuando Rubí le pregunto quién era el padre, Jade comenzó a contar una historia conocida para mí. Conto que ella conocía a Kellian, el amigo de Noah, alias ojitos y como habían tenido varios encuentros con el antes de que estuviéramos en su despedida de soltero. Cómo se enteró del embarazo, su reacción y su insistencia, aun ahora en que abortara. En todo momento mantuvo su voz tranquila y serena, pero sus ojos reflejaban la lucha interna.

-Lo siento.-Todas las miradas se fijaron en Hades quien miraba fijamente a Jade mientras se paraba y se agachaba a su lado.- Realmente lo siento Jade, solo…

-No pasa nada Hades, quédate tranquilo.- Dijo ella acariciando su mejilla.- Mi último evento va a ser la gala de cumpleaños de la señora Katsaros.

-Gracias y cuenta conmigo para lo que necesites.- Dejo un beso en su frente y volvió a su lugar.

Mientras la conversación volvía a fluir en la mesa, el brazo de Hades se posó en mis hombros y me dedico una sonrisa cálida.

Y por ese momento, recupere a mi amigo.

 

*Nella*

Habíamos pasado toda la tarde en la playa donde estaba el hotel y ahora nos estábamos preparando para una fiesta en otra cercana. Habíamos cenado algo rápido y cada uno se había dirigido a su habitación para arreglarse.

Cuando salí del baño envuelta en la toalla, Greta e Igor, ambos en ropa interior, estaban tirados en la cama cantando a los gritos Born this way. Les tome una foto que subí a las historias de instagram y me coloque mi propia ropa interior.

-Vamos, cámbiense joder que quiero fiesta.

-Nella, amor de mi vida.- Dijo Igor acercándose sensualmente hacia mi.- Yo puedo darte esa fiesta.



ChicadePapel

#428 en Joven Adulto
#216 en Thriller
#84 en Suspenso

En el texto hay: traicion, desamor y amor, familia y amigos

Editado: 22.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar