Detrás del antifaz

Font size: - +

Al borde del colapso

Estaba terminando de arreglarme para bajar a cenar. Los invitados ya habían llegado y la única que faltaba era yo.

No podía dejar de pensar en la conversación que tuvimos con Giorgio y las dos bombas que me soltó ahí mismo. Estaba en problemas y lo sabia. 
Cuando volvimos a casa ya se había largado a llover por lo cual, nos habiamos mojado bastante y había tenido que volver a ducharme.
Ahora mismo, me veía al espejo con el vestido corto y negro que había elegido y solo quería que esto pasara rápido para poder irme a dormir. Ilusa de mi.

 

Coloque mis tacones, acomode mi cabello y después de una última mirada me dispuse a bajar las escaleras, procurando no torcer mi  pies. Se escuchaban las distintas voces provenientes de la sala y pude reconocer la voz de Igor entre ellas. ¿Que hacia el aqui? 
Con un profundo suspiro, termine de bajar la eterna escalera y levante la vista ante el silencio sepulcral que había en el lugar, encontrándome con todas las miradas puestas en mi . Mis ojos barrieron la habitación, no solo encontrando a mis padres y hermanos, los Black e Igor con su familiar, si no que también a Greta con su familia. Ella llevaba una máscara de desinterés en su cara, pero si veias atentamente sus ojos podías notar la tortura que significaba estar en la misma habitación que mi hermano.

-Buenas noches, disculpen por la demora. - Dije mientras me acercaba a darle un beso a mi madre en la mejilla. Luego procedí a saludar a cada uno de los presentes de manera mas formal, incluso a mis dos mejores amigos.

-No hay inconveniente cariño, no llegamos hace mucho. - Dijo la señora Black, con una dulce mirada de comprensión.

- La cena va a estar lista en un minuto, pasemos al comedor.- Dijo mi padre haciendo un gesto para que todos pasáramos, pero cuando fue mi turno, detuvo mi brazo delicadamente y me dijo al oido - Comportate cielo mío.- La simple frase me provoco un terrible escalofrío y con una leve sonrisa seguí al resto.

(...)

La cena había pasado sin mayor problema, los Jefes de familia se habían entretenido en una charla sobre negocios, donde rara vez Noah y Giorgio intervenían. 
Cuando fue hora del postre, presentí que algo iba a pasar y no me equivoque.

-Cuéntame Giorgio, ¿Porque decidiste volver después de tanto tiempo?- Pregunto el señor Black, mirando fijamente a mi hermano.

-Papá- Dijo Grace, la hermana de Noah, quien había llegado al país junto con Gio.

-No Grace, déjalo. - Intervino mi hermano evitando la tercer guerra mundial. Si Grace tenía una característica que la representaba, era su carácter fuerte y marcado. - Vine por varios motivos: negocios y  familia, por lo cual también me acompaña Grace  y porque tengo un anuncio importante que hacer.

En ese momento, vi la mirada de mi padre dirigirse a Greta, quien estaba sentada al lado mío y comenzó a temblar levemente. Tome su mano y le dedique un suave apretón de apoyo.

-¿Anuncio? -  Pregunto la madre de Greta.

-Si señora, me... - tomó una profunda respiración y yo solo rogué porque no dijera lo que estaba pensando.- Me voy casar en dos meses y me voy a establecer definitivamente aquí, con mi esposa e hijo.- Dijo Giorgio, terminando la oración con resignación.

¿Hijo? ¿Mi hermano era padre? ¿O iba a serlo? Todos comenzaron a felicitarlo. No podía creerlo, claramente en su relato de esta mañana había faltado ese pequeño detalle. Y además, ¿como va a decirlo en frente de Greta? Que mierda pasaba por su cabeza en estos momentos.
Salí de mi mundo, cuando sentí un tirón en mi mano y un sollozo lastimero que podría reconocer en cualquier lugar del mundo. Mi mejor amiga, después de dedicarle un débil "felicitaciones" a su antiguo amor, salio disparada hacia el jardín. Intercambiamos una mirada con Igor, quien se había movido hacia mi lado luego de la noticia y sin decir nada, salimos tras ella. A lo lejos, pudimos escuchar a Lucas, el hermano de la fugitiva, furioso decirle a Giorgio algo sobre el momento oportuno.

Cuando llegamos al pie de mi casa del árbol, nos sacamos los zapatos y subimos cuidadosamente. Allí, en un rincón hecha un ovillo, estaba mi mejor amiga, mi hermana llorando desconsolada con las manos sobre su vientre. 
Lentamente nos acercamos, y flanqueándola la abrazamos en silencio. No había mucho que decir, sabíamos lo que pasaba por su cabeza en este momento.

- Es injusto por muchos motivos, ¿saben? Pero no puedo prohibirle seguir adelante. No puedo obligarlo a vivir mi realidad. - la voz de Greta salía rasposa y llena de dolor.- Cuando di en adopción a mi niña hace años, creí que él iba a volver por mi y que juntos íbamos a pelear por ella. Pero nunca volvio, a mi no me dejaron buscarla y ahora va a tener un hijo, con otra mujer, que va a amar mientras que mi hija esta ahí afuera sin saber su verdad.- termino por romperse. Todo era un desastre, esta cena, que pretendía ser un desastre para mi, termino siendo la peor cena en la vida de mi amiga y si pudiera tomar su lugar, lo haría sin dudar.

Hace cinco años, cuando mi padre tuvo la charla que mi hermano me revelo hoy con él, también había ido a visitar a Greta. Ella, con sus 15 años estaba aterrada ante la perspectiva de ser madre. Mi padre le dijo que mi hermano jamás se iba a hacer cargo, que él no iba a perder todo por un niño no deseado. Que sus padres la iban a repudiar y le iban a dar la espalda y que ella jamás iba a poder darle la vida que merecía. Al principio ella no le creyó, pero cuando mi hermano se fue definitivamente, rompiendo su corazon, el relato de mi padre tomo sentido. Greta se fue a vivir con su tia materna al campo, y cuando tuvo a la preciosa beba, sus padres la entregaron en adopción, argumentando que nadie estaba para criar a una niña no deseada. Que mi amiga era muy joven. 
A eso, le siguió una horrible depresión por parte de Gre, por la cual casi la perdemos 3 veces, pero logró salir aunque todavía quedan secuelas que dudo, desaparezcan alguna vez.



ChicadePapel

#819 at Joven Adulto
#464 at Thriller
#186 at Suspense

Text includes: traicion, desamor y amor, familia y amigos

Edited: 05.01.2019

Add to Library


Complain