Detrás del antifaz

Font size: - +

La guarida de Pinky y cerebro.

- Arriba dormilona!!!- Después de escuchar eso, sentí como un pequeño cuerpo se tiraba encima mío, mientras reía como loco. 

- Rorro, ya quítate, no puedo respirar- Dije en medio de risas, tratando de sacarme de encima  a la pequeña bolsa de papas. 

Me había despertado alrededor de las 5 con ganas de tomar agua, por lo que  tuve que ponerme un pijama, y ahora sinceramente lo agradecía. Romeo bajo de mi espalda, para tomar su lugar a mi lado y ahí pude observar la escena completa: apoyado sobre el marco de la puerta, mi hermano mayor, vestido con unos jeans oscuros y una remera a juego, cargaba un desayuno con mis cosas favoritas y una tonta sonrisa en su rostro mirando la escena. 

-Buenos días, Nella durmiente, o mejor dicho buenas tardes...-Dijo tomando asiento a los pies de la cama y dejando la bandeja a su lado. - Te traje algo para que comas, no  olvide nuestra excursión de hoy y tenemos que volver para la cena, así que debemos apurarnos. 

Observe el reloj en mi mesita de noche y veo que son las 2 de la tarde. ¿Por que dormí tanto?. Mire a mis hermanos, hacia dos años que no estábamos así, los tres juntos. Había muchas cosas que tenía que hablar con Gio, muchas dudas y si iba a ser sincera, muchos reclamos. Se había borrado hacia dos años y sabia el motivo: En su última visita, había descubierto que Greta estaba saliendo con un compañero del instituto, creó un alboroto enorme que dejo al pobre chico en el hospital, y escapo... nuevamente. Les di un beso a casa uno en la mejilla, tome el vaso de la bandeja y una tostada y me pare.

-Muchas gracias por el casi almuerzo mis bellos hombres... - Dije haciendo una reverencia- En 10 minutos estoy lista, toma provisiones niño bonito.- Le dije a mi hermano mayor mientras me dirigía al baño.

Después de haberme dado una ducha rápida, baje a la sala ya lista con el cabello atado con un simple moño algo desordenado, unos short y zapatillas. No podía ir demasiado arreglada a donde nos dirigíamos. Gio ya estaba esperándome en el auto, así que me despedí de Rorro y mis padres, quienes me recordaron que debíamos estar en casa antes de las 9 para una cena con los Black, por lo que no íbamos a tener mucho tiempo para nosotros y salí. 

El camino duraba alrededor de una hora, y lo pasamos cantando al ritmo de un CD que tenía Gio en su viejo auto, con música de varios estilos. Nos dirigíamos a un lugar que adoptamos como nuestro hace años y que solo nosotros dos, el abuelo K y nuestra nana sabíamos que seguíamos visitando: La vieja casa de los Katsaros. Nuestros abuelos habían vivido ahí toda su vida, cuando no estaban de viaje, y hacia ya 10 años que estaba abandonada. En sus días de gloria, solía estar llena de vida y risas, con un jardín plenamente verde y lleno de flores que solo la nonna Kia sabia mantener. Cuando la abuela se fue definitivamente, el abuelo se mudo a una linda casa con vista al mar en Grecia y nadie quiso volver, era muy doloroso estar ahí sin su melodiosa voz o sus deliciosas comidas. Pero Gio y yo no pudimos desprendernos de ese lugar, fuimos felices y libres desde que teníamos memoria ahí así que, lo convertimos en nuestro lugar, en la guarida de Pinky y cerebro, tal como la nonna nos había bautizado.  Mantuvimos el jardín cuidado, al igual que la piscina y el invernadero, pero cuando mi hermano dejo de venir era muy doloroso para mi seguir haciéndolo sola. 

Llegamos y nos recibió la enorme reja con las iniciales de los abuelos, la cual Gio abrió e ingresamos. Todo seguía igual, aunque un poco descuidado: Los pastos altos, las flores marchitas. Decidimos entrar a la casa, ya que por lo que reflejaba el cielo, en cualquier momento llovería. Con las mochilas a cuesta, nos sentamos en el sillón que alguna vez llenamos de barro con nuestros zapatos después de correr por el jardín de la abuela y nos miramos a los ojos sabiendo que debíamos ser completamente sinceros, fieles a la promesa que hicimos cuando pisamos este lugar después del funeral. 

- Bueno hermanita, creo que te debo una explicación.. una gran explicación. - Dijo Gio sacándose las zapatillas que llevaba y mirando por la ventana del lugar.

-Soy todo oídos, niño bonito.- Le dije, para después imitarlo y ponerme cómoda, lista para oírlo de principio a fin. 

- Bueno, por donde empezar... como bien sabes todo comenzó cuando papa descubrió mi romance con Greta. Eramos chicos, ustedes aun mas y no comprendimos la dimensión de nuestros actos- Soltó un gran suspiro y tome su mano, sabia que venia la parte complicada para el.- Como bien tu sabes, Greta es una hija mas para nuestros padres, pero eso nunca la hizo apta para ser mi pareja. Papa pensaba usar mi amistad con  Grace Black para casarnos y así fusionar las empresas. El único problema es que Grece y yo siempre fuimos mejores amigos y yo estaba enamorado de Greta. 

>> Cuando papa lo descubrió (sin haber descubierto nuestro romance) se enfureció. Me recalco que como su primogénito tenía un deber para con las empresas y que tenía que enamorar a Grace como de lugar, me negué al igual que Grace, y nos amenazaron con sacarnos la herencia. No me importo y mucho menos a ella, no nos íbamos a condenar a una vida donde no fuéramos felices. Joder, yo tenía 20 años solamente, solo pensaba en estar con Gre, jugar al fútbol y terminar mi carrera en administración. Pero todo se complico cuando, unos meses después de esa discusión, papa te escucho hablando a ti y Greta sobre su atraso. Ahí comenzó todo realmente, me fue a buscar y me dijo que si terminaba con eso de inmediato y desconocía al supuesto niño, se encargaría de que mandaran a Greta al lugar mas recóndito de la tierra y dar en adopción a mi hijo e iba a hacer publica las preferencias de Grace. Y ahí me atrapo, ambos sabemos lo influenciables que pueden llegar a ser los padres de Greta cuando nuestro padre es quien habla, y Grace prefería mantener su secreto hasta que todo en su casa se calmara. 



ChicadePapel

#819 at Joven Adulto
#464 at Thriller
#185 at Suspense

Text includes: traicion, desamor y amor, familia y amigos

Edited: 05.01.2019

Add to Library


Complain